Y el cuartico aun sigue igualito.

Otro año más y el cuartito aun sigue igualito.
Se nos va el 2011 y para el pueblo cubano las únicas esperanzas son que para el 2012 al menos la situación no esté peor que en el anterior.
Reformas que no reforman nada, promesas que una vez más no se cumplen, planes “sobrecumplidos” sólo en el Granma y el resto de la prensa asalariada del gobierno -la única posible, por supuesto- y amenazas de quedar “disponible”, que es el eufemismo utilizado para no mencionar la palabra desempleo, que en Cuba es sinónimo de capitalismo.

El generalato sigue acomodado y acomodando a su descendencia, acumulando capital para cuando llegue el momento salir a la luz como los nuevos millonarios, todo al mejor estilo de nuestros antiguos amos imperiales de la bandera con la hoz y el martillo.

El pueblo, o parte de este, los que aun se aferran a creer en algo que por más de medio siglo ha demostrado ser sólo una gran estafa, seguirá aferrándose a intentar divisar en el horizonte el futuro luminoso que una vez nos prometieron, pero que no llega, cumpliendo la definición, harto conocida, de que precisamente ese horizonte es una línea imaginaria que divide al cielo del mar y que cuanto más te le acercas, más se te aleja.

Lastimosamente, otra buena parte del pueblo se ha acomodado a vivir literalmente como limosneros, dependientes de la caridad de los que una vez fueron expulsados del “paraíso” caribeño, o simplemente decidieron salir por voluntad propia, hastiados de aquella “cosa” que ni los mismos que la copiaron saben lo que es; previendo la debacle en la que caería la nación entera, hipnotizada por una parte y controlada por medio de presiones – a veces sutiles y otras no tanto, cuando las circunstancias lo requerían- por la otra.

Los menos, intentarán arañar la tierra y crearse un capital que les permita capear la miseria espiritual y material que por décadas ha caracterizado a la sociedad cubana, debatiéndose entre lo legal y lo ilegal para garantizar su sobrevivencia en medio de la jungla castrista. Pero por si acaso, para que no nos digan pesimistas, ya por ahí salió una Gaceta Oficial con las nuevas medidas de aduanas, dándole un apretoncito adicional a la tuerca parar hacerle la vida aun más difícil a quienes todavía tienen esperanzas en el cuentapropismo.

En fin, que el pronóstico de la realidad cubana para el año venidero sólo nos trae turbonadas violentas para Liborio y goce total para los nuevos lobo-capitalistas que aun persisten en no quitarse el disfraz de ovejitas para poder seguir ordeñando la vaquita mientras los vejetes estiran la pata.

Pobre isla, la nuestra.

Reinaldo
New Jersey

Anuncios

2 thoughts on “Y el cuartico aun sigue igualito.

  1. Les reitero a todos los amigos el mejor deseo de un feliz Año nuevo.

    A pesar de que no puedo dejar de ser pesimista en cuanto a esto, ojalá que el 2012 traiga la libertad a Cuba.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s