Generación Y: el making of (en cadena con Penúltimos Días)

Habría que empezar aclarando que un ciudadano cubano no puede ir a una oficina y comprar un dominio web para uso privado ni colectivo, y mucho menos ubicar en un servidor nacional un dominio comprado en el extranjero. En Cuba, recibir una dirección url es un privilegio exclusivo de instituciones estatales: ni siquiera proyectos aceptados, pero alternativos, tienen acceso a semejante prebenda. Lo cual deja a un ciudadano que tenga inquietudes de webmaster ante el dilema de esperar a que un día sea posible o apelar a personas —en otras partes del mundo— que lo ayuden a hacerse de un sitio en Internet.
Reinaldo y yo nos decantamos por la segunda variable, cuando a mediados de 2006 decidimos pedirle a nuestro amigo Josef Biechele que nos hiciera el favor de comprar para nosotros el dominio http://www.desdecuba.com. Nacido y crecido en Alemania, Josef es uno de nuestros mejores amigos, que conocemos desde los años noventa, cuando estuvo de visita en La Habana. Nos une una gran amistad que no logran enturbiar ni siquiera los diferentes puntos de vista que tenemos sobre algunos temas políticos e ideológicos. Aunque en varios foros han intentado acusar a Josef de pertenecer a la CIA, lo cierto es que en su juventud militó en el partido comunista y mantiene buena parte de sus ideas de entonces. La nuestra es una amistad que se basa en el respeto a las diferencias y en ayudarnos mutuamente, cada vez que alguno está en apuros.
Cuando no me pasaba todavía por la cabeza tener un blog, ya había empezado a estudiar algo de diseño web y mi experiencia con la revista Consenso me había estimulado a saber más sobre el tema. Josef, que conocía de esas inclinaciones informáticas, no tuvo ningún reparo cuando le planteamos la idea de adquirir un dominio en Alemania. Puso su nombre para radicarlo en la empresa alemana Strato y nos ayudó con la inversión inicial, que apenas superaba los cuarenta euros al año.
Aunque esa cantidad representaba una fortuna para los bajos salarios en Cuba, teníamos dos años de respiro —ya pagados por él— para lograr reunir el próximo importe. El paquete comprado —que resultaba el más elemental de los ofrecidos— incluía la posibilidad de nombrar dos dominios, de manera que creamos uno de corte turístico que se llamaba http://www.habanaapie.com donde hacíamos publicidad de nuestros cursos de español para extranjeros. Con mucha cautela y sin mencionar nuestros nombres, dábamos un email de contacto a través del cual los interesados se inscribían para dos semanas de prácticas de idioma y conocimientos de cultura cubana en La Habana. La autonomía económica que nos trajo esa web logró sufragar parte de las horas de Internet que consumí durante la administración del dominio y la posterior apertura de Generación Y.
Josef siempre estaba a mano para ayudarme a reparar cualquier metedura de pata con mis tanteos en el servidor. No fueron pocas las veces que lo eché todo a perder y nunca escuché un reproche de su parte por mis atrevimientos. En ese clima de colaboración, le consulté la idea de abrir un blog pero él —aunque es informático de profesión— no estaba muy al tanto de la arquitectura de los sistemas gestores de blogs. De manera que empecé el camino con una página que yo misma construí en html y que aunque yo la llamaba un “blog” no reunía los requisitos básicos de interactividad de esta herramienta.
En abril salió a la luz bajo el nombre de Generación Y. Cada vez que quería publicar una nueva entrada había que sustituir el archivo “index.htm” por uno que incluía el nuevo texto. Todo lo había diseñado con una vieja versión de Dreamweaver, en una obsoleta laptop que le había comprado a un balsero crónico que necesitaba un motor de Chevrolet. Mi nuevo “sitio” carecía de una base de datos y no usaba la tríada mágica de Apache-PHP-MySQL que tanto potencial le ha permitido a los blogs. Era como intentar volar a la luna con cohete hecho de rocas y trozos de árbol, pero fue muy gratificante ver que levantaba vuelo y se podían ver las estrellas.
Los primeros lectores llegaron y mi contacto con ellos era a través del email, cuando podía colarme en un hotel y revisar mi buzón. Varios internautas me hacían constantemente la pregunta de por qué no usaba una plataforma como WordPress, MovableType o el propio Blogger.com. Gracias a esas observaciones me enteré de que existían plataformas gratuitas para bloguear, hasta ese momento pensaba que cada blogger pasaba las mismas dificultades que yo cada vez que subía un post. Un mundo enorme y lleno de funcionalidades se abrió ante mis ojos.
Sólo a mediados de octubre de 2007 logré descargar el script de WordPress desde su sitio http://wordpress.com.org y probarlo en un recién estrenado servidor de prueba que instalé en mi laptop. Ese “simulador de vuelo” me ha salvado la vida en infinidad de ocasiones; sin él y los ensayos que me ha permitido hacer offline, todo hubiera sido más difícil. Tras descartar MovableType (justo en mayo de 2005 habían pasado a licencia de pago) me decanté por WP y creo que el azar me llevó esa vez a hacer la elección correcta. Nunca voy a felicitarme lo suficiente de haber adoptado este sistema de código libre que parece mutar ante mis ojos con nuevas y mejores versiones e infinitas funcionalidades. Me sumé a la cofradía de WordPress sin saber muy bien que estaba trazando con eso toda una filosofía que me acompaña hasta hoy: darle preeminencia en mi vida informática al software libre.
Contar en detalle cómo logré subir por ftp al servidor el script de WordPress y hacerlo funcionar sería desesperante. Todo eso para comprobar algunas semanas después que mi elemental paquete en Strato incluía la posibilidad de abrir blogs con apenas unos clicks… El único problema era que la interfaz sería en alemán y resultaba complicado cambiarla al español. Ante los ojos de los lectores, resurgió GY a finales de diciembre con nuevas posibilidades, entre ellas la de comentar, establecer un archivo, categorías y hasta un buscador. Tras bambalinas todo estaba cogido con pinzas y yo misma me sentía superada por la tarea de administrar un dominio y un blog.
Los consejos de varios amigos y la ayuda inestimable de Josef fueron determinantes. De vez en cuando mi desconocimiento causaba algún desastre tecnológico. Unos meses antes había ayudado a Reinaldo a abrir su espacio Desde aquí y a Miriam Celaya a irrumpir bajo seudónimo en el sitio Sin Evasión. Ambos blogs bebieron de lo aprendido con los tropiezos de GY. Todo era más fácil ahora, pero seguía siendo muy complicado.
La nueva situación sólo pude disfrutarla unos tres meses, pues a mediados de marzo de 2008 el gobierno cubano implementó un filtro para bloquear todo el dominio Desdecuba.com. Pensé que se trataba de algo transitorio, pero hasta el día de hoy sigue ahí, levantado como un muro entre mis ojos y mi espacio virtual. Muchas personas que han visto la página en blanco que surge cuando tecleo mi URL en los dos únicos cibercafés que tiene La Habana y en los hoteles donde me conecto, me cuenta que se trata de un filtro ralentizador que hace agónica la carga de cada elemento de esa página web. Quizás si me quedara dos días conectada, con el navegador abierto en http://www.desdecuba.com/generaciony podría llegar a ver el sitio en su totalidad, pero sin atreverme a hacer click en ninguna parte, pues eso me llevaría otras 48 horas de carga.
Si ya era difícil sin bloqueo, se volvió imposible con el muro de la censura. Por suerte, para ese entonces ya había desarrollado una buena amistad con varios comentaristas y lectores asiduos del blog. Varios me brindaron su mano solidaria y yo decidí confiar en esa relación virtual que se había desarrollado durante breves meses. Fue la tercera gran decisión que tomé en la vida de mi blog: la primera había sido abrirlo y la segunda decantarme por WordPress. Comencé a mandar mis textos vía email, acompañados de una imagen que mis “ayudantes” publicaban por mí. Buscamos también gente que auxiliara los blogs de Reinaldo, Miriam, el Guajiro Azul y Dimas Castellanos. Una red de solidaridad ciudadana se tejió alrededor de nosotros. Llegaron también las propuestas de traducir y aparecieron personas de todas partes ofreciendo su ayuda voluntaria y gratuita, para llevar mis textos al portugués, inglés, chino u holandés. Esto es algo que los defensores de la teoría de la conspiración siempre ponen como la evidencia del origen “oscuro” de Generación Y. No confían —ni entienden— en las simpatías que se establecen entre personas sin que medie un gobierno, un partido, una tarea programa o una misión financiada. Para esos fabricadores de supuestos complots, la manera en que se organizan espontáneamente los ciudadanos es algo subestimable y dudoso; para mí es el eje fundamental sobre el que descansa mi proyecto online. Sin ese apoyo todo hubiera quedado como el sueño de lo que pudo ser.
Mayo de 2008 vino cargado de sorpresas, el premio Ortega y Gasset de periodismo en la categoría de trabajo digital y la inclusión en la lista de Time. El blog gozaba de buena salud, aunque ya era tiempo de hacerle algunas mejoras de diseño y agregarle nuevas implementaciones. El gran problema era que yo no podía entrar a la administración y quienes me ayudaban a publicar, tenían total disposición pero no conocían WordPress lo suficiente como para atreverse a realizar tareas más comprometedoras. Fueron meses difíciles, para la parte técnica, en los que frecuentemente GY se quedó colgado o fue víctima de ataques informáticos. El caudal de visitantes era superior al tráfico que aceptaba el elemental paquete que habíamos comprado en el servidor Strato. No pasaba una semana sin que un mensaje de error apareciera en las pantallas de los lectores y varias veces —incluyendo el mismo día de la premiación del Ortega y Gasset— fuimos atacados por algún hacker que llegó incluso a dañar la base de datos. En uno de esos “asaltos” perdí todas las imágenes que acompañaban mis textos y fue una odisea volver a subirlas. Del lado de acá, desconectada de la red y con el sitio bloqueado, casi no podía dormir pensando en el caos que los hackers habían dejado en el servidor.
Para finales de 2008 el blog estuvo nominado en tres importantes certámenes: 20 Minutos, Bitácoras y el premio The BOBs. Las posibilidades eran ínfimas. Tenían en ese entonces la plantilla Mandingo con un banner que ésta traía por defecto, no hacía uso de las categorías, ni de las etiquetas, casi no podía cambiar mi barra lateral, la zona de enlaces era un desastre, apenas si había logrado instalar algún plugin y encima de eso los comentaristas estaban necesitados de una zona más funcional para escribir sus opiniones. Le pedí entonces a un amigo diseñador —un cubano radicado en España— que me ayudará a crear un banner personalizado y un logo para GY. De ahí nació el que todavía me acompaña. Su atractivo se lo debo al talento de este diseñador, cuyo logo de referencia está en la barra lateral de mi blog, en señal de agradecimiento.
Junto a quienes me ayudaban a postear, logramos habilitar algunas mejoras en el blog, entre ellas que las páginas de comentarios se dividieran en grupos de cien para que no fueran tan lentas de cargar. Le dimos algunos toques a la plantilla Mandingo y el nuevo banner funcionó de maravilla. El año terminó con el trofeo de The BOBs y el premio de Bitácoras; a pesar de sus minusvalías técnicas, Generación Y se había alzado con ambos galardones. Fue como haber —finalmente— alunizado con mi rústica nave.
La noticia del premio The BOBs salió en la prensa alemana, especialmente en la Deutsche Welle y la empresa Strato reparó en que la galardonada tenía alojado su blog en ese servidor. Se pusieron en contacto con su cliente, Josef Biechele, para preguntarle. Él les dio mi dirección y por primera vez se estableció una comunicación entre ellos y yo. Me dijeron que estaba honrados de tenerme entre sus usuarios y me preguntaron si necesitaba algo en especial. Les pedí cambiar el idioma de la administración al español lo cual significó trasladar el dominio hacia una filial de la empresa en España. Estaban tan deseosos de no perderme como cliente que me ofrecieron 18 meses de servicio gratuito y un paquete de mejores funcionalidades; a cambio, yo sólo tenía que ser un cliente de referencia, que podía aparecer en artículos y alusiones que se hicieran sobre el servicio de Strato. Me pareció un trato estupendo y lo acepté.
A mediados de febrero de 2009 comenzamos la mudada. Fue un desastre. La vieja versión 2.3 de WordPress se desarmó y la base de datos resultó más difícil de mover que un mamut siberiano. Durante once días todo el dominio desdecuba.com estuvo offline. Yo no podía dormir, el buzón de email estaba repleto de mensajes de alarma y en medio de aquel caos un hacker oportunista vulneró la seguridad e hizo leña del árbol caído.
Tuvimos que apelar a las copias de seguridad guardadas por el servidor. Mi condición de blogger a ciegas era insufrible. Veía como el trabajo de casi dos años se iba abajo con aquellos mensajes de error que aparecían en las pantallas de todo el que quería entrar a GY. Un amigo me regaló una tarjeta de cinco horas de conexión para un hotel de La Habana, me fui allí dispuesta a no levantarme hasta que volver a ver mi blog funcionar. Una de las personas que me ayuda a postear estaba en el chat.
Él, desde el país donde vive, podía navegar perfectamente por la web y entrar al panel de control de nuestro servidor pero le faltaban los conocimientos técnicos para reparar el entuerto; yo tenía algunas ideas de cómo solucionarlos y sin embargo no podía hacer nada. Combinamos sus ojos y mis nociones, él fue mi vista y yo su mente. Cerca de las once de la noche ya la página volvía a estar disponible, con algunas imperfecciones, pero viva.
Sobre la marcha se arregló el resto y el nuevo espacio en el servidor demostró poseer una mayor capacidad para aceptar el creciente tráfico. Cambié a la plantilla de Atahualpa, que conservo todavía. Tres semanas después era vulnerado por un nuevo ataque. El desastre nos ayudó a protegernos mejor. Después vino una etapa de estabilidad técnica y de desasosiego vital por sucesos que iban pasando en el mundo real. Hasta que a mediados de octubre alguien encontró una nueva vulnerabilidad, entró y borró el archivo index.php. Afortunadamente el problema pudo solucionarse inmediatamente gracias a los conocimientos que ya había alcanzado el amigo que me salvó una vez.
A mediados del 2010 se terminarán los 18 meses de dominio cortesía de Strato. Para ese entonces ya habré ahorrado algo que me permita mantener el actual paquete sin perder ninguna de sus funcionalidades. Mi columna semanal en la revista italiana Internazionale, las colaboraciones periodísticas que he hecho por todo el mundo, entre ellas algunas sistemáticas como en el TAZ alemán, la revista Poder, la revista Imprensa de Brasil y una reciente posibilidad en El Nuevo Día de Puerto Rico me han permitido todo este tiempo costearme las horas de internet y ayudar a otros bloggers a navegar por la red. La prioridad de mis recursos sigue siendo la comunicación y la presencia online. Aunque carezca de otras cosas, no voy a dejar de invertir en horas de conexión, tarjetas para el móvil —que me permite Twittear— ni apoyo logístico a otros que comienzan a expresarse en Internet. El monto obtenido en el tercer premio del concurso Caminos de Libertad ha servido para sufragar la Academia Blogger, especialmente en abastecimiento de papel, CDs, DVDs y algo de merienda. Solidarias donaciones hechas a través del botón de Paypal ubicado en mi sitio también han ido destinadas a esa infraestructura comunicativa que estoy tratando de crear para uso de toda una comunidad.
La autonomía material es la base sobre la que se erige la autonomía ciudadana. Ese precepto es una de las máximas de mi vida y no voy a avergonzarme ni a culparme por haberme liberado del paternalismo, la dependencia estatal y las ridículas subvenciones. Aspiro a una Cuba donde todo aquel que quiera pueda tener un dominio web, sufragarlo con su trabajo, no pagar ninguna cuota ideológica por obtenerlo y sobre todo, no ser acusado de “mercenario” ni de fabricado por una potencia extranjera por el sólo hecho de no conformarse con vegetar en la indigencia material y en la minusvalía informativa.
Generación Y es el fruto de mi talento, mi energía, la colaboración de miles de ciudadanos en muchas partes del mundo, el apoyo de mis amigos, las lecturas que he hecho en todos estos años, el escuchar a otros, la solidaridad de muchos bloggers y comentaristas de dentro y de fuera de la Isla, pero especialmente es el resultado directo de la interacción con una realidad que ni el triunfalismo ni las consignas estereotipadas pueden esconder.

Yoani Sánchez
La Habana

27 thoughts on “Generación Y: el making of (en cadena con Penúltimos Días)

  1. Muy bueno el escrito de Yoani.
    Veremos ahora que hacen las ratas para seguir manipulando lo que les conviene.

    Y para aquellos que sientan la picazon…………………

    “La autonomía material es la base sobre la que se erige la autonomía ciudadana. Ese precepto es una de las máximas de mi vida y no voy a avergonzarme ni a culparme por haberme liberado del paternalismo, la dependencia estatal y las ridículas subvenciones. Aspiro a una Cuba donde todo aquel que quiera pueda tener un dominio web, sufragarlo con su trabajo, no pagar ninguna cuota ideológica por obtenerlo y sobre todo, no ser acusado de “mercenario” ni de fabricado por una potencia extranjera por el sólo hecho de no conformarse con vegetar en la indigencia material y en la minusvalía informativa.”

  2. Yo tambien me uno al agradecimiento hacia el amigo Gabriel por habernos pasado este escrito de Yoani.

  3. Se me olvido citar este ultimo:

    “Generación Y es el fruto de mi talento, mi energía, la colaboración de miles de ciudadanos en muchas partes del mundo, el apoyo de mis amigos, las lecturas que he hecho en todos estos años, el escuchar a otros, la solidaridad de muchos bloggers y comentaristas de dentro y de fuera de la Isla, pero especialmente es el resultado directo de la interacción con una realidad que ni el triunfalismo ni las consignas estereotipadas pueden esconder.”

  4. Ante un detallado escrito como este lamentablemente los voceros blogeros del gobierno repiten, repiten, repiten, repiten la misma, la misma, la misma, la misma basofia, basofia, basofia, basofia ………. basofia!
    .
    Me alegro mucho ver este post de Yoani pues es esclarecedor y diafano. Que otra cosa podemos esperar de nuestros compatriotas Castristas. Pan con pan es igual a pan! Ni abriendoles la cabeza dejan de ser los lamebotas de los Castros

  5. Yo no entiendo nada. No sé a qué viene este largo escrito de la Yoani contando una serie de particularidades sobre sus esfuerzos y méritos para echar hacia adelante Generación Y.

    ¿Qué hay que hacer, aplaudirla?. No, yo prefiero aplaudirla por sus escritos y temas sobre la realidad cubana. También prefiero aplaudir la humildad que mostraba en su trabajo hasta ahora y este escrito se aparta un poco de ello. Es un panfleto de sus vicisitudes como persona en un país lleno de calamidades para desarrollar cualquier proyecto, más uno como el que tiene ella.

    Creo que carece de valor informativo, más aún contado en primera persona. Tampoco es necesario demostrar que no es agente de la CIA, porque no lo es, que sean los otros los que demuestren tal afirmación. No debe ella entrar en ese terreno en el que la inducen a entrar, pues terminará teniendo que demostrar hasta que es cubana.

    Es muy joven esta chica como para publicar memorias. Que las deje para más adelante y que siga con su trabajo de rutina para que no pierda sus valores mayores, la humildad, la valentía y el manejo poético de las frases que usa en sus temas.

  6. Yo creo que el escrito es una respuesta a las oleadas tras oleadas de acusaciones e intentos de desprestigio por la mas rancia pandilla de blogueros oficialistas de los Castros.
    No lo veo como unas memorias o algo parecido sino como un escrito esclarecedor para taparle la boca a las auras tiñosas que revolotean sobre su cabeza tratando de sacarle las tiras del pellejo.

  7. Por cierto y esto es algo off topic. Me llegue por Bloggers Cuba y veo que esta pasando algo de ciencia ficcion por aquel lugar. Resulta que no se pueden accesar los comentarios de los temas y en la parte superior donde se dan unas lineas cortas de los ultimos comentarios aparecen dos comentarios hechos recientemente. Cuando uno pincha estos ultimos dos comentarios lo lleva a DOS NUEVOS TEMAS que no salen el la pagina principal. Los temas fueron escritos hace pocos dias por Yudivian y Boris al mas clasico estilo Castro_Stalinista referentes a las fuerzas armadas cubanas y a la creacion de la UCI. Es como si de pronto el tiempo retrocediera a los 80 en pleno auge y desarrollo del mundo sovietico. Las mismas frases, el mismo tipo de analisis.
    Por mi madre que primero me sorprendi al ver a nuestros conocidos blogguers ya en la etapa final de la metamorfosis post_David Chapet y senti una sensacion rara, como la de los personages de aquella pelicula de ciencia ficcion donde los terricolas eran transformados por unas especies de calabazas en unos tipos quienes emitan unos sonidos o gritos al descubrir a los que todavia no estaban transformados….. no recuerdo el nombre ahora del film pero la cosa me parecio bizarra!! y al fina CASI ME MEO DE LA RISA!!
    Le ronca el mango, verdad que hay que ser muy poca cabeza para despues de darse a conocer como un bloger con ideas novedosas y hasta cierto punto tolerante RETROCEDER con una marcha atras avergonzante y escribir al estilo del Castrismo de los 80’s.
    Vaya que aunque yo soy mulato no tengo ningun complejo de usar aquella frase adaptada al Castrismo que reza: Si no la hacen a la entrada la hacen a la salida pero no se libran que le griten CASTRISTAS!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

  8. ManuelS, estimado amigo, usted dice:

    “No lo veo como unas memorias o algo parecido sino como un escrito esclarecedor para taparle la boca a las auras tiñosas que revolotean sobre su cabeza tratando de sacarle las tiras del pellejo.”

    Yo soy un gran admirador de Yoani y la creo lo suficientemente inteligente como para saber que la mejor arma contra las calumnias infundadas, la chusmería en coro y los intentos de desprestigio contra ella es guardar silencio e ignorar a los imbéciles. Así lo ha hecho hasta ahora. Creo que es un error táctico por parte de ella entrar al ruedo de controversias con esa gentuza y de tener que estar dando explicaciones y justificaciones a lo que ha venido haciendo.

    Usted no lo ve como unas memorias pero de hecho lo son, además muy extensas y detalladas. Con ello les está dando munición a sus enemigos. Sus amigos y admiradores no necesitábamos ninguna explicación para imaginar todo esto que ha escrito, conociendo el país donde ella se desenvuelve.

    ¿En verdad cree usted que le tapará la boca a las auras tiñosas que le acosan? La maldad de sus contrincantes es mucha y sólo si mantiene la humildad, la sencillez y mucha inteligencia para no dar pasos mal dados, podrá seguir haciendo su necesario trabajo.

  9. Algo más, estimado ManuelS, si una persona en Cuba hubiera hecho exactamente lo mismo que Yoani para montarse un blog y después sus escritos hubieran sido carentes o mediocres nadie le hubiera seguido. Lo importante de ella son sus escritos diarios, su capacidad para mostrar la realidad cubana tal como es, su forma elegante de denunciar las injusticias y las atrocidades que allí ocurren. Eso es lo importante de la obra de Yoani, todo lo demás debería quedar en un plano secundario, al menos por parte de ella.

  10. Tengo que hacer un par de aclaraciones.

    Me puse en contacto un par de veces con Yoani, indicándole que había gente de buena fe que se creía al menos parte de la campaña de desprestigio que está organizando el gobierno cubano contra ella.

    A primer golpe de vista puede parecer sorprendente que su blog se traduzca a 18 idiomas y admita 14 millones de visitas al mes sin el apoyo de poderosas organizaciones.

    Yoani se molestó en responderme con este escrito, que como veis es muy largo y lleno de tecnicismos. También me indicó que tenía ciertas dudas sobre si publicarlo en su forma actual, justamente por ser demasiado largo y lleno de tecnicismos.

    Después de indicarle que justamente su tamaño y sus tecnicismos hacían que el escrito fuese mucho más creíble, me dió el visto bueno para que lo distribuyese.

    Después de leerlo unas cuantas veces, ahora el escrito de Yoani no me parece excesivamente largo. Está cargado de información interesantísima. No le sobra ni una frase.

    Creo que va a ser muy difícil de rebatir.

    Con una cierta maldad, le he mandado una copia a Yohandry y a Norelys.

    Naturalmente, se hicieron los sordos. Pero da igual. Yohandry se trata de un grupo de gente. Ese grupo lo va a leer y en más de uno de sus miembros empezarán a surgir dudas sobre la honestidad de lo que hacen.

  11. Querido Sr. González,

    Disiento de usted.

    Pienso que hay que responder a los ataques que sufre Yoani, no vaya a ser que alguien confunda el silencio con el asentimiento.

    Por otra parte, soy perfectamente capaz de vivir con esa diferencia de opinión sin dejar de ser muy consciente de que ambos perseguimos los mismos fines para Cuba.

  12. Gabriel :
    a veces me sorprende tu ingenuidad
    o tu fé en la buena voluntad de las personas

    Hay personas ante las cuales la única actitud razonable es pisarles los pies hasta que ellos empiezen a disculparse

  13. Mi estimado Gabriel, nuestra discrepancia en este caso es sólo un problema de táctica. Al igual que usted admiro a Yoani y deseo que no tenga problemas en la isla y que pueda seguir haciendo el trabajo como hasta ahora. Eso que ha hecho hasta ahora es una daga contra la dictadura, porque es un trabajo discreto, elegante e inteligente. Por ello se mortifican sus adversarios que esperan ansiosos un error de su parte para caerle arriba con toda la rabia del mundo. Hasta ahora no han podido hacerlo con la severidad que pretenden , aunque lo han intentado. Pero ha sido precisamente porque ella ha hecho las cosas bien.

    Yoani no tiene porqué convertirse en una héroe ni en una mártir. Tampoco ir a parar a una prisión cubana. Yo creo que su papel se debe limitar a lo que ha hecho hasta ahora, escribir formidables reportajes, ignorando insultos y cuestionamientos de los oficialistas. Ella no debe luchar contra ellos, ella debe narrar, con el encanto que lo hace, la realidad cubana para que el mundo la conozca.

    Usted dice: “Me puse en contacto un par de veces con Yoani, indicándole que había gente de buena fe que se creía al menos parte de la campaña de desprestigio que está organizando el gobierno cubano contra ella”.

    No es importante, entiendo yo, que algunos crean esas sandeces que se dicen de Yoani, pues entonces muy buena fe no deben tener. Tendría que ser muy estúpido una persona para después de leer los escritos de Yoani, venirse a creer las bazofias que grita una dictadura desprestigiada. No me lo creo amigo. Y si hay personas así, entonces poco valen aunque sean millones.

    Alimentar toda esa campaña de cuentos e historietas de CIA, organizaciones internacionales, etc, con respuestas y desmentidos por parte de ella o de cualquier otro, no debe servir para nada. El prestigio de Yoani es muy grande y no necesita tener que dar explicaciones de cómo hace cada cosa a nadie. Precisamente eso es lo que quieren sus adversarios y opresores.

    Creo que ella ha cometido un gran error táctico y me siento en la obligación de disentir con usted y de dar mi punto de vista con la mejor voluntad posible.

  14. Sr. Gabriel, una cosa más, la propia duda inicial de Yoani a la que usted hace referencia en su primer escrito cuando dice:

    “También me indicó que tenía ciertas dudas sobre si publicarlo en su forma actual, justamente por ser demasiado largo y lleno de tecnicismos”

    nos da fe de la inteligencia de esta señora y amiga y de lo consciente que ella está de su papel en la realidad de Cuba. Ella no es ni pretende ser un líder político. Ella no encabeza ningún partido, ella no ha presentado un programa, ella se limita a describir una realidad muy cruel, la del pueblo de Cuba. Si hay algunos que puedan creer lo que dicen los esbirros cubanos, es su problema, pues hay millones que saben perfectamente que ella es auténtica.

  15. Querido Sr. González,

    El resto del mundo no conoce la realidad cubana con el detalle de los propios cubanos. Además existen teorías conspiratorias que están extendidísimas, por el sencillo motivo de que han habido conspiraciones y siempre las habrá.

    Si a alguién le contamos que hay un blog en Cuba que se traduce a 18 idiomas —cosa que no sucede en las páginas de las mayores multinacionales—, que ese blog soporta 14 millones de visitas al mes sin colapsar, y que la blogera se tutea con Obama, no es nada raro que esa persona piense que esa blogera tiene que recibir el apoyo de la CIA, de Prisa o de quién sea.

    Desde afuera es muy fácil creer que Yoani tiene que actuar con el apoyo de poderosas organizaciones.

    Por eso tenemos que hacer una intensa labor didáctica para demostrar que Yoani es una simple ciudadana que no recibe ningún apoyo de ninguna poderosa organización. En realidad todo su apoyo está en una amplísima red internacional de solidaridad que es capaz de movilizar a miles de personas.

    Para todos nosotros es un orgullo pertenecer a esa red de apoyo a Yoani.

  16. Desde fuera ? Y desde dentro ? Acaso no te baneó Ele por burlarte de la teorias conspiratorias de la “guerra bactereológica” ?
    Gabriel, a la persona que cree en ls teorias conspiratorias (por ignorancia la mar de veces , ya que la estupidez humana no tiene límite) o por mala fé (léase Ubieta , Yohandry and co) es IMPOSIBLE convencerlos de lo contrario.
    En cualquier caso , gracias a ti y a la flaca. La hsitoria de Gy es interesante.

  17. Hola, Mahavishnu,

    Personalmente, de entrada, cuando alguien me presenta una teoría conspiratoria no me la creo.

    Sin embargo, sí que existen conspiraciones. Por ejemplo, la campaña de difamación que ha emprendido el gobierno cubano contra Yoani, empleando el engaño y la mentira, creo que es una conspiración del peor tipo.

    Por suerte la mentira tiene un grave problema: inevitablemente tiene inconsistencias, como cuando Yohandry dijo que tenía testigos que vieron a Yoani reuniéndose con Montaner en Madrid en el 2003, lo cual resultaba completamente imposible por carecer Yoani de permiso para entrar en España.

    Por otra parte la verdad siempre es consistente.

  18. Gabriel :
    no me referia a campañas de difamación, q en definitva han sido desde siempre un instrumento de las “democracias populares” para neutralizar a los espíritus inconformes.
    Me refería a la creencia en que existe un plan (malévolo o benigno) detrás de todos los acontecimientos. Y que existen unas fuerzas q se rigen por ese plan. La persona que tiene esa forma de pensar está inevitablemente perdida y cerrada a todo razonamiento.
    Y perdona, pero la verdad es aun más inconsistente que la mentira. Diría más, si una serie de “sucesos” es “consistente”, lo más probable es que sea mentira.

  19. Creo que esta aclaracion de Yoani ha sido un fuerte golpe a los detractores y agentes de la mentira Goebbeliana que tiene la seguridad a full time en el trabajo de descredito de Yoani. Hoy se pasa esto como pan caliente en Cuba. Asi fino sin mencionar nombres y con orgullo y modestia ya que como alquien menciono aqui y que quizas ni ella sabe, con el trafico que tiene su sitio ella pudiera estar recibiendo miles y miles en ads y no lo hace.

  20. En realidad creo que Yoani no se ha defendido de los ataques.

    Más bien ha facilitado una magnífica explicación de los avatares de su blog.

    Ha disipado un montón de dudas, y, de rebote, neutralizó un montón de críticas.

  21. En realidad, Amigo Gabriel, las dudas que puedan existir sobre Yoani no se disiparan con unas cuantas explicaciones. No creo que Yoani con esta explicacion haya neutralizado un monton de criticas. Creo que se puso en una posicion defensiva que no le corresponde y te digo por que no le corresponde: Yoani Sanchez no representa a nadie, Yoani Sanchez no fue elegida por nadie, ella es simplemente una cuidadana ejerciendo sus derechos civiles, robandoselos a un sistema que no se los da. Como no le debe a nadie pues a nadie representa, no tiene ningun motivo para dar explicaciones.
    Yo no dudo de Yoani, no porque la crea infalible y pura, sino porque no me debe nada, por lo tanto no me tomo el trabajo de dudar, me limito a leer sus opiniones, que es, al fin y al cabo, lo unico que ella hace, opinar.

  22. Evelio,

    “..me limito a leer sus opiniones, que es, al fin y al cabo, lo unico que ella hace, opinar”
    ——————————

    Hola amigo, creo sin embargo que ella hace algo mucho mas valioso. De una manera sencilla, sin grandilocuencias, con su comentar pausado y sereno demuestra cada dia que en cuba es posible existir sin ser un “bin” del gobierno. Que un ciudadano no “tiene” que someterse al dictado de los gobernantes para vivir dentro de cuba. Para mi esa es la gran ensenhanza que emana de su hacer.

  23. Tienes razon amgene, me quede corto en decir opinar. Lo que quise decir fue simplemente que me dedicaba a leer sus denuncias, que me parecen muy constatables y aterrizadas, no son solo opiniones.
    Yoani hace civismo, en un pais donde el civismo no es permitido, y para hacer civismo no hay que ser intachable, por lo tanto a mi me importa muy poco que tan pura sea Yoani, no dudo de ella porque al no deberme ella nada no tengo por que dudar. Sus denuncias y comentarios reflejan una realiad en la isla que yo vivi, sin importar que tan ladrona sea Yoani, las denuncias si son ciertas, y necesarias, viniendo de un pais donde nada se denuncia.

  24. Pego aqui un comentario que colgue por otro blog.

    (…) los cubanos no estamos acostumbrados al civismo. 50 años de dictadura, nuestras vidas enteras viviendo en ella, nos han borrado de nuestro cerebro, sin importar el lado en el que estemos, la capacidad de entender el civismo, la capacidad de entender que se puede protestar sobre lo que cada cual decida. No hemos aprendido a que alguien que protesta por algo no necesariamente debe hacerse cargo de una nacion o de un grupo de cuidadanos, simplemente esta protestando. Aprendimos tanto el colectivismo (sin importar de que lado estemos) que nos olvidamos del individualismo, por esto (entre otras macabras e intencionadas razones) es que muchos se atreven a exigir (porque algunas criticas no son solo criticas pues en el fondo llevan exigencias) a una cuidadana que no les debe pureza. Aprendimos que para hablar con voz propia hay que tener un curriculum intachable y cumplir ciertas normas, aprendimos, sencillamente, totalitarismo. Y es dificil desligarse de esto.

  25. Aaron, Walmart necesita vender, una mala imagen baja sus ventas y al carajo albañiles que se acabo la mezcla. Yoani Sanchez simplemente esta intentando ser cuidadana libre en Cuba, es una cuestion de ella, un derecho que se esta robando, no necesita motrarle a nadie fondos, pureza, honestidad, porque para ser cuidadano no hace falta ser ni honesto, ni puro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s