Todo dios tiene su diablo

¿De qué trata este post? Búsquese un buen enemigo, cualquier cosa que previo al sufijo “ismo” suene bien y tendrá a Dios agarrado de las barbas, será seguido, será aplaudido, y se le perdonaran los disparates. Es un fenómeno bastante viejo. Los hombres, desde siempre, reaccionamos más al miedo que a la razón, somos más [...]