Cuba, 60 años después

Mientras decenas de países han superado la pobreza en estas seis décadas, los cubanos viven sumidos en un degradante subdesarrollo.

Álvaro Vargas Llosa

Dentro de dos semanas se cumplirán 60 años desde que los barbudos revolucionarios ingresaron triunfantes a La Habana y se apoderaron del país. Se menciona a menudo, como claves de esa perdurabilidad, estos factores: la eficiencia de su Estado policíaco; la protección y la subvención de la URSS durante tres décadas y, más tarde, del petróleo venezolano; la expulsión directa o indirecta de millones de cubanos que con su salida, en sucesivas oleadas a lo largo del tiempo, desactivaron la presión social, reduciendo el riesgo político para el régimen; la condición insular de Cuba, que de haber sido un país centroamericano habría sido poroso y más vulnerable; la crueldad de Fidel Castro y sus dotes excepcionales para traducirla en hechos que reforzaran su figura mesiánica y el poder del Estado; la torpeza de Washington, que no supo aprovechar oportunidades como la invasión de Bahía de Cochinos y, en cambio, colaboró con la propaganda cubana con cada error que cometió.

Todas estas explicaciones contienen, seguramente, una dosis de verdad; la razón de que la Revolución Cubana siga en el poder debe algo a todas ellas. Pero prefiero centrarme en dos que se suelen mencionar menos y a las que no sabría atribuirles un porcentaje, pero que, creo, resultan indispensables para explicar parcialmente esta longevidad. Una es el “relato”, que no es lo mismo que la propaganda: muchos regímenes brutales con capacidad para la propaganda sucumbieron bastante tiempo antes de cumplir 60 años. La otra es lo que podríamos llamar la muerte de toda ilusión o, dicho de otra forma, la capacidad que ha tenido la Revolución Cubana para destruir en un número suficiente de personas la capacidad para concebir una realidad esencialmente distinta. A esto último podríamos llamarlo una relativa deshumanización de la población cubana, si aceptamos que un rasgo fundamental de lo humano es imaginar cosas mejores, primero, y luego actuar a partir de ese movimiento de la imaginación. Los cubanos imaginan todo el tiempo, desde luego, modos de sobrevivir (o de “resolver”, el verbo cotidiano de la isla) y actúan en consecuencia, pero, con honrosas excepciones, ya no parecen imaginar, como las primeras generaciones de adversarios del castrismo que fueron derrotadas, la posibilidad de modificar la fuente principal de su desgracia.

El relato de la Revolución Cubana fue variando con el tiempo. Cada variación fue -para cualquiera que vea estas cosas con sentido común- una admisión no explícita de fracaso. Pero cada admisión de fracaso fue, al mismo tiempo, la renovación de la “última ratio” que justificaba la Revolución. Así, la mentira pudo extenderse indefinidamente en el tiempo y sustituir la deprimente, trágica realidad con un efecto embrutecedor y paralizante.

Cuando triunfa la Revolución, el castrismo promete a los cubanos y al mundo hacer de Cuba un país desarrollado (allí está, como emblema de esa primera hora, la bravata del Che Guevara en Punta del Este, en 1961, vaticinando que en 1980 la isla tendría un ingreso per cápita superior al de Estados Unidos). El relato se basaba en la apuesta por el desarrollo y en la comparación arrogante con el subdesarrollo latinoamericano, que se atribuía al sistema capitalista. Pero la pérdida de su tejido empresarial, de buena parte de su clase media, de la más mínima racionalidad en la conducción económica y de los incentivos para progresar al margen del Estado echaron por tierra toda pretensión de desarrollo económico. El castrismo modificó entonces radicalmente el relato para instalarlo en la lógica de la Guerra Fría, justificación definitiva de la sovietización de la isla.

Cuba ya no basaba su discurso en la capacidad de la Revolución de convertir a la isla en una potencia económica, sino en el rol que le tocaba jugar en el gran enfrentamiento mundial entre el socialismo liberador y el capitalismo imperialista. La inflación, por la vía retórica, del tamaño histórico de Cuba alargó la importancia de la isla y el orgullo nacional de los creyentes en la religión castrista. Mandar cubanos a pelear en África era parte del ese papel descollante que ahora jugaba la isla a escala global.

El aspecto económico había pasado a un segundo lugar, aunque cobraban importancia ahora unos logros sociales que en gran parte no eran otra cosa que la herencia de la vieja Cuba prerrevolucionaria (en 1958 Cuba era subdesarrollada, pero tenía la tercera renta per cápita de América Latina, detrás de Venezuela y Uruguay, la esperanza de vida de los cubanos al nacer, 64 años, era también la tercera de la región y su tasa de mortalidad infantil ya era la más baja).
Cuando se vino abajo la URSS, el relato no podía sino modificarse. Una parte del nuevo relato consistió en la denuncia de la gran “traición” producida en la URSS, lo cual implicaba aumentar aún más el tamaño desproporcionado que le tocaba jugar a la isla en el mundo. Esta vez, como bastión del socialismo mundial. Pero como el fin del subsidio soviético, que se ha calculado en más de cinco mil millones de dólares anuales de entonces, implicaba también mucha penuria, había que construir la otra parte del nuevo relato, la de la resistencia numantina, la del heroísmo en la pobreza. Así fue que el “periodo especial”, que no era en realidad otra cosa que la desnudez reveladora de la Revolución y el afloramiento de sus monumentales fracasos, cobró una dimensión mística, redentora, que justificaba todas las privaciones y estrecheces imaginables. Como la supervivencia era una causa heroica, todo valía, incluso empezar a permitir, tímidamente, algunas actividades económicas por cuenta propia y, por supuesto, invitar a algunos capitales extranjeros a asociarse con el Estado cubano con paquetes minoritarios de acciones para inyectar algo de dinamismo. El turismo degradante, que el relato revolucionario anterior había asociado tanto a la Cuba decadente y vendepatrias de Batista, cuando la isla era “el prostíbulo” de los Estados Unidos, ahora formaba parte de la sagrada causa revolucionaria. Cada vez que los limitadísimos espacios de economía privada amenazaban con crear una clase independiente del Estado, Castro los volvía a cerrar y el relato retornaba a su versión prístina, denunciando a los capitalistas y sus titiriteros imperialistas.

Luego llegaron el petróleo y los petrodólares de Hugo Chávez y el socialismo del siglo XXI. El Estado cubano pudo respirar aun si la población seguía sumida en una economía más propia del subdesarrollo de los años 50 que en la del nuevo milenio. El relato cambió de nuevo. Ahora volvía a salir de los confines ajustados de la isla en el que la necesidad de concentrarse en la supervivencia la había encerrado y proclamaba a los cuatro vientos la renovada lucha mundial contra el imperialismo. Una lucha en la que se justificaba aliarse con el islamismo fundamentalista (especialmente el terrorista e imperialista) o con el nacionalismo capitalista chino. El relato también dio una cualidad altruista a lo que era, en verdad, una variante de la esclavitud. Cuba empezó a enviar médicos, enfermeras y maestras a diversos países a cambio de dinero que los beneficiarios no pagaban a los profesionales sino al Estado cubano, que a su vez conservaba nueve décimas partes de lo recibido. En la nueva retórica, estos “servicios profesionales” contribuían a instalar la idea de que Cuba, una vez más, ponía su grandeza al servicio de la humanidad.

Cuando Fidel Castro cayó enfermo en 2006 y Raúl Castro asumió el mando temporal, el relato adquirió nuevos matices. El hermano del dictador había sido un admirador de la Perestroika de Gorbachov y lo era del modelo chino, pero no podía desviarse demasiado de la ortodoxia porque correría el peligro de ser víctima del moribundo Fidel y sus aliados. Las reformas económicas ampliaron la esfera privada (a través de la expansión del “cuentapropismo” y de la creación de espacios de actividad cooperativa en la agricultura, aunque manteniendo la propiedad de la tierra en manos del Estado) y se renovó la invitación al capital extranjero. Pero las reformas fueron lo bastante limitadas como para convivir con la retórica revolucionaria de un Raúl dedicado a convencer a tirios y troyanos de que nada cambiaría. Los militares, empezando por él, su jefe, controlaban la economía grande con socios extranjeros y algunos cientos de miles de cubanos podían dedicarse a hacer muy pequeños negocios. Nada remotamente parecido a una economía privada, libre y sujeta al estado de derecho había surgido, pero sí una economía con algunas rendijas por donde entraba, para una parte de la población, cierto oxígeno.
El agravamiento de Fidel y luego su muerte obligaron a nuevas vueltas de tuerca retóricas para afianzar la idea de que nada cambiaría. Eso vino acompañado de retrocesos en las medidas parcialmente liberalizadoras y el anuncio de que Raúl Castro dejaría la Presidencia y sería sustituido por Miguel Díaz-Canel, aunque el viejo revolucionario seguiría controlando el poder como primer secretario. Todo quedaría bien atado un poco después, habiendo asumido ya Díaz-Canel en rol decorativo, con la nueva Constitución. La retórica se adaptó a los nuevos tiempos suprimiendo el “comunismo” como meta final, pero no al partido como rector de todo.

Un vistazo rápido a cualquier análisis de la economía cubana y sus indicadores sociales (por ejemplo los que hace rigurosamente Carmelo Mesa-Lago) basta para desmontar el relato cubano y concluir que 60 años de Revolución han sido una tragedia. Y no me refiero ni siquiera a lo más elemental, la libertad de las personas, suprimida por uno de los estados policiales más desalmados que haya producido dictadura contemporánea alguna. Me refiero a que mientras decenas de países han superado la pobreza en estas seis décadas, los cubanos viven sumidos en un degradante subdesarro-llo. A pesar del tímido surgimiento de ámbitos de actividad privada (que no representan más del 7% del PIB), el sofocante Estado cubano no hace sino empobrecer a sus ciudadanos. La economía sigue altamente descapitalizada (la formación bruta de capital como porcentaje del PIB es la mitad del promedio latinoamericano) y en la última década la producción agrícola e industrial ha caído. La mayor fuente de divisas para el país es ese régimen semiesclavista que llaman “exportación de servicios profesionales”.

Pero, con la excepción de los heroicos cubanos y cubanas que resisten aisladamente y tratan en circunstancias dramáticamente adversas de crear una sociedad civil, la inmensa mayoría de la población exhibe apatía cívica, incapacidad para la indignación política. En suma, un abandono de toda pretensión de modificar el estado de cosas general que representa, 60 años después, el “logro” de la Revolución Cubana.

58 comentarios sobre “Cuba, 60 años después

  1. El problema, Raudelis, es que para convertirte en antena repetidora de los enunciados de las agencias de propaganda rusas al menos deberías informarte mejor y contrastar diferentes fuentes, tanto “amigas” como “enemigas”. Solo entonces pudieras ser más objetivo y no un simple chamaco que se orina encima viendo la “inminente caída” de los Estados Unidos y el ascenso de Rusia. 😉

  2. Te lo digo porque eres “MUY maduro” en temas de política internacional, sino no perdía mi tiempo en consejos. 😂

  3. KB te pego una fuente donde se informa que segun el control del espacio aereo ruso se habian detectado los misiles franceses y cito:

    “El aparato desapareció de los radares durante el ataque de cuatro cazas F-16 de la Fuerza Aérea Israelí contra objetivos sirios en la provincia de Latakia, donde se encuentra la base desde la cual Rusia dirige su intervención armada en Siria. Al mismo tiempo, el control de radar ruso del espacio aéreo registró el lanzamiento de cohetes desde la fragata francesa Auvernia, que se encontraba en la zona..”

    https://www.elmundo.es/internacional/2018/09/18/5ba0353de2704e28aa8b456f.html

    ——————-

    Y aqui hay otra fuente que afirma lo mismo

    “La fragata francesa Auvergne implicado en la caída del avión ruso Il-20 en Siria”

  4. KB la pregunta no es si fue la fragata francesa la que derribo el avion sino que es : ¿Que querian los franceses, los israelies y los gringos al MONTAR este ACTO en siria?

    Los papeles de cada uno de ellos se nota que fueron los sgtes:

    Israel montaria un ataque en la misma nariz del ejercito ruso y asi crear la base para quitar a Assad de una vez por todas

    Francia derribaria un avion ruso y al recibir la respuesta rusa(le hundirian la fragata) denunciaria ser el agredido armando un SHOW internacional

    EEUU se haria de la vista gorda y acusaria a Rusia en todo el mundo

    KB si quieres leer COMO ENCAJA todo pues mira aqui:

    “La ‘teoría del todo’ sobre el derribo del Il-20 ruso en las costas sirias”

    https://mundo.sputniknews.com/blogs/201809211082147964-sobre-derribo-avion-ruso-en-siria/

  5. KB y si todavia tienes dudas de las fuentes que ven como muy probable que fuese francia la que derribara el avion ruso te pego otra, que justamente se dedica a analizar estrategias y donde se afirma lo sgte:

    ————————-

    El intento fallido de Israel de comenzar la Segunda Guerra Mundial es el principio del fin en Siria

    Hay una cosa que Israel teme más que cualquier otra cosa en Siria. La pérdida de su capacidad para volar sus F-16 con impunidad y golpear a los objetivos que quiera reclamar medidas defensivas para detener a Irán, su enemigo existencial.

    Israel finalmente admitió haber realizado más de 200 misiones de este tipo en los últimos 18 meses, solo algunas de las cuales han creado algún tipo de medio internacional recientemente.

    Y con el ataque furtivo a Latakia, que involucró el uso de un avión de guerra ruso IL-20 ELINT como cobertura de radar, Israel ahora no solo ha elevado las apuestas a un nivel inaceptable, sino que también se ha asegurado de que este sea el último asalto aéreo de este tipo. poder llevar a cabo

    La configuración es bastante clara. Israel y Francia coordinaron un ataque contra múltiples objetivos dentro de Siria sin la participación de EE. UU., Pero con el conocimiento absoluto de la operación por parte de los EE. UU. Para provocar que Rusia se dispare a medias al atacar a la insignificante fragata francesa que ayudó al ataque aéreo de Israel.

    Cualquier denuncia de intenciones siniestras por parte de las Fuerzas de Defensa de Israel es hueca porque si no hubieran tenido la intención de provocar un conflicto más amplio, le habrían dado a Rusia más de un minuto para despejar sus aviones del área .

    Eso constituiría un ataque a un estado miembro de la OTAN y requeriría una respuesta de la OTAN, obteniendo así la escalada exacta necesaria para continuar la guerra en Siria indefinidamente y comenzar la Segunda Guerra Mundial.

    Esto evita claramente cualquier objeción a un conflicto más amplio por parte del presidente Trump, que tendría que responder militarmente a un ataque ruso contra un aliado de la OTAN. También reafirmaría la necesidad de la OTAN en el diálogo público, marginando aún más los ataques de Trump en él y cualquier impulso percibido de él por la paz.

    Que esto tuvo lugar dentro de la ventana de 60 días de las elecciones intermedias tampoco debería ser descontado.

    Este ataque tuvo lugar apenas unas horas después de que los presidentes Erdogan y Putin negociaron un acuerdo ‘pacífico’ para la provincia de Idlib al declarar una Zona Desmilitarizada (DMZ) de 15 a 20 kilómetros de ancho que todos, incluidas las mascotas de Erdogan, Jabhat al-Nusra, tendrían que cumplir .

    La paz se rompía en Siria e Israel y los halcones de guerra en DC no estaban de acuerdo con eso.

    Al llevar a cabo este ataque como este, Israel y la multitud de la OTAN se dieron cuenta de que sería un ganar / ganar para ellos.

    Si Rusia contraataca a Francia, entonces la OTAN invoca el artículo 5 y ellos consiguen su guerra más amplia.

    Si Rusia no contraataca, Putin pierde la cara dentro de Rusia, su popularidad cae 5 puntos y John Bolton comienza a salivar ante la perspectiva del cambio de régimen en Rusia. Sí, son tan locos.

    Era una buena pieza de maniobra geopolítica, casi como judo. Rusia y Siria parecían estar al borde de la victoria, extendiéndose en un conflicto importante que resultaría en meses de mala prensa. Esperábamos un posible ataque con armas químicas de bandera falsa, gritos de crisis humanitaria y todo el resto de la cansada señal de virtud que podemos esperar de los funcionarios “diplomáticos” de los Estados Unidos, que ha sido muy común incluso bajo Trump.

    Lo que obtuvimos fue lo contrario, un asalto cuidadosamente diseñado contra las fuerzas militares rusas en el que los sistemas de defensa aérea de Rusia serían culpados por la muerte de su propia gente y un contraataque equivocado que justifica la narrativa de “Putin es un vil Guerra Monger” para justificar una invasión estadounidense de Siria que se ha mantenido en ámbar desde 2013 y la habilidad de Putin para desactivar esa situación por medios diplomáticos.

    Por una vez, esto casi parecía un plan bien pensado. No son las crudezas de jamón habituales que hemos tratado en los últimos años. Pero, aquí está el problema.

    No funciono

    Al nombrar nombres y de inmediato no responder militarmente durante la “niebla de guerra”, Rusia y Putin nuevamente demuestran ser más hábiles en esto que sus adversarios.

    Porque nada de lo que acabo de describir se cumplirá. Y Francia, Israel y los Estados Unidos serán los que pierdan cara aquí. Y con Israel traicionando la indulgencia de Putin después de los ataques aéreos de Damasco en abril, no tendrá más remedio que mejorar los sistemas de defensa aérea de Siria de S-200 a S-300 y posiblemente a S-400.

    Esta es la peor pesadilla de Israel. Una situación en la que cualquier asalto aéreo a objetivos dentro de Siria serían misiones suicidas, perforando el mito de la superioridad de la fuerza aérea israelí y cambiando el delicado equilibrio de poder en Siria decididamente contra ellos.

    Esta es la razón por la que el primer ministro Benjamin Netanyahu trabajó tan duro con Putin durante los últimos dos años. Pero, este incidente borra esa pizarra limpia. Esta fue una traición cínica a la confianza y paciencia de Putin. E Israel ahora pagará el precio por su error de cálculo.

    Darle a Siria S-300 no venga a los quince soldados rusos muertos. Putin tendrá que responder a eso de una manera más concreta para apaciguar a los partidarios de la línea dura en su gobierno y en su hogar. Su paciencia y aparente pasividad están siendo empujados políticamente a su límite. Esto es, después de todo, un beneficio adicional de todo esto para los halcones neoconservadores y globalistas en DC, Europa y Tel Aviv.

    Pero, la verdadera pérdida aquí para Israel será que Rusia instituya una zona de exclusión aérea sobre el oeste de Siria. Cualquier respuesta menor de Putin se aprovechará y la situación se intensificará desde aquí. Entonces, Putin tiene que desplegar S-300 aquí. Y una vez que eso sucede, la verdadera solución para Siria comienza en serio.

    Porque en ese momento será el movimiento estadounidense para invadir de plano sin provocación, ahora que hay una solución en Siria entre Rusia y un miembro de la OTAN, Turquía.

    La única buena noticia de todo esto es que las fuerzas estadounidenses no participaron. Esto todavía me dice que Trump y Mattis todavía están a cargo de su cadena de mando y que otras fuerzas están conspirando para arrastrarlos a un conflicto que nadie en su sano juicio quiere.

    https://www.strategic-culture.org/news/2018/09/19/israel-failed-attempt-start-wwiii-beginning-end-syria.html

  6. vice
    diciembre 21, 2018
    08:11
    Editar
    Te lo digo porque eres “MUY maduro” en temas de política internacional, sino no perdía mi tiempo en consejos. 😂

    xxx

    🙂 La Historia pasada en TLP ( o histeria 🙂 ) ha demostrado con creces ser asi , incluso en lo que a otro MADURO se refiere 🙂

  7. vice
    diciembre 21, 2018
    08:08
    Editar
    El problema, Raudelis, es que para convertirte en antena repetidora de los enunciados de las agencias de propaganda rusas al menos deberías informarte mejor y contrastar diferentes fuentes, tanto “amigas” como “enemigas”.

    xxx

    Cualquiera te sugeria que para el año 2019 cambiara de CASETE porque esa misma musiquita ya deberia demostrarte que no FUNCIONA 🙂

    Quizas va y hasta te pones a ANALIZAR lo que se diga sin descalificarla A PRIORI 🙂 Asi no te sorprenderías cuando los ANUNCIADO …..!Se hace realidad! 🙂

  8. Y hablando de 2019 hoy salgo de descanso hasta el nuevo año asi que les deseo felices dias festivos. Tratare de pasar por aqui a saludarles pero en estos dias acostumbro a desconectarme SANAMENTE del WEBEO

  9. vice
    diciembre 21, 2018
    08:51
    Editar
    SputnikNews. 😂

    xxx

    Estas como aquellos religiosos que si no es su libro sagrado el que lo diga entonces es FALSO 🙂 Pero basta que su libro sagrado lo diga para que sea !PALABRA DE DIOS! 🙂 🙂

  10. Y esto me hace recordar un pasaje de Buda

    Resulto que una vez se le acerco un pastor de la iglesia X a buda y le dijo:

    -Disculpeme pero las cosas que usted dice NO ESTAN en las sagradas escrituras – a lo que el buda respondió:

    – Pues escribelas en ella

    El pastor se quedo pensando y luego dijo:

    -Pero es que mucha de las cosas que usted dice CONTRADICEN la sagradas escrituras – a lo que el buda respondio:

    – !Pues entonces CORRIJA las escrituras!

    Asi es el vice con RT y SputnikNews. 🙂 🙂 (Imaginen si analiza otros textos mas complejos 🙂 )

  11. vice
    diciembre 21, 2018
    09:07
    Editar
    ¿Y no será que eres tú quien tiene a las agencias de propaganda rusas como la palabra de Dios? 😉

    xxx

    La evidencia dice lo contrario, porque te pongo citas de fuentes israelies, españolas e incluso de los gringos. Claro que no te pongo la CNN ya que NO LA LEO ni veo el canal desde que durante la guerra en irak se ponian a hablar DE ZAPATOS Y MODA mientras las otras agencias pasaban en vivo y en directo pasajes de la guerra

  12. En otras palabras, Raudelis: yo no veo la política internacional como “Rusia va ganando y EE.UU perdiendo, o viceversa”. Eso es propio de muchachos sin conocimiento y/o muy sectarios.
    En la vida real tú ves la política como un librito de aventuras para chamas en el que “el bien combate al mal” y tu héroe siempre gana.
    Tu forma de ver las cosas me parece muy tonta, Raudelis, muy primitiva. 🙂

  13. “……..kB te pego una fuente donde se informa que segun el control del espacio aereo ruso se habian detectado los misiles franceses……….”
    xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx
    no jodas!!! como puedes creer en esos controladores rusos cuando se quedaron dormidos o estaban comiendo pan y les volaron aquel Kwalibr (o como sea que se llame el cacharro), esa gente casi siempre estan comiendo mierda!!!

  14. KB 🙂 🙂 Kb el PANSIR estaba DESARMADO, en posicion de descanso y con la tripulacion fuera de EL y ¿Sabes que le paso a los judios por hacerse los graciosos rompiendo panzires? !LOS JUDIOS SE JODIERON! 🙂

    Hoy no pueden NI VOLAR por siria. !Deja que sigan rompiendo panzires desarmados! 🙂

    Eso si…estan REZANDO y MUCHO para que les llegue un milagro y no encojonen mas a los rusos 🙂

    !Se jodio el JUDIO!

  15. Señores me retiro, ya vendran dias nuevos en que el maha vuelva a hacer papelazos y el vice repita un nuevo cassete 🙂

    !Feliz noche buena…feliz 2019!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s