HOMENAJE A UN AMIGO

Lo conocí por referencia, cuando acabado de llegar de Cuba trabajaba en una planta de prefabricado en Okeechobee. El día que le dije a Armando, el dibujante, que estaba pensando en mudarme a New Jersey, me dijo que tenía un amigo ingeniero y que me daría el teléfono para que lo llamara cuando llegara a esta zona del noreste.
Hice mis maletas y salí hacia lo “desconocido”, y en mi cartera coloqué aquel papelito que por mucho tiempo ni siquiera volví a mirar, olvidando hasta el nombre.

Unos años mas tarde, mientras trabajaba en una compañía constructora de New Jersey, me encuentro con un amigo que estaba en una de New York y me dice que necesitaban ingenieros que supieran hablar inglés. No lo pensé dos veces y a los pocos días me presente a la entrevista con el supervisor de inspectores, que me dijo quería comenzara cuanto antes. Le pedí un tiempo para poder terminar lo que yo estaba haciendo en la otra compañía y al cabo de dos semanas ya estaba trabajando en Cantor-Seinuk, una firma de ingeniería estructural que estaba en Madison y la 57.

Pasaron unos días y hablando con el supervisor me menciona que en una reunión previa con el dueño, donde le mencionó la posibilidad de otro ingeniero cubano para la compañía, enseguida Seinuk le dijo que me entrevistara y me contratara si yo estaba bien preparado. Me acuerdo del papelito que todavía tenía en una gaveta de mi cuarto y le pregunto: ¿Ysrael Seinuk, el ingeniero cubano? Y me responde: Sí, ese mismo.
Parece que a veces el destino se empeña en que no cambiemos el rumbo que debíamos llevar.
Fui a su oficina a presentarme. Me tiró el brazo por encima y comenzó a conversar conmigo como si me hubiese conocido de toda una vida. Cuando le hice el cuento del nombre y el teléfono me dijo: Si hubieras hecho lo que te dijo Armando, hace años que podrías haber estado trabajando con nosotros.

Durante once años, aparte de mi jefe, fue un buen amigo, no solo para los cubanos que trabajábamos con él, sino para todos los empleados, aunque hay que reconocer que siempre el trato con nosotros era algo especial en el sentido del cubaneo.
La primera fiesta a la que llevé a mi esposa, de la Asociación de Ingenieros y Arquitectos Cubanos, donde Ysrael fue el presidente por unos años, se sorprendió de que allí se cantara el himno nacional cubano con una emoción que nunca antes había experimentado, y que la bandera cubana estuviera en el sitio de honor, junto a la de nuestro país anfitrión, pero más se sorprendió cuando en una fiesta de fin de año de la compañía, donde los cubanos éramos minoría, la música era cubana e Ysrael tocaba con aquel grupo como si fuera un integrante más, animando todo aquello, lo mismo bailando, cantando con el conjunto, que tocando las maracas o la tumbadora.
Exigente con todos, como el que más, a la hora de trabajar y producir con calidad, pero jaranero, dicharachero y amigo, como buen cubano.

Junto a él tuve el privilegio de participar en proyectos de diferentes alcances, algunos, inclusive, que ganaron premios.
Hace un año se nos fue Mr. New York, como lo llamó la revista Times cuando lo seleccionó entre los 25 hispanos más influyentes en los Estados Unidos en el 2005. Perdimos al genial ingeniero/ingenioso de la compañía, al jefe amable y exigente a la vez, pero sobre todo, a un amigo incomparable. Una dolorosa enfermedad se lo llevó en solo unos meses, sin que su cuerpo pudiera combatirla.
Otro hijo de Cuba que no la pudo ver libre, y que por cosas del destino, ha sido conocido y reconocido por su trabajo en varios países, menos en el suyo propio, al que amó como el que más.

http://query.nytimes.com/gst/fullpage.html?res=9C00E6DD163BF932A35753C1A9669D8B63

Reinaldo
New Jersey

Anuncios

51 thoughts on “HOMENAJE A UN AMIGO

  1. Reinaldo,

    no menciones al excremento humano Calvet,eso es lo que él quiere.Dejénlo que siga jugando al progresista,y que siga creyendo que “el proceso” es la mejor obra humana jamás concebida.Solo viendo su vomitivo blog uno se da cuenta que hasta ni bien de la cabeza debe andar.En el mismo él tiene varios debates diferentes personas(Enrique es uno de ellos) y cuando lo arrinconan un poquito solo puede balbucear incoherencias,y esos debates demuestran que ni quiere ni va a entender,…y es 100% real,si no ,mira a Antonio Gades.

    Para nada de acuerdo con la tajante sentencia del Ibérico.Todavía quedan muchos,más de lo que imaginamos, que si trabajan como si tuvieran un salario de verdad.Es cierto que nuestra sociedad se ha salvajizado,pero a esos extremos no ha llegado.Es mi opinión.

  2. Yo solo puedo hablar por lo que hice, Capitan. Trabaje en Cuba, por encima de cualquier cosa, por amor a mi profesion y nunca pudieron señalarme ni con un dedo por mi trabajo.
    Tuve la satisfaccion de que cuando se comenzo a desmantelar parte de la brigada donde hicimos una planta importante, una vez que el grueso del trabajo se habia terminado (que luego resulto un fracaso, porque ni siquiera la han logrado explotar con un minimo de rendimiento economico para el pais- aunque ya sabemos que en Cuba todo es asi), en una reunion con el director de la empresa, que luego paso a ministro, este les dijo tajantemente a los “capos” (entre los cuales habia varios de los detractores de mi ideologia “gusana” y mi “desviacion ideologica”) cuando comenzaron a decir para donde iban a mandar a cada uno: “Ustedes mueven a quien les de la gana, pero a Reinaldo me lo dejan aqui, porque es el unico que me garantiza todo lo que haya que hacer durante la puesta en marcha y el unico que se conoce la obra de punta a cabo.”

    Y ahora les voy a hacer otra anecdota, precisamente de esa obra.

  3. Anecdota.
    Corrian los primeros meses del año 1985, despues de haber sido “liberado” de mi castigo en una unidad militar por un año, por negarme a ir a pelear a Angola, comenzamos a trabajar en la programacion por ruta critica de la obra; yo como jefe tecnico e ingeniero estructural por un lado y el ingeniero jefe de montaje por la parte tecnologica.
    Yo me llevaba los planos hasta para mi casa para adelantar en los fines de semana, y al cabo de un par de meses, nos sentamos los dos y coordinamos todos los detalles de la ruta critica para la construccion de la planta. La fecha que nos dio para terminacion y comienzo de la puesta en marcha, fue para octubre del 88; mas de tres años y medio.
    Tuvimos una “gran” reunion con representantes del ministerio de la construccion, de la industria basica, la asesoria extranjera, los vicedirectores de la inversion, vicedirector de nuestra empresa, el pcc, la ctc y todo lo que terminaba en c, que ni pintaban ni daban color, como siempre, pero que siempre tenian que justificar y aparentar que estaban haciendo “algo” aunque fuera una mentira total.
    Cuando en la reunion me toco exponer la fecha de terminacion, por poco me matan. Los unicos que salieron en defensa de la programacion fueron el ingeniero mecanico de la parte de montaje por un lado, y el asesor de la planta, que porque habiamos trabajado ya juntos durante un tiempo, sabia mas o menos cuales eran las posibilidades, ademas de por su experiencia en montaje de otras similares, y asi y todo me dijeron que estaba loco y que no sabia lo que estabamos haciendo. Al final, despues de una larga discusion, se acordo que nos reuniriamos con un representante del micons y uno del departamento tecnico de la empresa para analizar todas las variantes posibles (como si hubiera alguna otra que no se hubiera pensado).
    Comenzamos el analisis y al segundo dia, tuve que coger el telefono y llamar al subdirector tecnico, decirle que, o me sacaba de alli al incapaz de la empresa, o me iba yo. En eso, hasta el del micons me apoyo, porque aquel tipo, al que todos apodabamos “puente roto” le hacia mucho honor a su calificativo.
    Para no hacerlo mas largo. Una semana despues, terminamos el analisis, con la conclusion, “avalada” por el micons, de que esa era la fecha. No obstante, a regañadientes aceptaron la fecha como “temporal” mientras se lograra modificar la estrategia para alcanzar la “revolucionaria” meta que ellos querian (si mal no recuerdo, 26 de julio del 87).
    Pasaron los meses, y los años, y en octubre del 88, unos diez dias despues de lo que decia nuestra programacion, a pesar de todas las dificultades de materiales, mano de obra y equipos que tuvimos que sortear, se termino la dichosa planta.
    Hubo una gran fiesta, y en medio de la celebracion, me le acerque al vicedirector de inversiones, que fue uno de los que me llamo “loco”. El tipo me tira el brazo por encima y me dice, coño, Reinaldo, tremendo trabajo que han hecho. Y entonces llamo al mecanico, y le pregunto: ¿Y no me vas a repetir que estoy loco?. Eso fue hasta delante del asesor extranjero, que habia sido testigo inicial de aquello. Toda las gente se echo a reir, pero yo pienso que si no todos, la mayoria pudo percibir la ironia en mis palabras, pues se lo pregunte en una forma como burlandome de el y los que como el pensaron en aquel entonces.
    Momentos como esos, eran los unicos que en parte compensaban por todas las mariconadas que se veian en la construccion.

  4. Bueno, y habia momentos jocosos tambien.
    Este ya lo conte una vez aqui, pero lo repito para los que no lo hayan leido.

    En una reunion en el salon de actos del micons, vicedirectores, jefes tecnicos de obra, sindicaleros, partidistas, etc, etc, etc. Despues de algunas intervenciones de un vice ministro y de dos o tres funcionarios mas, le dan la palabra al “compañero” representante del sindicato de la construccion, que comienza su arenga con las mismas consignas y palabreria vana de siempre, pero se va embullando y dice:

    ¡Tenemos que darle un vuelco a esta situación de 180 grados, y qué digo de 180, tenemos que darle un vuelco de 360 grados!

    Y aquello se vino abajo de la risa.
    Si caballeros, aunque parezca imposible, con ese tipo de bueyes habia que arar.

  5. rey, la verdad que yo no se como tu podias mantener la calma con los seborucos esos. yo estuve de ”voluntario” en dos grandes obras, la villa panamericana, cuando eso estudiaba en la cujae y despues la terminal 3 del aeropuerto. y yo que no se nada de construccion pero un poquito de gestion de proyectos me doy cuenta de que aquello era un desastre. la vispera de una inspeccion habia que meterlo todo en un closet y mostrar que todo iba viento en popa. pero la realidad era que la mayoria de los que estaban voluntarios no sabian ni hacer una mezcla ni poner un ladrillo. supongo que se hayan terminado en tiempo record pero despues que se van las camaras es cuando empiezan las goteras. saludos.

  6. Raudelis,
    Pronostico cumplido en lo del lio con la carta y la rata catalana.
    Ya vi tu respuesta alli.
    No further comments.

  7. Ño, la politica no da tregua.
    Acaban de dar la noticia de que el alcalde de Union City Brian Stack, acaba de declarar “Persona non grata” al presidente ecuatoriano, que queria meter un acto politico en el edificio de la escuela preuniversitaria.
    Y para no quedarse atras, el nuevo alcalde de West New York (cubano) se presento en la misma conferencia de prensa y le dijo que ni intente llegar a esa ciudad.
    Ahora me viene a la mente la vez que Rudolf Giuliani, alcalde de la Gran Manzana, hizo lo mismo con el kakandante, y el tipo se quedo vestidito para la fiesta que le dieron a todos los mandatarios (menos a el, por supuesto) en la ciudad de NY.

  8. Panchito, esta muy interesante.
    Como se dice en el reportaje, ese tipo de centros se han estado desarrollando en varios otros lugares, con mucho exito.
    Me gustaria conocer que tipo de solucion estructural van a aplicar al edificio en forma de arco.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s