Los cubanos y la Coca Cola del olvido

coca-cola

Por: Luis Cino

Tomado de: cubanet.org

LA HABANA, Cuba.- “Tomarse la Coca Cola del olvido” es una vieja metáfora para referirse a la actitud de algunos compatriotas que cuando se van de Cuba pretenden romper del todo con el pasado, incluidos los afectos, para hacer borrón y cuenta nueva e iniciar una vida completamente diferente a la que vivieron hasta entonces.

Supongo sea muy duro y difícil, y para nada pretendo justificar esa actitud, que puede resultar bastante cruel y egoísta, pero he llegado a entender las razones de quienes así actúan.

Sucede que la mente humana tiene mecanismos de autodefensa que en situaciones determinadas se disparan para salvarnos. Si lo logran o no, esa es otra historia.

Generalmente, del pasado, uno trata de borrar lo malo y quedarse con los mejores recuerdos. Por eso, la juventud nos parece siempre un tiempo idílico, no importa cómo haya discurrido. Lo mismo puede pasarle a un expatriado con su país. Y ahí está el peligro. Evocará a su familia, sus amigos, sus amores, los lugares donde fue feliz, sus costumbres, etc. Y puede que llegue un momento en que piense si habrá hecho lo correcto al irse. Particularmente si en el país donde reside no le va tan bien como pensó que le iría.

Tal vez no le vaya bien precisamente por eso: porque vive prisionero del pasado, esclavizado por los recuerdos, devorado por la nostalgia. Quejoso, autocompasivo, sin sentido de pertenencia, incapaz de estar en paz ni con el pasado ni con el presente, a merced de las pesadillas, los auto-reproches y las culpas ajenas y propias, sin acabar de asumir sus responsabilidades.

Conozco muchos casos así. Viven con los pies en Miami y la cabeza en Cuba. Después de que flexibilizaron las leyes migratorias, apenas regresan de un viaje y ya están preparándose para el próximo, a fin de año o cuando vuelvan a tomar las vacaciones. Siempre pendientes de las necesidades de sus parientes en la Isla, que aunque en muchos casos sean desconsideradas por lo exageradas, ellos lo intuyen, tratarán de satisfacerlas para estar a bien con todos y su conciencia, y  también para que nadie “allá” vaya a tener dudas de que han tenido éxito en su nueva vida.

Y así, en el empeño de ayudar a los suyos y de probar a todos y probarse a sí mismos que hicieron lo correcto y son exitosos (tan exitosos que se pueden ir a vacacionar a un hotel de Varadero con sus familiares), no logran levantar cabeza, se endeudan, no progresan. No acaban de aprender el “puñetero” inglés ni se resignan a adaptarse a las costumbres de los yanquis, particularmente a su comida rara y desabrida y ese café aguado que “sabe a medicina, por no decir a rayos”. Viven agobiados por el pago de los “biles” (bills), con dos y tres trabajos, sin apenas tiempo para pasear los fines de semana porque hay que acostarse temprano el domingo para levantarse el lunes para ir a trabajar, sin poder cambiar el carro de hace diez años ni poderse mudar a una casa que tenga una habitación más.

Y a fin de cuentas, no quedan bien con nadie, ni siquiera con ellos mismos, porque tendrían que ser millonarios para poder resolver todos los problemas de sus familiares en Cuba, que no son solo los más perentorios, sino también la ropa de marca, los quince de la sobrina, el TV de pantalla plana, el iPod, lo que necesita  el sobrino que “va a hacerse santo”, etc.

En cambio, aunque son menos, conozco también a los que temerosos de convertirse en estatuas de sal, se niegan a mirar hacia atrás. Se han apretado el cinto, han trabajado duro y han logrado progresar. Ahora, luego de años de privaciones, viven más relajados. Se han aclimatado perfectamente al American Way of Life, se han integrado plenamente a la sociedad que los acogió, que en definitiva, es lo más sabio que puede hacer un exiliado. Hablan en inglés con fluidez, se han hecho ciudadanos norteamericanos, votan en las elecciones, prefieren comprar la comida en Publix antes que en Sedano, no suenan el claxon ni aunque se topen con un energúmeno cañonero en la expressway,  detestan el reguetón y la programación de los canales hispanos, prefieren los noticieros de CNN o Fox News a los de Univisión o Mega TV. Y si no tienen familiares allegados en Cuba, ni se les ocurre la idea de viajar a La Habana. ¿Para qué? ¿Para sufrir y deprimirse?

Hay quien se ha decidido, ha vuelto a visitar Cuba, y el choque fue tal, que acabó de convencerse de que el país que recordaba y añoraba ya no existe: ha sido sustituido por otro peor, que ya no tiene que ver con ellos.

No todos —particularmente quienes tienen en Cuba a sus padres o sus hijos— pueden acorazarse y vencer al gorrión. Es muy difícil. Sumamente difícil. Una cura de caballo, como dicen. Dudo que yo fuera capaz. Uno no puede ir por ahí, cambiando de piel cada cierto tiempo, como el majá. Por eso, entre otras razones, por muy mal que me vaya aquí, no se me  ocurre irme de Cuba. Estoy seguro de que sería un desastre.

luicino2012@gmail.com

Anuncios

61 comentarios sobre “Los cubanos y la Coca Cola del olvido

  1. Me voy y regreso a los 5 años y el Sr Gonzalez sigue tan comunista como siempre y tan catalan como siempre. No puedo con éel. Saludos a Rodolfo, a Reinaldo, a Aaron, a Evelio a Raudelis ….Y a todos por supuesto

  2. Vice, tu imaginación es muy corta y tu lengua muy larga. Usas frecuentemente calificativos personales para impugnar mis ideas o fundamentos. Constantemente mencionas mi edad, mis supuestas enfermedades, mi vida, mi familia y hasta mi supuesta “posición política”…. ¿Sabes que yo podría hacer perfectamente lo mismo contigo? …… En ese caso -y por tu condición de dueño del blog- tendrías que expulsarme, porque imaginación yo si tengo y después de tantos años, información sobrada de tu persona también.

    En este caso del escrito de Cino, sólo he defendido de sus ataques y burlas a los cubanos que viven en USA. NI siquiera ha venido ese señor a España para criticar lo que aquí comemos, la calidad del café, los programas de tv que vemos ni las horas de trabajo que hacemos. Les estoy defendiendo de un gilipollas habla mierda, sólo eso. ¿Te imaginas que me hubiera sumado a sus ironías y hubiera dado por cierto todo lo que dice en su artículo?…. jejeje, me hubieran matado.

    Me dices: “González, acaba de salir de una buena vez del clóset político en el que estás metido. Ya aquí no engañas a nadie. “

    ¿Qué coño insinúas?… ¿Cuándo alguno de aquí me ha visto con miedos o hipocresías?. Habla claro y déjate de complejos y mariconerías. Deja de calumniar y de comportarte como una mala persona. Recuerda que a mí no me das ningún miedo por muy preponderante que seas en TLP. Con razones me podrías callar, con puterías no.

    Si lo que prefieres es que deje de participar en el blog dilo claramente que lo haré de inmediato. Compórtate como un hombre, no como una chismosa cederista. Enseñas claramente el plumero y eso te desmerece como persona, te hace parecer un tipo mierda, sin valores…decepcionas.

  3. Eh…¿y este hombre?…¿quien es?
    El plomero coño!!! El plomero coño!!!!

  4. González, si tú eres guapo de verdad ve a Miami y modifícale la salud al par de “hienas” que te machucaron en el ministerio donde trabajabas en Cuba.
    Conmigo no tendrías mérito alguno. Yo no te hecho ná. 😆

  5. Debiste ponerte un trajecito de hombre para responder. Así defraudas a las chancleteras del solar que te estaban dando ánimos..

    Sé sincero, si ya no puedes conmigo me lo dices y te dejo todo TLP sin molestar nunca más.

  6. Supositorios para el imsomnio. Efecto garantizado y sobre todo inmediato. Tan inmediato que te lo pones por ña noche y amaneces con el dedo metido en el qlo.

  7. Coño, como cambian los tiempos. Hace años era yo el que perdía la calma y la tabla con un par de comentaristas indeseables que venían al blog, pero ya las cosas han cambiado.
    Muchachones, por favor, no pierdan la tabla y sigamos llevando las cosas más o menos bien, sin necesidad de llegar a extremos.

  8. Rei: González cada vez se muestra más agrio e irascible. No sé qué le pasa.
    Se está haciendo difícil tratar con él sin el riesgo de que te llene de ácido de arriba a abajo con sus respuestas.
    En serio, me preocupa nuestro amigo González. ¡Mira la que armó porque le dije que saliera del closet político en el que está! Me dijo hasta del mal que iba a morir con lujo de detalles. 🙂
    Si estuviera en Cuba ya la muchachada del barrio estaría gritándole cosas cada vez que pasara.
    Repito: me preocupa grandemente González. 😦 😦 😦
    Pero es un buen tío, y al menos de parte mía no hay resentimientos. Se lo perdono todo.

  9. Me parece que a González no le gusta cuando le aplican de su propia medicina… ojalá lo tome como una experiencia educativa.

  10. Yo estoy dispuesto a recibirlo aqui y prestarle el arma que mas le guste para que reviente al par de hienas…………aunque si me afloja una buena pasta$$$$$$$$ yo mismo reviento al par de hienas 😆

  11. El Sr Gonzalez me llama chancletera de solar, aún cuando su tolerancia es tiende a cero en una epsilon vencidad reducida del punto cuando se trata de temas politicos. No es raro que se haya asentado en Cataluña, cuna de los comunistas e izquierdosos amantados por la Union Sovietica en su afan de expandir sus brazos por el mundo. Estos catalanes socialistas en su afan de destrozar a la derecha del PP caen en la bajeza de negociar con Podemos y toda la estructura chavista fabricada en España por Fidel, Chavez y el personal de Linea y A.

    Pero bueno, entrando en el tema, el pobre Gonzalez lo conocí por allá por el lejano año 2009, y siempre agresivo, dictatorial e impositivo, y regreso a este blog 7 años mas tarde y el discurso es practicamente el mismo. quizas sea el sexto heroe y este cumpliendo a cabalidad con las misiones encomendadas desde los niveles centrales.

    De todas fornas Gonzalez, en Cuba cabremos todos, los comunistas y los capitalistas, los conservadores y los liberales, los democratas y los republicanos.

  12. Saludos Ibérico. Ojalá no te pierdas otra vez.
    Sobre González…, pues nada, seguimos aquí batallando con él, pero cada vez lo perdemos más. Anda amargo y agresivo con casi todo el mundo y más revolucionario que nunca. Se aparece con un saco de piedras, los ojos inyectados en sangre, y las comienza a tirar en todas direcciones mientras un hilo de espuma sanguinolenta le brota por la comisura de sus labios. 😀
    Pero es un buen amiguete, solo que ya se nos ha vuelto cascarrabias.
    Saludos.

  13. Jejeje ¿Que tal Rodolfo? Pues si, el Sr Gonzalez no mejora. Gracias por la bienvenida nuevamente, haré lo que pueda por mantenerme activo, pues en todo este tiempo atras “aré lo que pude” para salir afuera en lso negocios y la familia. Todo ha ido viento en popa y ya tengo mi propia compania, super rentable y contento de que todo vaya asi.
    ¿Que me cuentas de New Orleans? ¿Como esta el Jazz y las fiestas de Mardi Gras?
    Hace poco fui a New Orleans y me acorde mucho de ti. Pero no tengo ni idea de como localizarlos.
    Al unico que puedo localizar es al Sr Gonzalez en la delegación de Podemos de Barcelona…jejejeje

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s