¿Perdón para el castrismo?

resentimientoPor: Luis Cino

luicino2012@gmail.com

Soy un resentido. Tengo que admitir que al menos en eso, han estado en  lo cierto los oficiales de la Seguridad del Estado que me lo han reprochado en múltiples interrogatorios, más o menos amenazantes, en los últimos casi 20 años.
Estoy lleno de resentimiento contra esa abominación calamitosa que todavía algunos llaman “la revolución”. ¿Cómo no había de estarlo? Tendría que ser masoquista o emular a brazo partido con la Madre Teresa de Calcuta para amar a los ejecutores del sistema que me ha triturado la vida desde que tengo uso de razón.
Tendría que ser muy hipócrita para decir que estoy dispuesto a reconciliarme y a  perdonar a los que nunca, ni por asomo, tan soberbios como son,  han  pedido  perdón.
No soy un tipo de odios ni revanchismos, pero las dobleces y la hipocresía no van conmigo, así que déjenme con el resentimiento, que en dosis razonables, como  lo administro, no me va a hacer más daño  del que ya ha hecho, sino todo lo contrario: me ayuda a tenerme en pie, a no darme por vencido.
No puedo perdonar a los que se creyeron infalibles, con el monopolio de la patria, dueños de las llaves del paraíso, con derecho a decretar la felicidad colectiva  obligatoria, al precio de convertirnos en piezas de un engranaje, sin libertades ni esperanza, uncidos al carro de una historia equivocada.
No puedo evitar el rencor contra los que hicieron que nuestros sueños y aspiraciones individuales,   grandes o sencillas, pero válidas y legítimas como las que más, fueran indefinidamente aplazadas, anuladas en nombre de la revolución, la patria y el socialismo, que según nos dijeron, eran una sola y la misma cosa, a pesar de que nunca rimaron, no podían rimar.
No puedo estar en paz con los que al son de consignas que invariablemente daban la muerte como alternativa, dividieron nuestras familias y pulverizaron nuestros valores, convirtiéndonos en esta chusma misérrima, cínica y descreída,  en perenne marcha por el desierto…
Mi amor al prójimo, para qué negarlo,  no alcanza para prodigarlo a los que me jodieron la existencia, los maestros que con los castigos indicados por el camarada Makarenko pretendieron forjar el hombre nuevo,  los sargentos del servicio militar obligatorio, los siquiatras-carceleros, los calaboceros de las unidades policiales, los chivatos, los que redactaron exhaustivos informes contra mí, los que me expulsaban de todas partes por problemas ideológicos, los oficiales de la policía política que me “atienden”, es decir, me vigilan hasta cuando duermo…
De nada han valido las muchas veces que han tratado de convencerme de que todo lo malo que pasó  no fue culpa de la revolución, no hombre, no, que va, sino de extremistas, de esos que hablaba Lenin, que decía que eran oportunistas y no sé cuantas mierdas más. ¡Como si esos no fueran los tipos idóneos para mantener en pie  un sistema como este!
Que no  digan más que fueron errores, porque en ellos se nos ha ido la vida y ya no hay arreglo…
No me resigno a haber sido uno más de los cobayos del laboratorio castrista. Los daños han sido irreversibles y no se me ocurre que a estas alturas haya modo alguno de indemnizarnos.
Entonces, solo nos queda la memoria  de lo que fue y de lo que no pudo ser, porque  a trancas nos lo impidieron.
Tenía razón el poeta José Mario -uno que sufrió los rigores de las UMAP- cuando decía que  esas explicaciones de que “las cosas no fueron tan malas como fueron, que se trató de errores de algunos extremistas”, son peores que el olvido.
Que no cuenten conmigo para el baboseo. Soy de los que no olvida. No puedo ni quiero. Por eso soy un resentido. Y a mucha honra.

57 thoughts on “¿Perdón para el castrismo?

  1. Atravesao: Yo no soy miembro fundador pero estaba por aqui y recuerdo perfectamente el momento en que el espiritu, buen animo y cordialidad del blog original se fue a bolina. Tambien recuerdo quien fue el que se lo cargó, él solito, con sus insultos duros. Desde aquel momento hemos tenido momentos mejores o peores, pero jamas ni la sombra del TLP original.

    Eran tiempos diferentes. Por ejemplo, el charnego González era más respetuoso consigo mismo que ahora que se ha convertido en un especialista en comentarios ácidos y burlones sin mostrar la más mínima sombra del González original. De hecho, debe tener el récord en autocontradicciones y sorna burlesca. Antes daba gusto leer sus comentarios, ahora más pesao no puede ser.
    De todas formas los tiempos cambian. Yo hice mi primera comunión aquí en 2010 o 2011, no recuerdo bien, y me congratulo de seguir aquí. Recuerdo los tiempos en que SOLO Reinaldo, que loado sea su nombre, se mantuvo al pie del cañón cuando todo el mundo alzó la pata y olvidó el blog. Ya no queda nadie, excepto tres o cuatro, de aquellos amigos originales, incluso, me he preguntado seriamente si alguno de ellos ha muerto.
    Alguien González, Rudy Felix, Eugene, Gusan@100%, Oriental de Santiago, Juanma, Aaron, Enrique G. Mieres, ???, Balsero Suicida, el Ibérico, Panchito, ManuelS, Ernesto RM, en fin, que la lista sería enorme y casi imposible de recordar. En mayor o menor medida todos esos amigos han desaparecido sin dejar rastro.
    Por otra parte, si pinchas sobre sobre los links del blogroll situado a la derecha del blog, verás que la mayoría de los blogs enlazados han muerto. Solo quedan dos o tres bastante poco activos e ilegibles, como el blog de Zoe Valdés.
    Al parecer todo el mundo, hastiado de lo mismo, le ha sacado el pie al tema Cuba por repetitivo, cansino, y en general machacoso. Blogs insignias como Penúltimos Días ya son historia. En el caso de ese otrora excelente blog su dueño, en uso de todos sus derechos y facultades, lo ha dejado para postear tertulias de poesía y hablar de alguna que otra figura de las artes y las letras que no conocen ni en su casa. Sin Evasión murió, como murió Chano Pozo, Andrea Baró, y Malanga, parafraseando aquella famosa canción del Benny Moré en la que decía que “a la rumba yo no voy más”.
    Tengo casi la convicción que si yo no estuviese subiendo temas esto ya estuviera muerto y enterrado. Tampoco puedo olvidar que Cubiche me ayuda de vez en cuando, pero me parece, sin asomo de alarde o autobombo, que TLP no fuera más que un recuerdo en la mente de los que alguna vez pasaron por aquí si yo no hiciese el esfuerzo.
    Entonces subo un post de Luis Cino y salen tú y el charnego González a comerme vivo. Poco les faltó para mandarme a volar por subir semejante mierda.
    Pero voy a hacer un pequeño experimento: me voy a pasar un par de meses sin subir nada y verás cuánto tiempo se pasa este sitio sin actualizarse. Casi estoy seguro que al mes esto se cubre de una espesa y polvorienta telaraña que solo vendrían a limpiar Reinaldo y el Cubiche. A los dos meses, solo veríamos una tapia funeraria cubierta por la maleza.
    En fin, que era mentira aquello de que la CIA, el FBI, y la mafiaterroristademaiami pagaban por escribir en un blog no oficial sobre temas cubanos. De ser así esto estuviera repleto de comentaristas.
    Y la prueba está en que el tema Cuba va muriendo poco a poco en la misma medida que pasa el tiempo y nos vamos dando cuenta que el castrismo ya no genera ni siquiera noticias que valgan la pena.

  2. No Vice. Esta semana mando algo. Nada que ver con Cuba y a mi regreso de Barcelona en marzo mando otro.

  3. Reinaldo dice: “Pues yo me siento muy identificado con lo que escribe Cino. No es que viva mi vida comiéndome los hígados, ni un carajo, pero no dejo de sentir cierto rencor, por qué no, por todos aquellos HP……”

    Pero el odio hacia aquellos HP a ti te sale un minuto al dia igual que a mi, el resto del tiempo eres feliz y no vives con esa carga emocional tan negativa. El escrito de Cino demuestra que está enfermo, que ese resentimiento constante lo tiene como la esencia de su vida y que ya hasta se honra de que así sea. Es de primero de psicología: “el que odia sufre, el odiado disfruta”.

    Si un hermano tuyo, o un gran amigo fuera el autor de ese escrito estoy seguro que a ti te alarmaría y tratarías de aconsejarle lo mismo que he escrito yo al Cino, que la vida no se puede perder machacándose a si mismo con ese odio que sólo a él le afecta, que hay que buscar salidas individuales y mandar a la dictadura y todo lo que representa muy lejos, incluyendo toda esa carga absurda de viejos reproches que al único que le afecta es a él. Si a estas alturas de la película, pasado ya tantos años y estando la isla como está, el sigue recordando y sufriendo con historias como la de los maestros makarenko, es porque está bien jodido….. Yo no he insinuado que haya que perdonar a nadie como algunos han querido interpretar, yo he dicho que no vale la pena perder toda una vida con tanta amargura acumulada que al final ni soluciona nada, ni es ningún mérito y ni siquiera molesta a los dictadores que se la han provocado. Saludos.

  4. Calma peña
    En realidad Atravesao tiene razón. En el sentido que el post se presta más bien para un riña visceral (o para resaltar determinadas miserias morales, whatever) que para un debate. Aunque nunca se sabe
    Vice, yo creo que todos los que nos gastamos un poco de nuestro tiempo en visitar el blog para afilar la retórica, o simplemente por distracción, os agradecemos a quienes mantienen el blog vivos con los posts 🙂 No es necesario expresarlo para que lo sepan. Y lo que es más importante, no es debe importar un carajo lo que comentemos sobre la temática de este o aquel post )

    El tema está que para opinar sobre este tema se necesita un algo de exhibicionismo sentimental ) o algo así. Y no todos podemos hacerlo. Y a algunos le provoca tal rechazo que se ponen a hablar mierda )

    En fin … no le hagas caso a Gonzalez. Recuerda : “I picked dah cotton massa! May I get mah cornbread now massa?”
    Tiene que portarse bien

  5. Atravesao dijo: “Desde aquel momento hemos tenido momentos mejores o peores, pero jamas ni la sombra del TLP original.”

    Es cierto, era otra época y eran otras las formas. Debatíamos con respeto sobre un tema, nos enfrentábamos, pero sin menciones ni afrentas personales. Para consuelo me queda que he podido mantener aquel viejo sistema de debate contigo, con Reinaldo, con Ernesto, con el Capi, con Raudelis y con algunos otros contertulios que ya apenas aparecen. Pocas veces he coincidido con Rei en una opinión, pero nunca entre ambos se han sobrepasado los límites del respeto y del afecto personal.

    ¿Volver a aquellos tiempos originales de TLP? …… yo estaría encantado porque entonces se imponían las palabras, el talento y las buenas formas. Participaba mucha gente y siempre habían post en cola para ser publicados. El tema Cuba no aburría a nadie aunque nos ocupábamos también de otros temas de actualidad. No había palabrotas, ni amenazas de ponerlas, ni se evaluaba constantemente las características personales del que escribía sino la idea que defendía. Era un centro de adultos.

    Hoy no, y también soy responsable de ello, a la primera que se me ataca en lo personal por una opinión, me entra la risa y el deseo de bromear o de burlarme de las personas que así actúan.

    Veremos como evoluciona el blog en los próximos dias, o si en definitivas muere por falta de consenso y de voluntad. Saludos amigo….

  6. A mi el escrito de Cino me pareció exagerado. Y puestos a tener que criticar a mis padres, responsables por partícipes activos de aquello en sus inicios 🙂 prefiero no exagerar el odio hacia quienes crearon aquella pesadilla
    En fin, pasad de tonterías. Seguro que se puede debatir sobre cualquier cosa alrededor del tema que vaya surgiendo

  7. Y el tema de los “insultos” es absurdo. Nos conocemos virtualmente desde hace mucho como para que eso afecte a nadie, y de ese conocimiento inevitablemente surgen ad hominen from time to time
    Dejad la vaina esa. Por no mencionar que Noevelio tiene toda la razón del mundo cuando cuando afirma que [muchos de] los defensores de los buenos modales no dudan en insultar solapadamente a su oponente. Donde las dan las toman. Yo lo veo así al menos

  8. Recuerdo que allá por los 80, en mi barrio de la Habana había un hombre que había perdido la razón y se pasaba todo el día frente al tronco de una mata de almendras (que habían cortado y quedaba un metro de tallo) haciendo grandes discursos incoherentes, a toda voz, imitando en gestos al comandante. Daba risa pero sobretodo daba mucha pena, era una victima más del sistema, que se había dejado arrastrar hasta lo más bajo. El escrito del Sr. Luis Cino es la antesala de ese estadío.

    Cino termina el escrito con estas palabras: “Que no cuenten conmigo para el baboseo. Soy de los que no olvida. No puedo ni quiero. Por eso soy un resentido. Y a mucha honra.”

    El loco del barrio tampoco podía ni quería dejar de imitar al comandante, y allí debe seguir el infeliz, gritando consignas cada dia ante la mata de almendras.

  9. Aha. Todo el que tiene un nivel alto de empatía está “loco”. Es cierto que su ausencia tampoco es muy normal que digamos

  10. Dijo el Cubiche: “O ese lenguaje duro contra aquel que guarda rencor acaso no denota rencor tambien?”

    No lo creo. Denota compasión. Desearía que ni Cino ni ningún otro cubano necesitara el rencor para darle sentido a su vida. Me parece que está en un error y así lo he dicho en mis dos primeros comentarios del post.

    Aún más, dije: “Pero bueno, en cualquier caso yo no critico al Sr. Cino, si él encuentra disfrute con esa vida cubierta de resentimientos, de odios, de malos recuerdos,……., si para él es heroico y un valor vivir cada dia recordando todo lo que le han jodido hasta el dia anterior, tiene todo su derecho a hacerlo.”

    No hay rencor en mis palabras hacia Cino, más bien el consejo de un viejo vecino (que lo fuimos).

  11. El Vice me dijo: “González: ¡qué estúpido eres!”

    Si, pero a veces tengo rayos de inteligencia y sensatez. Como ahora que no me pongo a buscar un calificativo adecuado para ti. ,,,,,,,,, Si un día me pongo peleón ya buscaré unos cuantos.

  12. Dice el Maha refiriéndose a mi persona: “Tiene que portarse bien”

    Y así lo hago y hasta con caricias respondo habitualmente a los reproches que recibo. Les necesito tanto como necesita Cino para vivir sus viejas amarguras.

    Y en particular a ti, Maha, …… y en particular en estos tiempos, jejejeje. Saludos.

  13. Dice el Vice: “Tengo casi la convicción que si yo no estuviese subiendo temas esto ya estuviera muerto y enterrado.”

    ¿En verdad te crees que tenemos una deuda impagable contigo?.

    Creo que esa idea algo prepotente te está haciendo pasar esas líneas rojas que nunca habías sobrepasado y que eran solo propias del Cubiche.

  14. y hasta con caricias respondo habitualmente a los reproches que recibo

    No me refería al entorno del blog

  15. Me sumo a los que están de acuerdo con el criterio de Cino. Para mi el castrismo no tiene perdón. Y aunque los daños pudieran ser reversibles, no viviremos para verlos.

    El daño económico, social y moral es de proporciones enormes y cada uno de los actores principales de ese desastre lo hizo para satisfacer sus ambiciones personales a sabiendas que el sistema no funcionaba.

    Lastima que no respondan en vida por tanto daño.

  16. Mi estimado Vice, aunque no comento no he dejado de visitar a diario este blog.

    Abrazos para todos y paz en el nombre del padre, del hijo y el espíritu santo.

  17. Yo estoy de acuerdo con Cino. Para mí el perdón vendrá unicamente después de la justicia y nunca mientras la misma gente esté en el poder y jodiendo a todo el resto. Lo cual no quiere decir que viva amargado y o me divierta, o que me la pase pensando en los HPs todo el tiempo. De hecho, casi nunca pienso en ellos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s