Miedo y aversión en La Habana y Miami

La mayoría de los cubanos criados en Estados Unidos en las últimas seis décadas pueden describir sin problemas las tres reacciones que provoca cualquier pregunta a sus padres sobre la Revolución cubana: silencio, desconfianza o una fervorosa oración para dar gracias por no estar en Cuba.

Soy una cubana nacida en Nueva York y criada en Kansas y Miami. En mi caso, cada vez que les hacía preguntas a mis padres, ellos respondían con otra serie de preguntas“¿Con quién has estado hablando?” o “¿Cuál de tus maestros es comunista?”.

Más adelante, en mi vida académica, descubrí en la complejidad de la historia cubana una explicación a la inconveniencia de hablar de Cuba, no solo en la isla, sino también en Florida.

Tanto para los isleños como para los cubanos estadounidenses, la historia constituye el eje central de su identidad. Por desgracia, también es el principal tabú que nos moldea, limita y define.

Una de las razones es que, durante décadas, aceptar la versión de Fidel Castro sobre la revolución requería coincidir con el Estado comunista en que su ascenso al poder no solo había sido la culminación de la historia cubana hasta ese momento, sino también su conclusión. Así que a los ciudadanos no les correspondía hacer prácticamente nada más que defender, disfrutar y obedecer.

Sin embargo, a los críticos y opositores de Castro la historia cubana no les ofrecía ningún respiro de la revolución ni de las formas más ardientes de nacionalismo. Hablar acerca del pasado por lo regular implicaba sacar a colación detalles inconvenientes sobre cómo el papel de Estados Unidos en Cuba antes de 1959 puede ayudar a explicar el ascenso de Castro al poder y por qué permaneció en él. Por eso, son hechos que todavía son tabú.

Durante la mayor parte del siglo XX, ser nacionalista, criticar a Estados Unidos y considerarse un “revolucionario” fueron aspectos esenciales de la identidad cubana dentro de la isla. Igual de esencial era el derecho a manifestarse, organizarse sin temor a represalias y expresar inconformidad, con total fuerza y claridad.

Mientras que los exiliados cubanos de Miami por lo regular condenan cualquier crítica a Estados Unidos porque evocan las de Castro, los dirigentes de la Cuba comunista criminalizan cualquier crítica que se haga de ellos. Sin embargo, las generaciones que los antecedieron lucharon por fusionar el nacionalismo anticolonial y la protección de las maquinaciones estadounidenses con la democracia liberal, no la dictadura fidelista y unipartidista del comunismo ni la homogeneidad ideológica implacable característica de los trumpistas de derecha.

Ser un revolucionario antes de que Castro ascendiera al poder en 1959 significaba estar comprometido con la misión de construir una nación todavía más democrática que Estados Unidos. La revolución, en calidad de meta e historia, quedó integrada en la urdimbre de la vida política cotidiana y la identidad personal de los cubanos mucho antes de que apareciera Fidel.

La cultura de oposición de Cuba y la fe de sus ciudadanos en el carácter excepcional de su país se forjaron a través de tres guerras de independencia de España en el siglo XIX. Estas guerras desataron el sueño de una nación meritocrática fundada en la promesa de revertir cuatro siglos de genocidio y colonialismo.

Estados Unidos robó este sueño cuando ocupó la isla y le negó a Cuba la victoria sobre España en 1898. Estados Unidos también puso en marcha una política —que fue más o menos persistente durante casi un siglo— de intervención política y respaldo a gobiernos dictatoriales que no solo imperó en Cuba (hasta 1959), sino también en la mayor parte de América Latina hasta los años noventa.

Para la década de los cincuenta, ni la cultura política radical ni la certeza de los ciudadanos en cuanto a su derecho de controlar a su gobierno y crear una economía más equitativa habían desaparecido en Cuba. Lo que le hacía falta al país era un Estado soberano y responsable que se encargara de cumplir su visión. Desde 1902, cuando concluyó la primera ocupación militar estadounidense, y hasta 1959, los cubanos organizaron nada menos que cinco movimientos revolucionarios armados en contra de un Estado corrupto que le debía más su existencia a las empresas estadounidenses que al pueblo.

Recordar esta historia se convirtió en una especie de traición entre los exiliados del Miami cubano; en contraste, el nacionalismo antimperialista que generó en la isla fue un arma poderosa para Castro. Desde hace décadas, el Estado cubano ha confiado en esta arma para justificar su estrategia de silenciar a los críticos y crear un amplio sistema de seguridad con entrenamiento soviético y una cultura de sitio.

A través de organizaciones de barrio establecidas en 1960 con el nombre de Comités de Defensa de la Revolución, por ejemplo, el Estado cubano exigió e impuso una lealtad absoluta. Hasta la caída de la Unión Soviética y la desaparición de sus subsidios de más de 4000 millones de dólares anuales, que obligó al gobierno cubano a aprobar reformas, no era posible tener un salón de uñas ni organizar un club de ajedrez si el Estado cubano no lo autorizaba o era el dueño.

Desde principios de la década de los noventa, el Estado, por la falta de efectivo, ha dejado de condenar el capitalismo neoliberal y ha apoyado coinversiones de millones de dólares con inversionistas extranjeros. Los miembros del ejército cubano se han enriquecido gracias a que controlan Gaesa, un conglomerado que es propietario de las instalaciones turísticas de Cuba y opera zonas de libre comercio. De cualquier forma, al menos el 80 por ciento de los cubanos comunes y corrientes dependen de empleos en el gobierno con salarios de entre 17 y 44 dólares al mes y raciones de alimentos que no cubren las necesidades básicas. ¿Por qué los cubanos no se rebelan? Su respuesta es inmediata: “¿Cómo vas a manifestarte si hasta los hombres aquí se encuentran descalzos y embarazados?”.

Después de la Revolución de 1959, los cubanos que llegaron a Estados Unidos tuvieron que abandonar casi por completo los principios que habían definido su identidad cubana para justificar la vida en su nuevo país. Debieron reconciliar los hechos de la lucha cubana contra el control estadounidense antes de 1959 con su separación de la lucha y sus consecuencias: el surgimiento de un Estado comunista liderado por Fidel.

El gobierno cubano calificó a quienes abandonaron el país de “desertores” e incluso “anticubanos”. La Guerra Fría creó un paradigma según el cual cualquiera que no está con Cuba o Estados Unidos está en su contra, y la ausencia de debate o diálogo amistoso dejó al cubano promedio solo con la narrativa oficial. Las narrativas de los exiliados argumentaban que Castro había traicionado a la revolución moderada que en realidad necesitaba Cuba o que en 1959 ni siquiera hacía falta una revolución.

Entre 1959 y 1972, Cuba perdió alrededor del ocho por ciento de su población, que se fue al exilio.

El primero de estos grupos, el más adinerado, no solo se oponía a la Revolución, sino que respaldaba la dictadura de Batista. La política, el dinero y la amnesia histórica de la primera oleada de exiliados pronto se convirtieron en los cimientos de la cultura política de Miami.

Entre 1960 y 1965, la Universidad de Miami se convirtió en la sede de la mayor estación de la CIA del mundo fuera de Langley, Virginia, y en ella se daba empleo a miles de cubanos exiliados cada mes. La CIA también subsidió empresas fundadas por cubanos en el sur de Florida. Otorgó financiamiento a organizaciones y periódicos para promover la ideología de derecha. De manera simultánea, el programa de refugiados cubanos ofrecía pagos directos en efectivo a las familias, programas de educación bilingüe, exámenes de recertificación del idioma español y becas universitarias.

Cubanos celebran muerte de Fidel Castro en Miami.

Ser cubanoestadounidense significaba ser todo lo que no era un cubano de la isla. De cualquier forma, la noción de unidad política cubana en Estados Unidos es tan falsa como en la isla. Es una ilusión derivada del trauma, la amnesia y un temor de desafiar y confrontar a los vecinos que resurge con regularidad.

Hoy en día, alrededor de la mitad de los dos millones de cubanos que viven en Estados Unidos se encuentran en Florida. Aunque el 60 por ciento son ciudadanos estadounidenses, solo el 18 por ciento de los cubanos llegados a Estados Unidos desde 1990 han adquirido la ciudadanía. Estos cubanos representan el segmento menos próspero de la comunidad y el que tiene más conexiones con la isla. Tienen más que perder si están a cargo gobiernos republicanos de derecha que desdeñan el gasto público casi tanto como desprecian los intercambios con Cuba.

¿Por qué no se rebelan los cientos de miles de cubanos que no pertenecen a la generación del exilio de Miami? Una razón es que la gran mayoría de los cubanos que viven en el sur de Florida optan por la apatía como mecanismo para resistirse a la hiperpolitización que los rodea. De manera parecida, en la isla, los cubanos tienen un dicho: “Hay que ser apolítico para sobrevivir esta locura”. Florida, donde los republicanos han controlado todas las ramas del gobierno durante casi tres décadas, en algunos casos puede dar la impresión de no ser tan distinto de ese otro Estado unipartidista.

Estas paradojas explican por qué es tan difícil hacer preguntas sobre Cuba y, peor aún, responderlas.

En tanto las culturas políticas de Florida y Cuba sigan compartiendo muchas características, también compartirán el mismo destino político. Este debe cambiar, por el bien de la democracia en Cuba y también en Estados Unidos.

Original: The New York Times

713 comentarios sobre “Miedo y aversión en La Habana y Miami

  1. no sabes la alegria que me has dado hoy al decir que yo soy ESO para ti
    ________
    LOL. Yo diria que eres ESO fuera e independientemente de mi conciencia. Tu problema es objetivo…

  2. Yo diria que eres ESO fuera e independientemente de mi conciencia.

    xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

    no no y no, habla por ti, deja a los demas tranquilos que emitan su propia opinion. tienen el derecho. es la maldita costumbre de querer coparlo todo y no dejar que otros hablen, o masificar para justificar el mierderio.

  3. cual es el miedo a entregar la sentencia a Jose Daniel Ferrer despues de un juicio plagado de falsedades?

  4. cual es el miedo a entregar la sentencia a Jose Daniel Ferrer despues de un juicio plagado de falsedades?
    __________

    Me lo preguntabas a mi? En tal caso… no se, primo mio. Yo realmente me acuerdo del Darsi solo cuando te apareces tu con el tema. Si tienes ganas de especular podrias hacerte preguntas como esta:

    – Hay ventaja alguna para el regimen en publicar prontamente la sentencia del susodicho?

    – Habria consecuencia negativa que deplorar, de demorarse?

    Yo me respondo NO a ambas y por eso no me sorprende que se demoren todo lo que les parezca en dictar sentencia. Cualquier dia de estos nos enteramos.

  5. no, no te pregunto a ti. yo solo pregunto esperando (mas bien suplicando) que tu te mantengas callado a mis interrogantes.

    pero es que eres tu siempre quien corre a la replica……………….en desesperacion…………………no se por que ultimamente es cada vez mas evidente ese comportamiento.

  6. no se por que ultimamente es cada vez mas evidente ese comportamiento
    __________
    A ver, a ver, tirate una teoria… 😀

    Si de verdad prefieres que no te conteste pidelo llanamente, que va y te complazco. Un remedio aun mas santo es no comentar, ahi ni siquiera tienes que contar con mi magnanimidad.

  7. creo que italia se confio demasiado y ha pagado las consecuencias, en un escrito de una doctora en espana decia que el peligro radicaba en que el bajo porciento de enfermos graves era muy superior a las capacidades que tenian las unidades de cuidados intensivos, se saturarian los hospitales y ello llevaria a la muerte de mucha gente, que se implantaria un estado de guerra en los hospitales decidiendo quien recibia atencion y quien no por lo que mucha gente moriria. los numeros italianos son tristes.
    no pudo hacer nada la comunidad europea para parar eso?
    no hay hospitales portatiles? tiendas de campana para poder paliar esa situacion?

    esto es un virus y estamos que nos cagamos en los blumer. No estamos preparados pa na.

  8. TEORIA: cuando yo comente, tu ignoralo que ese tiempo te es mas util mirando como esta la bolsa y la manera en que tu dinero se multiplicara aun mas.

    ha sido expuesto explicitamente como fue requerido, y solo porque lo fue. es un poco aberrado en estos tiempos decirle a alguien que no hable, mas viniendo de la experiencia vivida.

    yo no creo serte de ningun agrado (practicamente desde el primer dia) y es mas que evidente lo pedante, arrogante y pesima persona que eres a mi entender. un nivel cero de comunicacion le traeria a este blog infinita salud.

    mucha suerte y vete al carajo plasta e mierda.

  9. Te equivocas, me caes muy bien y te tengo en gran estima. Que tendra que ver eso con el deporte? Supongo que tu conclusion sea que todos los esgrimistas se odian a morir, dado los floretazos que vuelan de un lado al otro? 🙂

    Pero procurare complacerte.

  10. Sabía que los riff raff entre ustedes dos terminarían en enojo. 😦
    No os toméis tan serio, compis.
    Saludos a ambos. 🙂

  11. Kb, Atravesao es muy fuerte debatiendo. O aprendes a vivir con eso y te relajas, o te espera una muerte lenta y cruel, algo que el norteño disfruta hasta el orgasmo.
    Más bien goza con él pues en verdad es muy buena persona. 🙂

  12. Sabía que los riff raff entre ustedes dos terminarían en enojo.

    xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

    vice yo solo respondi a un pedido que me hizo y pienso que le haria mucho bien al blog, le daria increible salud si este senor pasara por alto mis pobres aportes. yo no creo en ninguna muerte que podria darse en este blog, como no creo en las ofensas solapadas disfrazadas de “choteo cubano”.

  13. KB que impulsivo eres….

    En primer lugar, eres incapaz de darte cuente que Atra no es comunista ni la cabeza de un guanajo, si de algo se le puede acusar es de intelectualoso, pero comunista no es. Es simplemente un tipo que se alimenta de .. tipos como tu, les busca la lengua, y eso es todo. Se viste de lo mio primero, y a mi no me importa nada, y entonces tu le contestas como si eso fuera verdad, o peor aun, como si eso fuera posible.

    La realidad es que todo el mundo, absolutamente todo el mundo, trabaja en modo “lo mio primero”, y si hay muchos cubanos, digamos, son anticomunistas, ese anticomunismo responde tambien a “lo mio primero” que aqui somos cubanos todos, vinimos del comunismo que nos jodio, y vivimos ahora en el capitalismo en donde progresamos… entonces la filosofia “lo mio primero” es precisamente la que lleva a muchos cubanos a ser anticomunistas. Y esto es sencillamente al margen de toda la intelectualosidad esa de que “todo el mundo es igual”. No hay nada mas “lo mio primero” que un cubano anticomunista.. todavia tu me dices, un gringo que nunca ha vivido el comunismo, ¿pero entre cubanos?… nah.

    Tu problema KB, es que no te das cuenta de eso.. al Atra hay que hablarle en terminos del tipo.. ah.. no jodas, no seas mentiroso.. y eso es todo, jamas lo acuses de comunista, es el no lo es, ni siquiera es izquierdista.

  14. Y no me habia querido meter en la cosa de prohibir a los comunistas como fuerza politica. Yo en realidad no estoy de acuerdo con eso porque el juego esta muy maduro y los comunistas ya se han expandido mucho, y esa es la unica razon que yo sostengo para decir que no estoy de acuerdo con la prohibicion de los comunistas. Esto es solo una razon practica, para nada tiene que ver con la moral.

    Ahora, si hablo de moral, esta mas que justificado que la gente (sobre todo los cubanos por aquello de “lo mio primero” precisamente) hable del baneo a los comunistas. Me explico. La filosofia comunista se basa, explicitamente, en el robo, en la represion, en el irrespeto al individuo, incluso hasta en el asesinato en masa si hace falta. Dicho asi, los grupos comunistas son algo similar a los grupos delincuenciales, carteles y cosas asi…. y pregunto, a alguien se le ocurriria abogar por la legalizacion de los delincuentes, ladrones, represores y asesinos? Verdad que no?

    Entonces, desde el punto de vista moral si esta justficada la idea de banear los partidos comunistas, representan la delincuencia ferrea institucionalizada, hasta su base teorica es la delincuencia. Pero.. ya es muy tarde para eso, desde el punto de vista practico eso terminaria en un dale al que no te dio, ya ese virus no se puede contener.

  15. Y mi opinion respecto a los comunistas es bastante cruda, discrepan de ella algunos respetables comentaristas aqui, como Maha por ejemplo, que es un tipo muy inteligente y al que respeto.

    Mi opinion es esta: Todo aquel que asienta las expropiaciones, todo aquel que vea con gozo que le quiten a quien lo trabajo para darle al que no trabajo es un mierda… asi de simple. Lamento si esto toca fibras en el pasado de alguien o en la familia de alguno aqui. Ni siquiera el adoctrinamiento general me vale para apoligizar esa actitud. Es simplemente sentido comun, si a mi no me gusta que me quiten mis cosas, como voy a alegrarme que se la quiten a otros?

    Yo, particularmente yo, y mi familia, nunca comulgue/comulgamos con aquello desde el dia que me percate/se percataron que les robaban a unos para dizque que darle a otros (o para lo que sea). Lo mio primero eh, y basado en lo mio primero, cualquiera que apologice esa actitud ladronzona del comunismo es mierda. Como decia Dante.. la cosa empieza por la crianza.

  16. La realidad es que todo el mundo, absolutamente todo el mundo, trabaja en modo “lo mio primero”, y si hay muchos cubanos, digamos, son anticomunistas, ese anticomunismo responde tambien a “lo mio primero”
    xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

    evelio, la verdad compadre usted parece que no ha leido historia de cuba, la cantidad de cubanos que nunca vistieron el “lo mio primero” y se la han jugado y se la juegan sin tener nada material, tu me puedes explicar, por ejemplo, en el caso de Ferrer donde esta ese “lo mio primero” de un tipo que nada tuvo, nada tiene y sigue ahi platando en sus 13 y ademas ha jalado carcel ya varias veces. tu me puedes explicar donde estaba el “lo mio primero” en un tipo como Paya?? donde esta “lo mio primero” en las damas de blanco?

    O tu tambien te vas a montar en la guaguita esa de “son pagador por el imperio” pa terminar la discusion sin haberla empezado. esos simples casos desmontan toda la moserga esa que has querido venderme aqui en 5 segundos.

  17. No hombre no. La gente que lucha contra aquello es porque no quiere vivir en aquello…eso tambien es “lo mio primero”. Ni siquiera hay que mencionar al imperio ahi.

  18. mira Evelio el caso de nosotros no resiste el mas minimo analisis serio, el simple hecho de que unos tipos han buscado toda justificacion discursiva para estar 60 anyos en el poder (y no se vislumbra por ningun sitio que tentan intenciones de soltarlo) tira por tierra la mas minima intencion de defender cualquier bien que pudieron haberle hecho a aquel pedazo de insula mal descubierta.
    es bastante simple, ya ese deseo constante de poder a toda costa se llama en buen cubano, maricona, sin tanto tapujo. despues de esa aceptacion podemos entonces discutir todo lo que quieras.

    y no seas tan ingenuo pensando que yo veo eso de “banear a los comunistas” como algo realizable, en cuba estuvieron tapinados mucho tiempo bajo el cuento PSP y cuando el verde olivo les dio ala entonces dijeron PCC, pero siempre fueron los mismos de toda la vida, yo aludo a lo lindo y maravilloso que seria poner en la proxima constitucion de cuba que ESE partido esta prohibido, asi, por ley, como mismo ellos han hecho por tanto tiempo con todos los demas, que se escondan bajo otro pseudonimo???, claro que es posible!!! que no se podran eliminar??? por supuesto!!! habria que ser muy ingenuo para creer que esa ideologia que lleva mas de 200 anyos de historia va a ser borrada simplemente por un decreto, eso es para ilusos.

  19. No hombre no. La gente que lucha contra aquello es porque no quiere vivir en aquello…eso tambien es “lo mio primero”. Ni siquiera hay que mencionar al imperio ahi.
    xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

    bueno si lo quieres ver asi entonces no tengo nada que agregar.

  20. y yo no defiendo “lo mio primero” ese estado de egoismo personal, a toda costa, donde se impone esa ley de un oeste salvaje y que para yo sobrevivir o estar mejor si tengo que pasar por encima de ti, hundirte o quizas hasta sacarte del camino para siempre, lo hago…………………no es algo que yo apoyare, no es algo que yo aplaudire, no es algo a lo cual yo me sumare, yo soy ante todo humanista pero con un alma que aborrece el rojo colectivista; porque creo que primero va la libertad e independencia del hombre y despues todo lo demas.

  21. No se de donde sacas que lo mio primero es sinonimo de egoismo. Es por ese panfleterismo tuyo que eres presa facil aqui.

  22. porque creo que primero va la libertad e independencia del hombre y despues todo lo demas.

    ~~~~~~

    Bueno, para algunos esta primero la familia y despues el dinero, pero para otros esta primero el dinero y despues la familia, todo depende de aquien le preguntes.

  23. Y hoy es viernes a si que nos vamos a escuchar un poco de musica pa relajar esto, a los que les gusta la guitarra y el blues ZZ TOP

  24. Bueno, pero que le vamos a hacer si a mi, a la hora de definirme políticamente, lo que me viene a la mente es una larga lista de lo que NO SOY. 🙂 No soy ñangara, no soy facha… No soy progre, no soy con… Y definitivamente no soy un demócrata.

    El termino que mejor, si bien no exactamente, podria usar para definirme seria quizas ‘esceptico’. En cambio, el termino para definir a los que se llenan la boca para definirme es evidente: ‘frescos’

  25. Bueno, para algunos esta primero la familia y despues el dinero, pero para otros esta primero el dinero y despues la familia, todo depende de aquien le preguntes.

    xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

    muy de acuerdo, yo simplemente digo que “lo mio primero” es algo que yo no aplaudo, ni apoyo tampoco y el otro puede decir lo que quiera de ese punto de vista (lo facil es gritar panfletero, pero a eso ya estamos acostumbrados) me cuesta trabajo no ver egoismo en “lo mio primero”.

  26. No offense taken bro 🙂
    En realidad lo que yo he comentado es que no puedo en conciencia criticar a quienes hicieron la revolucion, por motivos obvios
    Si a los que se aprovecharon del triunfo, que son los mas en toda nuestra puta “elite”
    Y a los que fueron incapaces de ver en que se convertia el flamante gobierno rebolu
    Incluso entre estos ultimos, la inmensa mayoria son personas decentes que no estan lejos del atravesaico mira por tus intereses e intenta no putear al projimo

  27. Para interesarse por el devenir de nuestra “nacion” o sentido de lo colectivo que pueda atarnos a ella hay que sentir esa conexion
    Por supuesto que lo colectivo es importante. Solo que cada cual escoge lo “colectivo” que es importante
    Algunos se empenyan en meter la pata eleccion tras eleccion

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s