Jamón y Coca cola vs. Disidencia Interna

Analizando los últimos acontecimientos en cuba a cerca de la liberación de los presos políticos, también catalogados como el subconjunto de presos de conciencia según AI, con lo cual ha surgido el debate de quien es y quien no es, me he puesto a reflexionar a cerca de una frase dicha por Marta Beatriz Roque sobre a quienes ella considera opositores y a quienes no, descartándolos por ende del beneficio de la liberación.

Ella dice que: “no son opositores; trataron de resolver su problema, no el de la nación cubana”.

Esto podría ser su exclusiva y siempre respetable opinión personal pero si el rió suena es porque agua trae y si extrapolamos esta idea, podríamos estar en presencia de una tendencia de criterio mas generalizada.

Así que me he puesto a analizar hasta donde podemos considerarnos opositores al gobierno cubano los exiliados y desterrados y me he preguntado si el hecho de comer jamón, uno que otro bistec con su debida cebollita picada, su buen ajo y su yuca con mojito, un excelente churrasco a la parrilla con los amigos y por supuesto beber vino y Coca-cola, nos invalidaría para emitir juicios, criterios y meteduras de cucharetas en los asuntos internos de la disidencia cubana.

Del mismo modo viendo la otra cara de la moneda me he preguntado si el hecho de estar bajo la bota del gobierno cubano, racionados como en tiempo de guerra, comiendo su picadillo de soya (cuando llega), su Cerela (si lo sacan un día), asistiendo cabizbajos o sonrientes (da igual) a las marchas combatientes, a las interminables colas, así como estar bajo la espada de Damocles que representa el código penal vigente y la ley mordaza garantiza la exclusividad y el monopolio a ser llamado disidente y opositor al gobierno cubano.

Y he llegado a la conclusión que ni el pan con jamón ni el picadillo de soja son garantías de el derecho a adueñarse del termino ¡Opositor o disidente!

¡Que ni el Bistec con cebollitas ni el total desconocimiento de este dan derecho a nadie para excluir a otros de su derecho a luchar por la libertad de cuba, ni a privarlo de su capacidad y su derecho a analizar, razonar y opinar sobre cualquier tema referido a cuba y a los cubanos!

Que la frase “no son opositores; trataron de resolver su problema, no el de la nación cubana” esta mutilando y negando tajantemente el derecho y la capacidad de cada individuo para luchar por su propia prosperidad y la de su familia, la cual evidentemente redunda en el beneficio de toda la nación.

Es partiendo de la base del hombre, del individuo que se debe construir la sociedad. Y por eso todos los que hoy, gracias a Dios, comemos Bistec con cebollitas y nos tomamos la sabrosas Coca-cola con su hielito (si le echamos ron ya es un Cubalibre) hemos tenido que luchar muy duro para lograrlo.

No nos hemos sentado a esperar a que otros nos resuelvan los problemas y hemos tenido que llorar lágrimas amargas en este duro camino del exilio. Cruzando mares y tierras y comiéndonos un cable antes de llegar a saborear el bistec.

¿Qué hemos resuelto, gracias a Dios, gran parte de nuestros problemas? ¡Es verdad!

Y justamente por eso es que sabemos lo que se puede lograr y lo que otros pueblos han logrado cuando se han puesto los pantalones y han dejado de esperar a los Mesías y salvadores.

¿Qué es más cómodo y fácil opinar, razonar y criticar desde la postura del vino tinto y del asado dominical? ¡También es verdad! Pero este es el fruto de nuestras cosechas, no el regalo ni el punto de partida, sino la consecuencia y el resultado de nuestra larga caminata (por décadas) hasta llegar a ser lo que hoy somos. ¡Más que barreras o límites somos puntos de referencias para esos que aun no tienen nada para que puedan constatar lo que se puede lograr y lo que sin duda un día lograrán!

Raudelis

Nota: La opiniones que emito aquí son de mi exclusiva responsabilidad y no necesariamente deben coincidir con el equipo de “Tomar la palabra” y mucho menos con los que no lo son.

201 thoughts on “Jamón y Coca cola vs. Disidencia Interna

  1. If your car meets their specifications and you are unreachable,
    they may move on to the next car and you will have lost a customer.
    The fact is that many people sell their old vehicles because they have mechanical problems.
    If you want to turn your wreckage or scrap cars for cash, you would want to sell
    them to the junk car dealers for auto salvage.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s