La Vigilante

Tengo una apreciación personal que no se si comparten conmigo:
“Entre todos los cubanos, los más dados al consumismo, a las marcas, a la cacharrería, a la ostentación, a los productos capitalistas, son precisamente los militantes comunistas”.

Acompañe a una comunista cubana a un centro comercial de San José o New York y comprobará que no le miento. Súbala a un buen auto y verá sus ojos desorbitados mirando detalles. Llévela a un mercadillo de barrio y advertirá que arrasa con todos los cacharros que produce el enemigo. Entre con ella a un restaurant de Miami y verá que sube dos kilos en un almuerzo. Permita que compre cosas para llevar para Cuba y verá cuantas maletas llena en unas horas y como se le olvida comprar libros y  hasta los encargos de medicinas que traía anotados.

No creo que esto sea malo, pero sin dudas es contradictorio. Les cuento una anécdota real:
En 1980 fui enviado con cinco compañeros a un viaje de estudios en un instituto de Budapest. Como ninguno era militante nos colocaron en el grupo a una señora del Buro Provincial PCC de Villa Clara a la que no conocíamos. Esta señora era ajena a nuestra profesión (computación) y ni siquiera poseía un nivel cultural adecuado para el curso. Iba como una estudiante más pero su único encargo era controlarnos y vigilar que nos portáramos bien.

En los dos meses de estancia en esa ciudad, que aunque comunista ofertaba productos occidentales, esta señora apenas se presentó a clases, no participó en ningún trabajo y mostró un desprecio total por los estudios que habíamos ido a recibir. Ella estaba todo el tiempo en tiendas, con una avaricia desmedida, y acumulando bultos que cada vez se hacían mayores. La enloquecían los Levi´s jeans y cuanto producto más de marca capitalista veía en vitrinas.

Como disponíamos de poco dinero (dieta para comidas y gastos menores) ella reclamó a la embajada un aumento de lo asignado y nos incluyó en su demanda. Hizo también gestiones con los anfitriones húngaros en el mismo propósito. Todo le parecía poco a esta señora, no hablaba más que de precios, tiendas y ofertas. Fue tal su codicia y locura por los trapos de occidente que terminó pasando por la vergüenza de que la cogieran robando en una tienda.

Nunca tuve acceso al Informe de Viaje que presentó a la llegada a Cuba como responsable del grupo que era, pero dudo que haya hecho mención al incidente del robo del que todos sentimos vergüenza ajena.

Sr. González
España

49 thoughts on “La Vigilante

  1. Dice 100%: “Lástima que no les enseñaran bien el oficio, las tarifas eran bajísimas, muchas veces se usaba el trueque y no tenían conciencia del oficio: se querían convencer de enamoramientos.”

    Deberían hacer un sindicato (supeditado a la CTC, faltaría más), pagar MTT y tener un manual de ética (redactado por Mariela Castro, digamos).

  2. Gusana, sobre el tema de la prostitución comentas:

    “Lástima que no les enseñaran bien el oficio, las tarifas eran bajísimas, muchas veces se usaba el trueque y no tenían conciencia del oficio: se querían convencer de enamoramientos.”

    Estoy de acuerdo contigo. Las chicas que se metieron en ese trabajo a mediados de los 90 ofrecían un servicio para el cual ni siquiera tenían establecido un precio. Recuerdo que entonces aquí en España salían hombres en la tele que narraban sus experiencias en Cuba y decían que aquellas jóvenes ofrecían todos los servicios por unas bragas o unos desodorantes. Era muy desagradable. Imagino que ya tengan mas experiencias y que hayan aprendido mejor el oficio.

    Aunque yo tengo una idea que no se si compartes. Se dice que a principios de la Revolución desapareció la prostitución en Cuba. Pero yo recuerdo en los años sucesivos cuantos intercambios y cuantos servicios prestaban muchas mujeres a cambio no de dinero pero si de otras especies, dígase un trabajo, un certificado, un viaje al extranjero, coger botella en el Lada, la nota de un examen, etc. Los dirigentes eran los que disponían de estos recursos y eso era también prostitución.
    Esto ocurre también en otras partes del mundo pero en menor escala. En Cuba, las necesidades han sido muchas y algunas mujeres han tenido que entregar sus encantos a cambio de solucionar sus problemas. No mediaba entonces el dinero pero era igualmente una relación de trueque.
    No les llamaban prostitutas ni jineteras pero un poco lo eran.

  3. Todavía me estoy riendo con la tipa meá.
    ¿Sería meao de verdad? ¿Sudor? ¿Un parche en los pantalones? ¿Le cayó la regla?
    Me imagino que en Cuba todavía no existen esos dispensadores de almohadillas sanitarias en los baños públicos… bueno, si es que ni hay baños públicos.

  4. Buenas tardes (noche ya para algunos) a todos.
    Entro rapido y me voy, que ando de examenes para una licencia nueva que tengo que sacar.

    Conozco varias historias de la “lucha” por el viajecito entre profesionales y directivos de empresas, basicamente de la construccion, que era donde me desenvolvia en Cuba, pero no tengo mucho tiempo hoy.

    En el año 2000 una delegacion de la fmc visito la ONU y vi cuando entrevistaban a la que al parecer iba de jefa. Por supuesto, una camarada muy revolucionaria.
    Recuerdo que en aquella epoca te permitian entrar a Cuba solo veinte libras de medicinas unas pocas libras de equipaje (¿44?) (si te pasabas te decomisaban).
    Dos o tres dias despues, voy al aeropuerto Kennedy a un familiar que viajaba a Cuba. La cola para pesar, el celo de los que pesaban (trabajadores de las agencias que todos sabemos a quien rinden) y todo el papeleo, era verdaderamente canson e insoportable. Mi familiar despacho y paso al otro lado del local, pero todavia podiamos ver a traves del cristal, e inclusive hablar.
    En eso, veo aparecer, nada mas y nada menos que a la compañera federada de dias antes en la tv. Un carro de equipaje donde casi se le caian los bultos. Dos maletas grandisimas, que tenian que pesar mas de 60 libras cada una, una caja de carton asegurada con cinta adehesiva y encima de aquello, otra caja de carton, sellada de fabrica con un televisor Sharp. Todo eso cuando no te dejaban entrar practicamente nada, no a los que viajabamos de visita, sino a los familiares que venian de visita a USA.
    Menos mal que nada mas estuvieron tres o cuatro dias en NY.
    Las otras dos compañeras que iban con ella, tambien hasta el tope, pero esta era la que mas llamaba la atencion, por el cajon envuelto. Parece que no le alcanzo el dinero para comprar la tercera maleta.
    Agreguemosle a eso que cuando llegan a Cuba, cargados como mulas, ni siquiera pasan por los controles de aduanas a que son sometidos los demas ciudadanos. Y de eso tambien tengo historias.
    En fin, señor Gonzalez, que no podemos olvidar que ellos se consideran a si mismos los “escogidos” y como tales, estan por encima del resto de los mortales. Seran intocables y pueden robar, traficar, torpedear y todo cuanto se les antoje siempre y cuando esten dispuestos a arrastrarse, como ratas, ante las ordenes de sus “dioses”.
    Claro, que para algunos que ignoran por completo la realidad de Cuba, esos siempre seran unos “pocos” casos aislados, pero para el cubano de a pie, la imagen es muy familiar. Y si no, preguntenle a cualquiera que trabaje en el aeropuerto Jose Marti para que oigan historias de todo lo habido y por haber.

  5. Gabriel-2 Diciembre 16, 2009 a las 19:47
    ~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~

    Increible la preferencia que tiene Yoani entre los cubanos….. muy por encima del tirano, su organo oficial y sus tracatanes…… pero muy por encima…. se puede decir que tiranos, gramma y tracatanes no existen para los cubanos comparados con Yoani…. de ahi el gran temor y la sobrereaccion que ella causa en las esferas de poder……

  6. Gastro I solo cerro los “prostibulos” pero la puteria siguio yo tengo una tia que, aunque recibio la misma educacion familiar era de esas que llamaban “caliente”, alla por los 70 se dedicaba a cazar marineros en el puerto y muchas veces ya estos marineros tenian casas en la Habana Vieja, donde se empataban ya que era un riesgo para estas mujeres merodear por la Avenida del Puerto.

  7. Esto es algo fuera del tema pero interesante, mientras en Copenhagen se reunen una tonga de comelones y consumir el dinero del contribuyente danes para analizar el “calentamiento global”, en el pais vecino del norte Suecia los especialistas de meteorologia anuncian un invierno artico, tormentas de nieve que produciran caos en zonas del pais donde no se dan a menudo y esto no es mentira imaginensen que ahora al irme para el trabajo, tengo la temperatura afuera en -15 y seguira bajando.
    Evo comparo el gasto militar de USA para decir que es una ridiculez que este pais solo contribuya con 10 millones de dolares, en esta reunion solo les interesa saber cuanto van a recibir ya que no creo que los paises productores de petroleo se hagan el harakiri proponiendo cerrar la industria petrolera, esto es lo que deberian hacer los chaves, sauditas y otros y dejarse de tanta demagogia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s