LOS VIEJOS CUBANOS

Ahí están bajando del avión, en los años 60, con sus ropas de domingo y una sonrisa nerviosa, todavía mojada por las lágrimas de la partida.

A muchos, sobre todo a los jóvenes, les cuesta entender que en la década de 1950, incluso con la dictadura Batistiana, Cuba era un mejor lugar para vivir que Estados Unidos.

En lo social. En lo económico. En lo humano. Acostumbrados a una cultura mediterránea en todo su esplendor
y tolerancia, con una creciente permeabilidad entre clases, razas y credos, no es difícil imaginar el desgarramiento, el temor y la amargura de aquellos exiliados que al buscar apartamento tropezaban con un letrero de
“No Cubans”, “No pets”.

La más pujante clase media de América Latina recogiendo tomates y aguacates en Kendall y Homestead. Miami, que hoy es un campo de contradicciones, era un campo a secas. El rencor desfigura.

Esa primera década de refundación a partir de cero debió constituir una descomunal prueba para un pueblo que ya casi tenía en sus manos un porvenir envidiable. Basta mirar las ruinas para comprobar lo que estaba en pie.

Pasamos la página del álbum y vemos a nuestros héroes con carro del año, casa propia y los hijos a punto de entrar a la universidad. La bonanza de un lento sacrificio. Y las arrugas prematuras. Y la consternación de las ilusiones que se fueron en sobrevivir con dos trabajos. En morderse la lengua en inglés y español. En poner las dos mejillas muchas veces. Ya perdida la esperanza de volver.

Es natural, pues, que odien a Fidel con saña inmisericorde y fanática. Y que ese odio con frecuencia paralice su razón. Porque la razón que les toca comprender es salvajemente injusta.

Sobre esos hombros encorvados se levanta una callada y preservadora lección. Del pastel de guayaba a la devoción constitucional, del taburete a la guayabera, esas canas coronan una larga batalla por nuestra identidad.

Académicos, campesinos, comerciantes, artistas, médicos, pícaros y mártires, soñadores y pragmáticos, ricos y pobres, restituyeron a la nación el patrimonio dilapidado por Fidel.

A ratos, el país de sus sueños es más concreto que el país real. Ellos guardaron la receta y recordaron la canción.

En la última página del álbum, con el cuello almidonado y el pelo fragante a agua de colonia, tienen el candor de las piedras lavadas por la tormenta.

Los viejos cubanos: clave y aliento. Ellos horadaron en la roca, con uñas y dientes, las puertas que yo encontré abiertas. Ellos protagonizaron, a noventa millas, toda una epopeya de reafirmación nacional. Déjalos quejarse.
Déjalos refugiarse en sus pesares. La taza de café se les demora en las manos mientras leen las noticias de la isla . Y vuelven a oler las magnolias de desaparecidos patios. Y en el frío cristal de la tarde vuelven a tocar el rostro de sus muertos.

Los viejos cubanos, curtidos a la intemperie. Déjalos que sean como son. ¡Porque son la sal de nuestra tierra!

 

Anuncios

130 comentarios sobre “LOS VIEJOS CUBANOS

  1. Se pregunta Armando: “¿Seguirán ahora golpeando y encarcelando a los opositores?”

    Se ve que vas poco enterado de los acontecimientos. Las negociaciones no obligan a ninguna de las partes a nada, tampoco a variar sus leyes ni la forma de imponerlas.

  2. Ahora los que la gente que Raúl está buscando es como minimizar el efecto de que los USA permitan llevar equipos de comunicación a Cuba y que las empresas de comunicaciones puedan hacer negocios allá, así como buscar la forma de controlar (y/ o meterse ellos el dinero que le envian) a los negociantes privados ahora que los USA dejan que se les mande dinero y equipos. Veremos.

  3. Vice: “Ahí están ambos discursos y no debería ser difícil reconocer quién tiene mejor voluntad política de resolver la situación.”

    Hombre!!! pero es que estás queriendo comparar a RC con Obama. Yo creo que ambos han estado bien para lo que podíamos esperar de cada uno.
    ,,,,,,,,,,,,,,

    Y dice: “De momento no veo nada de libertades políticas dentro de Cuba.”

    Jejeje, que estás igual que Armando!!!! ¿Crees que los Castro se iban a dejar imponer decretos??

    El paso dado es muy importante y favorable para los cubanos, pero es sólo eso, un primer paso con un alcance limitado a aspectos económicos y humanitarios.

  4. Sr. González:

    Estoy tan enterado como los está ud. así que se equivocó de medio a medio. Si hay relaciones a nivel de embajada y les han aflojado un poco la entrada de dinero, no es tan fácil como antes hacer barrabasadas impunemente. Tienen que pensarlo si quieren mejorar las relaciones, o seguir haciéndolo para agravarlas de nuevo. La pregunta es válida, y yo no dije que los acuerdos contenían nada al respecto. Piense antes de montarse en la sillita de profesor.

  5. Claro que seguiran golpeando, claro que seguiran aferrados al poder, claro que seguiran controlando los medios de comunicacion masiva, claro que seguiran penalizando la discrepancia politica. Claro que continuaran las criminales reglas economico sociales imperantes.

    Pero ahora, luego de este bum publicitario, tienen nuevamente algo que perder con USA. Antes no tenian nada que perder.

    ¿Viviran, a raiz del establecimiento de relaciones diplomaticas con un pais, uno mas de los tantos que ya la tienen, mejor los cubanos? Claro que no.

    Ahora nos acercamos mas, definitivamente, a una situacion un poco mas normal, de un pueblo oprimido por un tirano. Ojala la ola se vaya rapido, la ola de luto que se avecina, para ver si en el exilio dejamos la comoda posicion de exigirle a un pais ajeno que nos saque las castañas del fuego, e intentamos penetrar la isla.. es alla donde siempre ha estado la guerra, no aqui.

  6. Armando, ¿sabes con cuantos países del mundo tiene EEUU relaciones a nivel de embajada? Y de ellos ¿sabes cuantos de esos países hacen “barrabasadas impunemente”?

    Seguro estoy que estas enterado, pero te falta repasar la parte en la que crees que tener una embajada americana en territorio obliga a los estados a ser “politicamente correctos”

  7. Sr. Gonzalez:

    Por favor, tome un curso de lectura. Yo hice una pregunta. Nunca dije que iban o no iban a hacer esto o lo otro. Su respuesta no veía al caso. Fue una coñita gratuita. Acéptelo y siga adelante.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s