La Cuba que sólo existe en mi mente

En 1992, cansado, hastiado de vivir en una sociedad cada vez más decadente en todos los sentidos, tomé una determinación que cambiaría totalmente el curso de mi vida. Me decidí a dar un salto hacia adelante, tomando riesgos, pero consciente siempre de lo que hacía, para poder ofrecer a mis hijos lo que en Cuba me era vedado, y no era bienestar económico lo que queríamos, como piensan muchos de los críticos del exilio, sino una vida decente en todos los sentidos de la palabra; el derecho a decidir por ti y por los tuyos sin la injerencia constante de todos los que componen el aparato dictatorial, desde el chivato o esbirro mas desvergonzado hasta el ministro o el presidente más descarado e hipócrita.

El cambio fue duro, muy duro, como ya me habían advertido mis allegados que lo habían sufrido antes que yo. Me costó mares de lágrimas y muchos desvelos, noches sin dormir, mirando al techo, preguntándome si quizás había tomado una decisión errónea, pero el tiempo me dio la razón, no me dejé amedrentar y al cabo de un año, como me habían pronosticado otros, comencé a sentir los cambios en mi estado de ánimo y mi disposición a seguir adelante a toda costa. Aun así, Cuba seguía ocupando un lugar cimero en mis pensamientos y me seguía machacando hasta en los momentos en que menos podria imaginar; sobre todo con los recuerdos de mis familiares que habían quedado atrás, mis amigos de siempre, mis compañeros de trabajo, los de verdad, los sinceros, no los hipócritas, que también abundaron.

Tardé seis años en regresar a la isla, pero para ese entonces ya no reconocía muy claramente lo que quedaba de ella – no sólo en lo material, sino también en el espíritu de la gente – y descubrí, quizás un poco aterrorizado, que ya no me identificaba con muchas cosas de las que veía y escuchaba. Los únicos hilos que me ataban a algo que ya no era lo que yo viví era mi familia y algunos de los pocos amigos y conocidos que quedaban. Este sentimiento lo mantuve por varios años, viaje tras viaje, pensando que quizás era alguna confusión dentro de mí que me hacia sentir incómodo cuando en realidad yo seguía añorando aquello que una vez sentí como mío. Luego sucedió algo y tuve la desgracia de que mi padre falleciera a sólo una semana de mi llegada a Cuba. Debido a su pérdida cancelé mi viaje, porque me sentía tan frustrado de regresar a mi país y no encontrar ya allí a uno de mis seres más queridos y quien más influyó en mi vida, habiendo sido dos cosas muy grandes al mismo tiempo, mi mejor amigo y mi padre. Así fue que  decidí no regresar por un tiempo, hasta que sanaran un poco las heridas y el dolor pudiera ser más llevadero.

Luego, al viajar de nuevo a la isla pude comprobar que he sufrido un proceso de desgarramiento que me ha quitado muchas de las emociones que una vez experimenté. Ahora, cuando voy de visita, una vez que entro al cementerio, beso la tumba de papá y le pongo sus flores, enseguida me pregunto ¿Qué otra cosa tengo que hacer yo aquí? Ni siquiera cuando veo la que fue mi casa, donde nací y crecí, donde me casé y luego nacieron mis hijos, llego a experimentar algún sentimiento afectivo profundo, quizás porque la miro como parte del precio que tuvimos que pagar para poder sacar a mi familia de Cuba.

Por otra parte, de la destrucción material de lo que una vez fue un pueblito alegre y bonito, como muchos otros, ni hablar, y lo mismo sucede para donde quiera que miras, incluyendo la una vez hermosa Habana.

En la actualidad, de mis amigos sólo quedan dos, los otros están regados por el mundo, quedan muy pocos de aquellos que una vez “encendíamos” el parque con nuestra risa, los juegos de basket o volleyball, en las fiestas con las famosas ruedas de casino, o disfrutando los sábados y domingos en la playa de Jibacoa, donde éramos asiduos. Quedan muy pocos de los que ya, hombres hechos y derechos, nos poníamos a intentar “arreglar” lo que no tenía arreglo y que a pesar de algunas diferencias de opinión, nos respetábamos.

Después descubrí que no sólo me sucede a mí, sino que algunos amigos lo han experimentado también y por último le ha sucedido a mis hijos, que hoy tienen 21 y 25 años. Durante sus primeros viajes a Cuba disfrutaban las dos o tres semanas que pasábamos allá, pero ya en nuestro último viaje  llegamos vía Miami un lunes por el mediodía; el primer día todo estuvo bien, amén del impacto que causa ver que la destrucción sigue avanzando y no se detiene. El martes, cuando estábamos almorzando, me dice mi hijo mayor: Papá, quiero que me adelantes el pasaje para irme para Miami antes del fin de semana y yo los espero allá, porque no soporto esto aquí. No me tomó por sorpresa, aunque en realidad no lo esperaba, pero lo mejor del caso es que acto seguido me dice el menor que él también quería irse porque allí no tenía nada que hacer.

Yo digo que mi Cuba, para mí, es sólo un bello recuerdo que atesoro en mi mente,  pero que ya no existe en esta dimensión en que vivimos, porque lo poco que queda de ella, me es totalmente extraño.  Sólo espero que ese recuerdo resucite algún día y se convierta en una realidad que pueda ser disfrutada, si no por mí, quizás al menos por mis hijos y mis nietos.

Hasta que punto nos ha llevado la situación de Cuba a sentirnos como verdaderos extraños en nuestra propia patria es la idea que he querido compartir con ustedes.

Escrito por Reinaldo

PD: Les ruego me perdonen, porque intenté ser breve y no lo logré, pero no quería dejar de expresar todo lo que aquí he dicho.

Anuncios

66 thoughts on “La Cuba que sólo existe en mi mente

  1. Eugene, comparto eso que dices respecto al “capitalismo”.
    El “socialismo” es muy bonito en teorìa, pero no es aplicable pràcticamente.. no existe el “hombre nuevo”.. todo amabilidad, solidaridad y comprensiòn por sus semejantes, que trabajarà 25 hs. al dìa para que los demàs vivan mejor…el ser humano es asì, es sociable, pero individualista por naturaleza, egoista si quieres, pero tambìèn capaz de no comer con tal de ver a sus hijos comiendo, si a alguien se debe es a su familia y a sì mismo…
    Nos guste o no, asì somos todos (incluidos los “socialistas ortodoxos”… ).. saludos

  2. Juanma, no sé si no me hice entender. ¿De cuántos millones hablas? ¿Y cuánto representa eso del total?
    A ver si me explico. En China, matan un millón de chinos, y sigue habiendo la misma cantidad de chinos. Porque un millón, entre tantos millones, está dentro del error, es “menudeo” vaya.
    En Panamá un millón es casi la mitad de la población. Entonces cuando dicen que hay 4 millones de líneas de celular, hablamos de que casi todo el mundo tiene uno y muchos tienen dos líneas.
    En Cuba, un millón es el 10 % de la población. Es uno de cada diez. Uno de cada 10 cubanos vive fuera de Cuba. Hay otros 8 millones que no pueden llevar a su mesa las proteínas necesarias.
    Hay que dimensionar las cifras. ¿Cuántos millones son los que no pueden comer en Argentina? ¿Y cuánto es eso del total?

  3. Gusa, entiende al pobre letrinoso, el no es capaz ni siquiera de resolver sus problemas, pero quiere resolverselos al resto de sus iguales.

    El viejito Marx dijo algo asi como que el hombre, antes de cambiar su entorno, o el mundo, tiene primero que satisfacer sus necesidades mas elementales, pero este camarada parece no haberse enterado de eso todavia.

    Por cierto, su “solucion” es la misma que la del cagalitroso en jefe, quitarle a los que tienen y producen, para darselo a los que no tienen. Y bueno, cuando se acabe lo que repartio y no haya quien produzca mas, pues a joderse todo el mundo.

    Es un genio este tipejo. Todavia no logro entender como malgasta miserablemente su tiempo en la internet, interactuando con sus “enemigos” de clase, los gusanos cubanos.

  4. Reinaldo, entiendo su sentir… igual creo que es un poco duro con el amigo Juanma. Cada uno tiene derecho de hacer de su vida lo que quiera, de pegarse porrazos contra las paredes cuantas veces quiera.. y de opinar lo que le venga en gana.
    Yo le pido disculpas a Ud… si algùn comentario mìo se leyò un poco duro…. y realmente me dio verguenza ajena leer ciertos comentarios, creo que inmerecidos ante su escrito, al que valoro como su sentir, sus vivencias y la historia de su vida. Mis màs cordiales saludos

  5. 100% gusana… sobre la “pobreza” o “falta de comida” en argentina hay opiniones muy diversas (las cifras oficiales son “pintadas”.. al mejor estilo cubano….)
    Pero algunas cosas se saben… por ej. Hay màs de 40.000.000 de celulares (segùn las propias empresas) en una poblaciòn de casi igual cantidad de personas, lo que supone que hasta los bb recièn nacidos tienen su celular (y ni hablar de los viejitos de 80 y màs años…)
    Computadoras : se venden mas de 2.000.000 por año (casi la mitad son notebooks portàtiles). El parque estimado es de màs de 10.000.000 en funcionamiento (màs de una por familia)
    Automòviles : Este año se considera “malo”, sòlo se venderàn 500.000 autos 0 Km. el parque automotor esta en el orden de 8 a 9 millones (un automotor por familia.. promedio)
    Tv? heladeras? otros “bienes”???… todos en menor proporciòn que un paìs europeo (o Usa) pero por encima de la media latinoamericana . No hay punto de comparaciòn con cuba.
    Falta comida???… tierra hay mucha… sòlo hay que ponerse a trabajar… y no esperar que llueva cafè….
    mis saludos

  6. Mau, pues de eso se trata. Del tipo de pobreza.
    Yo he visto personas de escasísimos recursos, que tienen su celular y hasta su blackberry.
    Sin embargo, cuentan como pobres porque no tienen un empleo estable.
    Es cierto que no comen como debieran. Pero, ¿Seguro es por falta de dinero?

  7. Gusa,
    Asi mismo es el detalle, cada quien prioriza (acertada o equivocadamente, no importa) sus necesidades. Y creo que mas importante que comer bien es la llibertad personal de decidir por uno (y la resposabilidad personal tambien por lo decidido).
    A los 15 anhos le dije a mi sobrino, ahora puedes comenzar a trabajar un “part-time” y juntar el dinero para comprarte un auto de 5 o 6 anhos atras.

    Puedes tambien concentrarte en estudiar, finalizar el College y en 5 o 6 anhos mas tener una vida que te permita comprar el auto que te de la gana y viajar con el a donde quieras!.

    (el opto por la primera linea. Fue libre de decidir y tambien de vivir con su decision, de la que el gobierno no tiene porque ser parte, seria una intromision en el individuo soberano)

  8. Reinaldo
    .., el no es capaz ni siquiera de resolver sus problemas, pero quiere resolverselos al resto de sus iguales

    Todos son iguales. “Yo sé la solución , hay q coger toda al riqueza y repartirla por igual”
    Filosofia de lumpen , en fin . “No soy capaz de ganar dinero, pero si de saber que hacer con el”
    En una palabra, Sharik

  9. mau :

    no creo que seamos duros con juanma. por regla general tienen la piel muy gorda. para que sinetan cosquillas hay que caerles a palo limpio.
    figuralmente hablando, por supuesto.

  10. en fin, juanma , tu mismo
    intentaré no hacerte caso. redcordare que ya te dije una vez que la “repartidera social” y las habladurias de “tengo la solucion a los problemas gordos de la humanidad” siempre terminan en dictaduras, asesinatos y mas problemas.

  11. juanma
    suenen violines.
    les dije la lloradera no para.
    Mezcla de tango argentino y culebrón colombiano.
    Como dicen aca
    A llorar a la iglesia
    o
    A llorar al cotolengo

    xxx

    jajajaja Juanma, yo creo que a ti te gusta que te tiren con metralla !!!CHEEEEEEEEEEEEEE!! jejej

    Justo leyendo este comentario tuyo me venia a la mente la letra Milonga del trovador jajaja

    ….!Milonga del Trovador!…

    Soy de_una tierra_hermosa de_américa del Sur
    Mezcla Gaucha de indio con español
    de piel y voz morocha, vive_en mi guitarra.
    Que_al mundo van las coplas y me fui yo.

    Con un rumor de nido volaban tras de mí
    aquellos pañuelos en la estación.
    Pero soy peregrino y_a mi nostalgia le canto_así_en la_oreja, del corazón.

    Vamos a la distancia sí que soy el trovador,
    si la distancia llama yo jamas veré ponerse_el sol
    Vamos a la distancia ya y si no llegó_amor
    vos me darás mi alma de_argentino y de cantor

    Mi casa_es donde canto porque_aprendí_a_escuchar
    la voz de dios que_afina_en cualquier lugar.
    Ecos que_hay en las plazas y en las cocinas
    al borde de_una cuna y_atrás, el mar.

    Si_en esta_andanza_un día me_espera la vejez.
    Ya mi niñez dará la segunda voz.
    Y_al fin con dos gargantas a mi_agonía le cantaré_en la_oreja, del corazón.
    Vamos a la distancia sí que soy el trovador,
    si la distancia llama yo jamás veré ponerse_el sol

  12. Amigos,

    Que movido ha estado esto. Los voy leyendo, solo que llevo unos días complicados…

    Eugene, el nieto esta precioso y, además, tiene tremenda cara de cubano 🙂

    Yo tengo un niño que acaba de cumplir 4 años, sus abuelos paternos viven en España, muy cerquita de casa. Los maternos están en Cuba. En realidad casi todos mis familiares más próximos han emigrado, en cambio, de la familia de mi esposa, la mayoría siguen allá. Nuestros amigos, casi todos fuera, desperdigados por todo el mundo, pero nos mantenemos en contacto gracias a Internet.

    A pesar de que nos hacemos “un lugar”, nos adaptamos y echamos nuevas raíces, no renunciamos a ser cubanos. Es difícil de explicar, pero estas mismas cosas que escribimos aquí, que son importantes para nosotros, nuestras vivencias, nuestros recuerdos, nuestras costumbres… que se yo… esos puntos comunes, que se mantienen aunque pasen los años, son los hacen que así sea. No es tanto que echemos de menos el pedazo de tierra, sino a lo que seguimos teniendo en común.

    Por eso es triste llegar a Cuba y ver como todo se destruye y el absurdo se hace cotidiano. La política se ha apropiado de todo. La gente vive de espaldas al mundo. La cosa individual, original, autóctona, lo mejor de las personas, vive escondido, aplastado. Mientras, las calles mugrientas están llenas de consignas que vienen a decirnos que “ser cubano” es ser “revolucionario”. Entonces nos acordamos porque nos largamos de allí y sentimos ganas de volver a hacerlo.

    El mayor nexo que encontramos al llegar, al lo que nos aferramos, es a las personas queridas que siguen viviendo allí, pero nos produce pena e indignación ver por las que tiene que pasar gente trabajadora y buena, y todo ¿por qué?.
    Tan solo quisiéramos ayudarlos a salir de todo eso.

    Y aquí aprovecho para hablar también de Felo. Porque el gobierno sencillamente esta usando a nuestros familiares como rehenes. La mayoría de la gente que tiene familiares cercanos allá esta “cogida por una pata”.

    Saludos a todos.

  13. estas buscando empleo publico?????
    mau

    100% gusana… sobre la “pobreza” o “falta de comida” en argentina hay opiniones muy diversas (las cifras oficiales son “pintadas”.. al mejor estilo cubano….)
    Pero algunas cosas se saben… por ej. Hay màs de 40.000.000 de celulares (segùn las propias empresas) en una poblaciòn de casi igual cantidad de personas, lo que supone que hasta los bb recièn nacidos tienen su celular (y ni hablar de los viejitos de 80 y màs años…)
    Computadoras : se venden mas de 2.000.000 por año (casi la mitad son notebooks portàtiles). El parque estimado es de màs de 10.000.000 en funcionamiento (màs de una por familia)
    Automòviles : Este año se considera “malo”, sòlo se venderàn 500.000 autos 0 Km. el parque automotor esta en el orden de 8 a 9 millones (un automotor por familia.. promedio)
    Tv? heladeras? otros “bienes”???… todos en menor proporciòn que un paìs europeo (o Usa) pero por encima de la media latinoamericana . No hay punto de comparaciòn con cuba.
    Falta comida???… tierra hay mucha… sòlo hay que ponerse a trabajar… y no esperar que llueva cafè….
    mis saludos

  14. No hay inmigrante que no sienta el dolor de haber renunciado, de hecho, a que sus huesos descansen en tierra “extranjera”. Pero a la vez no hay placer mayor que el de ver a tus hijos con PROYECTOS de vida propia. Por mas que duela que a los 18 agarren su camino y no tengas que decirles ya que arreglen su cuarto.
    Lo que no entienden los que sobreviven en Cuba, los que son graciosos con el “gusano de la familia” (mientras que los otros, el del vecino si es gusano-gusano..no como el mio que SI manda cosas) es que no lloramos por nosotros ni nos quejamos por todos las vueltas dadas. Sino porque vemos lo que no se ve estando alli. Vemos como Mexico o Japon se levantan de un terremoto, como aprendemos a valernos por nosotros mismos mientras cuando vamos a Cuba nos sorprende esa “gozadera”, ese ” no hay mas’na”, esa falta de proyecto en muchachos que hablan dos idiomas. Ese deseo de los intelectuales de ser “vos y pibe”, esa pleitesia al extranjero.
    No, no lloramos por nosotros. Lloramos por lo que debio haber sido y no fue. Lloramos por la esperanza robada, por la violencia cotidian, por el grito, por la separacion, por la distancia.

  15. roberto disculpame pero esta implícito en el exilio.
    Yo pienso que con llodadera no se gana nada
    todos lloramos y lloraremos por algo.
    Todos tenemos penas y alegria.
    El lamento constante siempre la misma melancólica canción.
    Como diria nuestra Diva “MORIA”
    si queres llorar llora.

  16. Saludos Mau,
    Para nada me he sentido mal con algo que haya usted dicho. No faltaria mas. Valoro positivamente sus opiniones porque las veo muy serias y bien fundamentadas y aun en caso de que no coincidieramos en algo, eso no quitaria para nada mi alta estima por sus comentarios.

    Mi “problema” con juanma es que este individuo no sabe absolutamente nada de lo que va por nuestras mentes y todo lo intenta interpretar de acuerdo a sus complejos.
    Solo eso, no es nada mas, pues al final yo se que el es solo un frustrado que ha vivido toda su vida esperando un milagro que le prometieron y que nunca vera, mientras que el resto, y estoy seguro que en esto lo incluyo a usted tambien, hemos decidido que nosotros somos los unicos responsables de labrarnos un futuro, a veces ya no tanto para nosotros mismos (aunque si) como para ofrecerles a nuestros hijos las posibilidades de un mundo mejor.

  17. Mire, Mau,
    Ahi tiene al pobre indigente mental, en lo que yo contestaba su opinion, a el no se le ocurre otra cosa, para opinar sobre un tema serio, que seguir repitiendo sus estupideces de siempre.
    ¿Cree usted que personajes come este merecen alguna minima consideracion?
    Por eso me cuesta no tirarle mis opiniones en la cara, para que sepa que no deja de ser un verdadero gusano humano.

  18. El letrinoso no entiende que llorar, en todo caso, no es una bajeza ni muestra de debilidad y mas bien dignifica al ser humano, porque demuestra que ha sabido valorar lo que ha perdido.

    Es perferible llorar una perdida, levantarte y seguir labrando tu futuro y dandole la cara a los contratiempos que hay que superar, a pasarte la vida mendigando como un indigente, pero para entender eso, no se puede tener, precisamente, la mentalidad de indigente que le sobra a juanma.

  19. Acabo de tener un cruce de tweets con un bcero que me cae rebién.
    Me habla de la crisis. De lo mal que le va a otros. De lo mal que están en Francia y España y hasta en USA.
    Y yo le digo, ¿Les han contando que a algunos les va bien a pesar de la crisis? ¿Les han hablado de Perú?
    No. Me dice.
    Le digo que es lamentable la crisis. Pero hay que aprender de ella. Sobretodo aprender de aquellos, países o personas, que han sabido sobrevivir y sacar provecho de la crisis.
    ¿Qué hizo Perú que no hicieron otros?
    Venía fomentando el emprendimiento desde la época de Fujimori. Ahora tiene una industria bastante sólida. TLC con China. Exporta que da miedo.
    Esas son las cosas que hay que buscar en la crisis y aprender de ellas.

  20. roberto

    No, no lloramos por nosotros. Lloramos por lo que debio haber sido y no fue. Lloramos por la esperanza robada, por la violencia cotidian, por el grito, por la separacion, por la distancia.

    xxxxx

    Si me preguntan por quien lloro
    Te responderé

    Lloro por aquello que no les di
    y cuando me callé

    Lloro por verlos avanzar vacios
    y yo me llené

    Lloro por su complascencia
    por lo que no es

    Lloro por los años perdidos
    que desperdicié

    Lloro al verlos felices y pregunto
    ¿De que?

    Si me preguntan por quien lloro
    Te responderé

    Lloro por ser ya libre y eso alla
    !Nadie lo ve!

  21. Juanma,

    “…Falta comida???… tierra hay mucha… sòlo hay que ponerse a trabajar… y no esperar que llueva cafè….”

    —————————————–

    Siempre ha sido el argentino flojo para trabajar?. O sera el resultado de gobiernos y politicas populistas?

    Porque en el caso de cuba el cubano no esperaba del gobierno, en general era una poblacion laboriosa. Ahora, despues de 50 anhos de populismo barato ya la mayoria solo espera a que el gobierno “le de algo”, ya sea techo, comida, ropa, Tv’s, electrodomesticos….

    Entonces de donde viene la culpa?

  22. Muy bueno y muy sincero el post. Toca puntos que todos hemos sufrido algún momento del exilio. Yo salí de Cuba en el año agosto del 2001 y estaba tratando de salir desde el año 1993, cuando me pusieron en la lista negra y no me daban trabajo en ninguna parte. Tuve suerte de irme en el 2001 porque el gobierno ya estaba apretándole las clavijas al único empleo ( no gubernamental, claro) que pude encontrar para que también me sacaran de alli. Llegué al aeropuerto de Miami sin tener ninguna familia en el país, pero tuve la suerte que antiguos compañeros de trabajo me acogieron en su casa y me ayudaron. Fue tanto el estrés de la salida de Cuba que yo que mido 5 pies 6 pulgadas, llegué pesando 90 libras.

    Tres meses de llegar me mudé para Connecticut y el choque con el invierno fue brutal; tenía el caminar diariamente una hora por la nieve para llegar al trabajo y luego una hora para regresar, no tenía dinero suficiente para estar tomando autobuses. Me ponía dos pares de media dos pares de guantes tres pares de pantalones y varias camisas y suéteres para no llegar totalmente congelado, y así todo al llegar al trabajo o a la casa no sentía los dedos de los pies ni de las manos. Sin embargo, nunca he vivido tan intensamente como en medio de todas estas vicisitudes,porque cada minuto que vivía lo saboreaba sabiendo que era libre y con el convencimiento de que yo podría superar estas dificultades y hacerme de una vida en este país.

    Hoy tengo mucho más que lo que jamás pensé tener en Cuba y me siento realizado aunque aún, claro está, se extraña la familia y los amigos, el parque de la esquina, los sonidos del barrio y todas esas cosas en las que crecimos y que va siempre con nosotros. Regresé a Cuba en el 2005 y como varios han dicho aquí, lo primero que me saltó a la vista fue la churre y el estado de destrucción de toda la infraestructura y el aspecto macro, descuidado, y como gastado de las personas. Fue por 15 días y a los 10 días, ya tenía ganas de irme. Como bien se dice en el post, la Cuba que yo viví ya no existía. No he regresado más.

  23. Amel,

    La historia tuya se repite tan a menudo, y no importa la frecuencia conque la escuche, siempre me lleva a esos tiempos que yo tambien vivi, detalles mas, detalles menos, pero todo parecido en la esencia y la “borrachera” mental que produce el saberse duenho de tu vida y tu destino.

  24. Estuve leyendo por el blog de Yoani y encontre este post de La Lajera, una cubana que vive en Canada, y me he gustado mucho la forma tan concisa en que plantea lo que dice:

    La lajera
    Noviembre 27th, 2009 en 16:21

    Es curioso cuántos extranjeros vienen a tratar de convencernos de que el dolor del muelas del vecino es el remedio más eficaz para el dolor de muela propio. Son esos que se consideran con derecho a transformarnos en monos de laboratorio para así tener banderas que plantar en sus trincheras antimperialistas, anticapitalistas y antiUSA y que se jodan los cubanos.

    Deben sentirse muy revolucionarios pidiéndonos que nos aguantemos en nombre de sus ideales “progresistas” y no se les ocurre ni por un momento pensar en cuánta hipocresía hay en pedirle a un pueblo entero que soporte lo que ellos critican en sus países y constituyen sus consignas de lucha: salarios justos, derechos sindicales reales, libertad de expresión, libertad de pensamiento, transparencia en la gestión del Estado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s