Avalancha de empresarios buscan negocios en Cuba

Iba a opinar sobre los últimos comentarios realizados en el blog relacionados con la inversión extranjera en Cuba, pero al ver que no hay un post a la vista me atrevo a colocarlo aquí.

Sobre este tema ya hemos debatido en multitudes de ocasiones en este foro pero la avalancha de empresarios que en busca de negocios visitan a Cuba nos incitan a retomarlo.

Las “reformitas” hechas en Cuba están a muchas millas de distancia de las realizadas por China donde el sistema económico es capitalista (propiedad privada) y el político es comunista (unipartidismo). En nuestro país el sistema económico sigue siendo, en su gran mayoría, de propiedad pública (o de los Castros como dice su población) por lo tanto y en mi opinión, China no es referencia para compararla con el caso Cuba.

No creo que sea muy atractivo para la inversión extranjera que más del 90 % de las empresas del país sean propiedad estatal, en su gran mayoría ineficientes, que cuentan con un absoluto control del gobierno y del partido comunista, con salarios a sus trabajadores que rozan la inmundicia.

Dentro de las reformas económica que ha realizado Raúl Castro no se concibe, como intención política, la privatización de las empresas estatales ni la cesión del mercado minorista a la inversión extranjera. Excepto la posible mano de obra “barata” y la posibilidad de estar establecido en Cuba para un futuro cambio real no veo atractivo ninguno para invertir.

Estoy en el bando de los escépticos, no creo que las cosas mejoren mucho en Cuba si el régimen no profundiza en las reformas económicas.

ErnestoRM

España

Anuncios

73 comentarios sobre “Avalancha de empresarios buscan negocios en Cuba

  1. Raùl ni hizo na, ni hace na, ni va a hacer na. Ademàs, no tiene tiempo de hacer na con los 80 y pico de años que tiene en las costillas. Ya èl, su hermano, y toda esa generaciòn de vejestorios estàn en tiempo de descuento y el àrbitro mirando el reloj y a punto de pitar.
    Cuba està en un estado que solo sangre joven y mentes frescas y pragmàticas podràn lograr algo no sin hacer un trabajo extraordinario, porque el desguace que ha hecho la casa Castro es de magnitudes celestiales.
    Grandes funerales, democracia, sangre joven y mentes pragmàticas, a ver si en un par de dècadas Cuba se vuelve un paìs de donde la gente no se quiera ir pa donde sea.
    Saludos.

  2. Pero Dantes no puedes comparar el ritmo de China con el de Cuba,…todavía. Tus propios ejemplos anulan tu argumento. Son 37 annos contra 6.

  3. Vice dijo:

    Raùl ni hizo na, ni hace na, ni va a hacer na.
    __________

    No hace falta, para eso esta Obama. 😛

  4. Viento en popa y a toda vela. jejeje
    Casi veo a Gonzàlez viajando de Cataluña a Miami pa montarse en un ferry. 🙂

  5. el ferry es sueno de una noche de verano, en el palacio real cubano estan “maquinando” la respuesta para parar esta “locura imperialista” del ferry. una invasion sin soldados, pero invasion al fin, NO LA PERMITIREMOS ! NO LOS QUEREMOS ! NO LOS NECESITAMOS !

  6. Vice dijo:

    Casi veo a Gonzàlez viajando de Cataluña a Miami pa montarse en un ferry.
    __________

    Cuidado y no sea competitivo! Tiene que haber mas opciones (y mejores precios) volando Barcelona-Miami que hasta La Habana. Y tambien esta el asunto del valor añadido… el amigo Gonzalez podria volar con solo su equipaje de mano y comprar en Ño que Barato, Hialeah, las 400 lb de pacotilla que le dejan montar en el ferry! 😛

    Igual habra que ver los costos que impondra la parte cubana, esa gente solo para de trasquilar cuando ya se le ven las visceras a la oveja. 😦

  7. Estas en denial, Infame. Por este tipo de invasion brindan con güisqui en Punto Cero.

  8. no creo atra, quieren el turismo, pero controladisimo (como lo han tenido hasta ahora) y en una cantidad que el edificio de Linea pueda manejar, si se le sale de control el turisteo esta en peligro el olimpo y recordemos que el objetivo de toda esta movida es dinerito para que el olimpo siga teniendo sus prebendas sin soltar el cetro real.

  9. creo que querian patinar y los yonis van a proveer la pista, pero tiene hielo fino, si no patinan bien se van a caer en el agua. es como gorbachev jugando a la transparencia, tan transparente se puso el cristal que uno de los rusos no lo vio y se lo llevo en claro.

  10. Vamos, se serio… Como vas a comparar transparencia informativa (imaginate Granma lavando los trapos sucios de la UMAP) con jinetearle $$$ a los turistas?!?

  11. No, no estoy comparando, por supuesto que no son las mismas acciones, pero si el procedimiento de ponerte a jugar con algo que antes tenias prohibido y ahora quieres intentar experimentos, ergo, no tienes experiencia y comienzan las improvisaciones. por eso te hago la analogia con la glastnost, ahora no es “recibir unos miles de turistas ahi”, no los yonis estan a 90 millas, viajan constantemente al caribe y cuando dicen “voy” se apean por miles y vienen con la costumbre de que les gusta hacer lo que les da la gana, meterse en todas partes y hablar con todo el mundo, como va el edificio de Linea a controlar tanta actividad? ya estara preparado para eso?

  12. Y que les van a decir los yumas a los cubanos que no le hayan dicho ya los canadienses, gaitos, europeos y demas turistas que visitan Cuba desde hace rato? Acaso alguien les controla la boca a esos? El miedo al turismo hace rato que esta en el pasado.

    Yo personalmente no conozco ni un solo cubano radicalizado por su contacto con los turistas. En cambio van ya unos cuantos canadienses que me cuentan de su admiracion por el pueblo cubano, quien vive mal por culpa del criminal bloqueo de USA! 😉

  13. Quiero traer este escrito que escribio en su blog un comemierda que hace un tiempo segun tengo entendido comentaba por aqui y que se hace llamar… Eulelio, Emilio… Cornelio o algo asi.. vaya usted a saber.

    Creo que puede venir a topico aunque dice algunas otras cosas, con eso de la invasion de turistas. Es largo, pasen de el si gusta, total, el Eutelio ese parece ser medio comemierda y latoso.

    La propaganda.

    Recuerdo aquellos días que, en condiciones atmosféricas específicas, se colaban los canales americanos en nuestros televisores. Hablo principalmente de la segunda mitad de los ochentas. Mi casa fue una de las primeras en tener tele a color en mi calle, comprada en la casa del oro, y yo llamaba a los chamaquitos del barrio. Como todo era en inglés, rara vez se colaba Univisión o Telemundo, no entendíamos ni J de lo que se decía, pero los comerciales, ah, eran lo que más nos gustaba. Y es que tenían gracia, de cualquier cosa te hacían la boca agua, lo mismo un refresco cayendo en cámara lenta en el vaso con gotitas de condensación, un chorro de chocolate derretido ondulándose sobre un pastel, o una hamburguesa con carne jugosa, mmm el amarillo del queso, lo fresco de la lechuga y el tomate. En fin, todos hacíamos silencio y boquiabiertos, babeados, presenciábamos aquello. En Aquel entonces la mayoría de mis socitos creía en la revolución, pero es que ante la belleza de los colores y ante lo bueno todo el mundo sucumbe. Corrían los años en que los cubanos estábamos totalmente aislados, rodeados de un mundo monocromático carente hasta de pintorescas etiquetas. La pasta dental era un tubo de aluminio sin una sola letra, el desodorante más codiciado por aquel entonces, el “de tubo” era un tarugo envuelto en un fino plástico y ya. Los cubanos vivíamos sin contacto alguno con el mundo, con la sociedad de consumo. No había casi turistas extranjeros, era el entorno perfecto del totalitarismo. La propaganda oficial hacia énfasis en lo malo de un mundo exterior que no conocíamos del todo en realidad, y nuestro único contacto eran los bolos y las películas del sábado, yumas, y quedábamos maravillados de los carros que ahí salían, que comparados con los aburridos ladas eran cohetes. Pero la gente en general tenía una imagen del capitalismo que coincidía casi 100% con la que nos dejaban ver los medios en Cuba.

    Todo aquello fue palideciendo en los años 90. Con la caída del suero soviético, Cuba comenzó a verse invadida de turistas en short y sandalias, rosaditos y espigados. Empezaron a rodar por las calles otros autos, Nissan Sentra, Toyotas, rentados por los rubios. Los viajes a Cuba aumentaron, la gente regresaba ya con más frecuencia. A donde quiera que llegaban invadían el ambiente con el fuerte aroma a Paco Rabanne, el chicle, y sobre todo, la obesidad que contrastaba con lo famélico de nuestras humanidades. Ya no necesitábamos de unos días de atmosfera cómplice que nos abriese la ventana. Las tiendas de dollares se fueron expandiendo, la pacotilla, las etiquetas pintorescas llegaron al fin a nuestras vidas, sino a disfrutar de los productos que contenían, por lo menos deleitaban nuestras vistas, avivaban nuestras ambiciones, nos ponían a soñar. Y es que, como humanos al fin, a todo el mundo le gustan los colorcitos y, repito, lo bueno. El castrismo había perdido aquella rama de su propaganda que se empeñaba a mostrarnos un mundo cruel afuera, ya estábamos viendo adentro chispazos de la realidad externa. A los que el hambre de los 90 no les basto para convencerse de la porquería de aquel sistema que vivíamos y que se sentían aun protegidos de un mundo cruel que convulsionaba allende los mares, terminaron por chocar de frente con la pacotilla.

    Y entonces, si casi todo el mundo ya sabe que en el capituti está la pasta, el bienestar, el progreso ¿Qué es lo que queda de la propaganda castrista? Confieso que me vengo dando cuenta recientemente de esto, y que una vez creí importante que mostrar el capitalismo exterior malo era lo fundamental, pero creo que me equivoqué. Lo fundamental, y siempre lo ha sido, es mostrar a un gobierno intocable, impenetrable, omnipresente, omnipotente, a prueba de fuego, balas, huracanes y terremotos. En realidad eso es lo que frena a los cubanos hoy, cubanos que saben que el capitalismo es mejor, que los de la tribuna en la plaza son una bola de mentirosos y descarados, pero siguen pensando que detrás de cada jugada esta la mano negra que todo, absolutamente todo lo controla, y nada se le escapa. La propaganda no solo consiste en decir y crear organizaciones de masas que todos saben no funcionan, basta con que existan y ya eso por si genera temor y sensación de estar vigilados, consiste también en no decir, en no mostrar una sola contradicción en las alturas, en sacar a la luz algún que otro acto corrupto una vez resuelto, nunca antes, ni en fase de investigación siquiera. Todo bajo control, están en todas partes, nada se mueve sin su consentimiento. Esa es la parte fundamental y más paralizadora de gusanos de la propaganda del régimen y sigue funcionando a toda mecha.

    Llega a ser tal el efecto, que pocos, muy pocos, son los que logran desligarse de este estigma provocado por el adoctrinamiento de tantos años, incluso fuera de Cuba. No es raro leer expresiones de desconfianza en cualquier cosa, aun así sea una buena noticia, y yo tampoco escapo, ahora mismo estuve tentado a escribir buena noticia entre comillas. A veces leo cosas tan descabelladas que me cuesta, otra vez yo víctima de la doctrina, creer que no sean del G2 quienes las dicen, que no haya entre esos grupos de pesimistas al menos un agente echándole leña al fuego. He llegado a tal punto de adoctrinamiento, aun así me resista a voluntad, que comienzo a pensar que la gran mayoría de los cubanos que escriben en la Web de esa forma que no deja espacio a un logro real de la oposición o a una deriva natural del empobrecimiento del marco socio-politico actual en Cuba, son agentes del gobierno cubano. Sé que exagero, es demasiado que sean tantos, sé que estoy siendo víctima del régimen cuando digo esto, pero, también sé que el régimen sabe que mientras lo crean impenetrable menos darán el salto a la rebeldía publica, y el régimen no escatima recursos en mostrarse un ente por sobre todas las cosas, por sobre todos nosotros. Que Dios me perdone.

  14. El tipo se llamaba Ofelio y era dado a escritos larguisimos que nadie podia leer sin perder los ojos. Esta perla en cuestion podria haberla resumido asi:

    El objetivo ultimo de la censura totalitaria es la autocensura.

    Da lo mismo si la gente sabe o no que aquello no esta tan bien y que el capitalismo no esta tan mal, lo importante es que nadie se atreva a decirlo en alta voz.

  15. Por cierto, la palabra ‘totalitaria’ es superflua, la frase es aplicable a censuras de cualquier origen. Pero Ofelio hablaba asi, tenia totalitarimania.

  16. Tienes razon.. Ofelio era el nombre. Se habra muerto ese hijo de la gran puta? Ojala, porque mira que era latoso.

  17. Eso si, si llegaste a esa conclusion te leiste el escrito completo, Ofelio creo que se fue en paz a su encuentro con el señor, con el divino.

  18. Na… Me lei el primer parrafo, luego la primera oracion de cada parrafo y la oracion final.

  19. Tengo una preocupacion enorme con eso del Ferry:

    Se llenara Miami de Ladas y Moscovich?

  20. No es oximoronico decir que:

    “minimizó el lunes en París las oportunidades económicas a corto plazo en el mercado cubano…”

    y luego:

    “señaló la gran necesidad de infraestructuras que tiene el país” ??

    🙂

  21. No es oximoronico decir que:

    “minimizó el lunes en París las oportunidades económicas a corto plazo en el mercado cubano…”

    y luego:

    “señaló la gran necesidad de infraestructuras que tiene el país” ??
    🙂

    ~~~~~~~~~~~~~~

    No lo es, porque la inversion en infaestructura no es oportunidad economica, en una economia estatizada

  22. Dantes dijo:

    No lo es, porque la inversion en infaestructura no es oportunidad economica, en una economia estatizada
    __________

    Linda frase, pero… que quiere decir?

    Pues desde cuando venderle DE TODO al estado no es rentable? No hay dinero en eso para las firmas americanas o de donde sean?

  23. Linda frase, pero… que quiere decir?

    Pues desde cuando venderle DE TODO al estado no es rentable? No hay dinero en eso para las firmas americanas o de donde sean?

    ~~~~~~~~~~~

    Primero tienes que saber la diferencia entre “invertir y vender” son dos cosas muy diferentes, no es lo mismo venderte harina para la pizza, que invertir en una pizzeria.

  24. Las profundidades del pizza investing las dejo para seres superiores. Solo acoto que el termino “inversion” no aparece en el oximoron heraldino asi como tampoco en mi comentario. Estabamos hablando de “oportunidades”…

  25. Aparte de coincidir con tus temores, que detalle del articulo te parece interesante, Amel?

  26. Atra:

    Yo no tengo temores acerca de Cuba, sólo opiniones. ¿Qué puedo temer si no vivo allá?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s