Raúl Castro, ¿en modo hibernación?

rcymdc

Iván García

Original: Desde la Habana

Ahora mismo, el secreto mejor guardado en Cuba son los protocolos de sucesión del presidente cubano, el general de ejército Raúl Castro Ruz, tras su retiro en febrero de 2018.

Les cuento lo que se rumorea entre algunos funcionarios cercanos al hermético equipo de asesores y parientes de pesos pesados en el Consejo de Estado.

Una fuente bien informada asegura: “El hombre está loco por retirarse, aspira a estar más tiempo con sus hijos y nietos y poder viajar por el mundo. Se va a jubilar de verdad. Y me parece que va a dejar el cargo de primer secretario del partido. A él siempre le ha gustado estar en la sombra”.

Un tecnócrata conectado con las élites de poder afirma que “la sucesión no llega en el mejor momento. Pero Raúl habla en serio cuando dice que se va. De buena tinta supe que Miguel Díaz-Canel y su esposa, Lis Cuesta, a quienes en los últimos meses la prensa estatal les ha ido creando una imagen presidenciable, estudian inglés a fondo y se preparan para dirigir el país”.

Un ex oficial de seguridad personal, señala que “a Díaz- Canel se le han asignado nuevos recursos, técnicas de comunicaciones y logísticas de un probable presidente”.

Mientras en sus parrillas informativas, los medios oficiales nos siguen atiborrando con noticias de éxitos productivos y una supuesta lealtad popular a Raúl y su difunto hermano, el cronograma sucesorio no se detiene.

Falta poco más de diez meses para el día D. Presumiblemente, a partir de la noche del próximo 24 de febrero, la república sea gobernada por un presidente civil sin el apellido Castro.

Una fuente consultada considera que “tras su retiro, Raúl va a forzar la jubilación de varios de los históricos, entre ellos Machado Ventura y Ramiro Valdés. Su hijo, Alejandro Castro Espín, coronel del Ministerio del Interior, conservará ciertas cuotas de poder, y Mariela seguirá vendiendo la imagen de tolerancia hacia la homosexualidad, pero no tendrán cargos muy relevantes. El poder detrás del poder serán los militares. Todo está previsto. Vendrán cambios profundos de corte económico: si no se aumenta el poder adquisitivo de la población, se potencia el consumo y se aprovecha el capital monetario e intelectual del exilio, Cuba jamás saldrá del pantano. El desgaste político y las fallas sistémicas han creado condiciones propicias para el surgimiento de una aguda crisis social que nadie sabe cómo puede terminar. Por eso se producirán nuevos cambios”.

En Cuba, donde la mejor cualidad de la prensa estatal es no decir nada y camuflar la realidad cotidiana, los rumores dentro de las alcantarillas del poder son más creíbles que las noticias oficiales.

Raúl Castro es un eterno conspirador. Que levante la mano el analista o periodista que previó las negociaciones secretas con Estados Unidos y el restablecimiento de relaciones el 17 de diciembre de 2014.

Vaticinar en una nación tan hermética puede ser un fiasco. Pero hubo ciertas señales. Durante la sesión legislativa del monocorde parlamento nacional, en diciembre de 2015, gradualmente comenzó un retroceso de las reformas raulistas. Marino Murillo, el zar de esas reformas, desapareció de las fotos oficiales.

A tono con la crisis venezolana, que provocó recortes de un 40% en la importación de combustible, los Lineamientos Económicos propulsados por Raúl Castro se frenaron en seco.

La visita de Barack Obama a Cuba, en marzo de 2016, fue el vaso que colmó la copa. El ala más conservadora comenzó a imponer sus reglas de juego.

Sin el carisma y el protagonismo de su hermano, Castro II ha demostrado ser más eficaz para armar equipos negociadores y ha tenido mayores éxitos en política exterior. Desde restablecer relaciones diplomáticas con Estados Unidos, sin apenas conceder nada a cambio, actuar de mediador en el encuentro en La Habana entre las Iglesias ortodoxa y católica, el acuerdo de paz en Colombia hasta la condonación de una parte considerable de la deuda financiera.

Sus reformas en la agricultura han fracasado. Todavía la gente espera el vaso de leche que prometió en un discurso pronunciado en Camagüey el 26 de julio de 2007. Aquel día, Raúl Castro dijo: “Hay que borrarse de la mente eso de los 7 años (edad en que los niños en Cuba dejan de recibir una cuota de leche por la libreta de racionamiente); llevamos 50 años diciendo que hasta los 7 años. Hay que producir leche para que se la tome todo el que quiera tomarse un vaso de leche”.

La Ley de Inversiones Extranjeras no ha podido atraer alrededor de 2,500 millones de dólares anuales. La zafra azucarera y la producción de alimentos no despegan, obligando al régimen a derogar todos los años poco más de dos mil millones de dólares en la importación de alimentos.

Excepto el turismo, el programa de asistencia médica compensada o misiones internacionalistas y las remesas familiares, el resto de los renglones económicos y de exportación decrecen o no aumentan lo suficiente.

Sectores vitales de la industria no son rentables y sus equipamientos están obsoletos. El déficit de viviendas, transporte y servicios públicos es abrumador. Los precios para acceder a internet en los hogares son delirantes. El silencio sobre la gasolina especial y las especulaciones entre la ciudadanía, de un remake del ‘período especial’, no han sido ventilados por el ejecutivo.

Raúl Castro apenas se asoma a la palestra pública. Después de las honras fúnebres de Fidel en noviembre de 2016, haber presidido el parlamento en el pasado mes de diciembre y apariciones esporádicas en Cumbres del Caribe y la CELAC, su presencia es casi imperceptible.

Gobierna en modo hibernación. Con el piloto automático encendido. Nada se sabe sobre el proceso de reunificación monetaria. Los cacareados Lineamientos Económicos, los cuales solo se han cumplido en un 21 por ciento, parecen ser letra muerta.

Según una ex periodista oficial, hoy residente en Miami y que tuvo un trato cercano con Raúl Castro a finales de los años 80, su aparente comportamiento errático puede tener varias lecturas.

“Raúl no es voluntarista como su hermano. Tampoco es de dejar las tareas a medias como hacía Fidel. Supongo que debe estar ocupado preparando a Díaz-Canel, para que termine la labor, o implemente nuevas reformas de calado. Creo que Díaz-Canel va a jugar un papel importante en el futuro de Cuba. Desde ya los reporteros deben enfilarle sus cañones”, apunta la ex periodista.

La sensación que se percibe en la calle es que la Isla anda al pairo. El panorama no pinta bien. El futuro se mantiene entre signos de interrogación. Las puertas de la emigración se cierran. Y el salario sigue siendo una broma de mal gusto.

Los más optimistas, que son los menos, rezan para que el general guarde un plan de emergencia en alguna gaveta de su buró. Los pesimistas, que son los más, consideran que con Raúl, Díaz-Canel o cualquier otro de los pretorianos del socialismo verde olivo, la vida en Cuba continuará igual. A veces mal. Otras veces peor.

Anuncios

12 comentarios sobre “Raúl Castro, ¿en modo hibernación?

  1. Me preocupa Evelio. Alguien sabe de él o lo ha visto recientemente comentando en otro blog?
    Según contó a su mamá le habían detectado un cáncer. 😕
    Evelio, si lees esto deja un comentario.
    Saludos.

  2. vice a calvet se le moja la canoa…. no te va a levantar el pie nunca. te ataca te llama imbecil …. y sin embargo a el se le moja la canoa y pierde aceite. ,,,,,,

  3. Diaz Canel es la seguridad de morir tanquilo, como el hermano, sin que lo lleven a juicio, necesitan alguien asi, que tenga el control del pais,para ellos fallecer sin exabruptos. Veremos que sucede, va a ser interesante porque puede que emerja un Gorbachov y entonces todo se va a la mierda.
    Por cierto leyeron la ultima carta de Eliecer? el final esta de pelicula.

  4. PxP, lo que dices está más claro que el agua.
    Apuesto diez a cero que ese tipo se pasa el santo día pensando en mi. 😂
    Yo ni lo leo. Cuando veo alguno de sus nicks… scroll down!!
    Saludos.

  5. Declaración del Presidente del Movimiento Político Somos+ sobre expulsión de la Universidad de Karla María Pérez González

    En medio de todo el oprobioso “proceso” legal desatado en mi contra, me llega una noticia aún peor, la expulsión de Karla González de la Universidad de Villa Clara por sus “vínculos” con nuestro movimiento.

    Privado de todo objeto electrónico y dependiendo de que me llegara de boca de alguien la información, supe con algún atraso los detalles de la maniobra, en la que están involucrados dirigentes del país, “Seguridad del Estado”, profesores y por último estudiantes… unos pocos, necesarios chivos expiatorios que cargarán con la responsabilidad de una barbarie, promovida por los viejos escamados que mueven los hilos.

    Creo que no hay ejemplo más claro en toda la sociedad cubana para ilustrar la pérdida de valores morales, que la conducta de los estudiantes universitarios. Ser universitario es más que todo una actitud ante la vida. De nada vale obtener un título y colgarlo en la pared, si éste fue condicionado a perder la esencia misma del ser humano, su libertad y su decoro.

    ¿De qué vale estudiar periodismo, la vocación más necesitada de ese derecho universal que es la libertad de expresión, si desde la etapa de estudiante ya participas de un atentado contra lo que será tu única herramienta verdadera de trabajo? ¿O es que en verdad no desean ser periodistas, sino repetidores obsoletos y aburridos de una propaganda partidista que nadie lee, oye, mira ni respeta?

    Karla ha sido expulsada de la carrera de periodismo precisamente por soñar ser periodista de verdad, por no vender su alma al diablo, por ser de esas pocas jóvenes que sueñan vivir en Cuba con su dignidad intacta. Esta adolescente se ha parado frente al tanque de hierro como lo hizo aquel ciudadano chino en la plaza de Tiananmen.

    Sin proponérselo, con su firmeza, ya está librando una enorme batalla a favor del periodismo y en defensa de todos los profesionales, presentes y futuros de esa rama en Cuba, incluidos los que hoy apoyan tal desfachatez.

    Recuerdo como si fuera hoy, lo que sentí cuando era yo el que estaba en ese mismo lugar, siendo juzgado por el miedo, el miedo de muchos de mis compañeros a perder su “misión a Venezuela”, su carrera, su futuro trabajo y todas esas cosas que aquí dependen del criterio de los “factores”. Lo interesante de aquellos hechos fue que, pasados los años, nadie se acuerda de los nombres de los que se prestaron para el show y en su gran mayoría fueron cayendo en desgracia uno por uno, hasta el punto en que hoy yacen olvidados en algún rincón por ahí… sin nombre, sin honor y sin vergüenza.

    Otros, los instrumentadores, los come candelas mayores, terminaron casi todos abandonando el país, abrazando desesperadamente aquellos valores e ideas que rechazaban con uñas y dientes. Algunos me han escrito por Facebook pidiéndome perdón y yo los he perdonado, pues siento verdadera lástima de sus conciencias.

    Es que nada tiene que ver la burbuja universitaria, los lemas, los discursos encendidos, la enajenación y la doctrina con la vida real a la que tendrán que enfrentarse después de graduados. Esa que te abre los ojos por la fuerza dándote la cachetada que necesitas para despertar de tanta porquería en la que te han usado.

    La FEU saca ahora una declaración, deshonrando a una federación cuyo mérito histórico fue precisamente defender a los estudiantes de los desmanes de la tiranía anterior. Esta FEU por el contrario, se pone del lado del poder, de los abusadores, de los corruptos, de los que torturan hoy a las mentes libres, de la misma forma en que ayer, otros menos sofisticados, torturaron los cuerpos de iguales rebeldes.

    Esta FEU vendida y prostituida, da pena.

    Alegan que Karla reconoce pertenecer a “una organización ilegal”. No sería mejor que esos mismos periodistas se preguntaran ¿por qué es ilegal pensar y proponer soluciones distintas? Dicen también que esta organización tiene objetivos y valores distintos a los de la “revolución”. ¿Acaso se nos ha permitido hablar públicamente de nuestros objetivos y valores? ¿De dónde sacan estos señores que la libertad de prensa, las elecciones plurales, el emprendimiento y el Estado de Derecho que nosotros promovemos es distinto al que prometió Fidel al principio de su revolución? Se han leído “La historia me absolverá” o los discursos del propio Fidel en Santiago, Camagüey etc.

    No hay nada más cercano a los sueños por los que murieron tantos héroes en Cuba que las ideas y principios de Somos+, así como nada es más distinto a las promesas de “la revolución” que la realidad que hoy vivimos, presos del pasado y sin oportunidades para evolucionar, con un pueblo que no sabe para dónde ni cómo irse, y una burocracia enferma de poder que no quiere soltar la teta de un país que agoniza y sigue empeorando año tras año.

    Si ustedes quieren jugar ante la historia el bochornoso papel de cabrones, ésa es su decisión, así quedará registrado y no podrán esconderse, pues la etapa donde “nadie escuchaba”, terminó gracias a internet.

    Karla por su parte, seguirá limpia, pura, dulce, inteligente, honesta y sobre todo, valiente. Con esas cualidades, encontrará cientos de oportunidades para graduarse de periodismo en las universidades más prestigiosas del mundo.

    Es el pueblo de Cuba quien pierde, al menos por el momento, la posibilidad de contar con una joven de su estirpe.

    Si para que se garantice el “derecho a existir” de la “revolución” que ustedes mencionan hay que pisotear a tanta gente, hay que matar tantos sueños, hay que destruir tantas familias, hay que privarse del derecho de ser uno mismo para engrosar las filas de tanto zombi patético, si la revolución solo sabe alzarse sobre un cementerio de intelectuales, pensadores, artistas, periodistas y cualquier hombre o mujer pensante que nazca en esta tierra: Se pueden meter su revolución por su reverendísimo ano.

    Ing. Eliécer Ávila

    Orgulloso Presidente y Fundador del Movimiento Político

  6. Vice gracias por la preocupacion. Por aca sin novedad. Solo de vacaciones. Saludos a todos.

  7. Lleguense por el fb de elaine o por la polemica digital. Esta bien enojada con lo de la muchacja que sacaron de la universidad por ser de somos mas.

  8. Los verdaderos tiempos dificiles de los residentes en la isla estan por venir. Es inevitable.

    Se la han pasado dormidos por decadas, alejados de la realidad mundial y tendran que pagar su precio.

    Que pongan a Canel o a CHANEL da lo mismo. El barco se queda sin timoneles y sin timon

  9. ¿Será que Elaine se está pareciendo al gatico “comunista” que ya ha comenzado a abrir los ojitos?

  10. A mí me parece que aunque Díaz Canel se siente en el trono, Alejandrito es el que va a mover los hilos. Nada de gente de fuera de la famiglia tomando las deci$ione$ que cuentan.
    Me he ido al blog de Elaine a leer su post de abril 13 por curiosidad. Puede ser que el gatico comunista esté abriendo los ojitos como dice Reinaldo, pero todavía por lo que leo, me parece que va a necesitar lentes porque visión 20/20 no parece tener, o a lo peor, lo de ella es cataratas congénitas. Esperemos que no, porque ya va siendo hora de que acabe de aterrizar después de todo el tiempo en Harvard expuesta al mundo mundial.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s