EDITORIAL DE EL PAÍS

El desafío secesionista amenaza la democracia, la libertad y la convivencia

 

La democracia y el orden constitucional que los españoles nos dimos en 1978 tras largos años de dictadura se encuentran en un momento crítico. El reto planteado por el Govern y la mayoría parlamentaria que lo sostiene amenazan con destruir la unidad y convivencia. De forma irresponsable, vaciando las instituciones y abusando de la buena fe de los demócratas y de las garantías que rigen en un Estado de derecho, los independentistas se han embarcado en un desafío sin precedentes al Estado. El Gobierno, como el resto de las instituciones, tiene la obligación de actuar con firmeza y todos los medios legales para defender la vigencia de la Constitución, la democracia y los derechos y libertades de todos los españoles.

Restaurar el orden constitucional implica evitar el anunciado referéndum secesionista. Es una consulta ilegal, que viola la Constitución y el Estatuto de Autonomía, aprobada por el Parlament y el Govern en flagrante violación de sus propias disposiciones y suspendida por el Tribunal Constitucional. Es una votación sin ninguna garantía democrática, destinada a socavar los fundamentos del Estado y cuyos promotores no dudan en amedrentar, amenazar y discriminar a quienes no se muestran de acuerdo con ellos, cercenando sus libertades individuales.

La desobediencia del Govern al Constitucional y a la Fiscalía General del Estado no deja lugar a dudas sobre su determinación de continuar adelante con las incitaciones a la sedición. Celebrar la consulta supondría reconocer que la Constitución ha dejado de regir en Cataluña y dejar desamparados a los millones de ciudadanos que quieren seguir adelante con el proyecto de convivencia que nos dimos en 1978.

Dentro de esta deriva ilegal, hay que denunciar la actitud de los Mossos d’Esquadra, un cuerpo armado cuya misión principal, como la de todas las fuerzas de seguridad del Estado, es garantizar el cumplimiento de la ley y los derechos y libertades. Tras haber recibido la orden de la fiscalía de impedir la celebración de la consulta, este cuerpo policial, que se debe a todos los catalanes, y no solo a una parte de ellos, permanece impávido ante la comisión de delitos que socavan el orden constitucional y estatutario. Es inadmisible que una fuerza policial se ponga al servicio de una causa y no del Estado y la Constitución a quienes deben su lealtad. El Gobierno debe poner fin al constante abuso y desviación de poder en el que se han instalado las instituciones que el secesionismo ha puesto bajo su control. Se trata de restaurar los derechos establecidos en la Constitución y el Estatut que han sido arbitrariamente derogados o suspendidos por los secesionistas.

La legalidad democrática está por encima de la política, las opiniones y las emociones. Promover o apoyar una rebelión contra un Estado democrático en la Europa del siglo XXI es una ofensa a la libertad de los ciudadanos, a la convivencia entre ellos y a sus derechos más inalienables. Frente a la demagogia imperante, esparcida por algunos oportunistas líderes políticos y los aprendices de brujo de la Generalitat, es preciso poner de relieve que no hay tensión entre democracia, legalidad y legitimidad. Los tres conceptos caminan juntos y no puede ser de otra manera en una democracia establecida y sólida como la española.

EL PAÍS ha defendido siempre desde su fundación la legalidad democrática frente a cualquier intento involucionista. Está en la memoria de todos los españoles la edición especial de la noche del 23-F de 1981, con el título “EL PAÍS, con la Constitución”. En estos momentos de especial gravedad nos vemos en la obligación de volver a expresar con firmeza nuestro apoyo a la Ley Fundamental y nuestra defensa de los derechos de los catalanes y de todos los españoles. Esta defensa no ha impedido nuestra reiterada petición de reformas y apoyo a una revisión del texto constitucional que incorpore el federalismo como fórmula de organizar la convivencia de los ciudadanos de las distintas comunidades y territorios. Pero ante el desafío planteado por la Generalitat lo primero e inmediato es frenar este descarado golpe contra la democracia. Ya llegará el tiempo de pedir responsabilidades

El presidente del Gobierno debe convocar de urgencia a los principales partidos parlamentarios para informarles de las medidas que adoptará para restaurar la legalidad con eficacia y pedir su apoyo. Y debe comparecer públicamente para explicar la situación a todos los españoles. Tiene la razón y la legitimidad de su parte. Pero, sobre todo, tiene la responsabilidad y la obligación de actuar para evitar que España se convierta en un Estado incapaz de hacer cumplir las leyes y de que se respete su Constitución.

Anuncios

385 comentarios sobre “EDITORIAL DE EL PAÍS

  1. ¿Y por qué no te parece estimulante el IBEX? ¿Acaso porque solo muestra un +2% de caída?

  2. Ugh, KB. Si nunca has comprado/vendido acciones es mala cosa empezar asi, tirandote directamente a una transaccion. Es mala idea saltar la primera vez sin estar amarrado al avion. Yo aprovecharia la oportunidad para aprender pero no haria nada. Te explico la idea, pero te advierto que hay un sinnumero de detalles:

    http://www.meff.es/aspx/Financiero/Ficha.aspx?ticker=SAB

    Fijate solo en la parte de arriba y evita como al demonio (solo por ahora) la parte de abajo donde dice Opciones Americanas.

    La accion de Sabadell (SBA) cerraron HOY a 1.5910, lo cual significo una caida en precio del 5.69% con respecto a AYER. Eso es muchisimo cambio para un solo dia considerando que se trata de un estolido banco y no de una compannia de biotech que anuncio una droga nueva (esas cambian 400% en un solo dia, para arriba o para abajo).

    Que ha sucedido? Por que el cambio? Sabadell es el mismo de ayer, como es que hoy vale menos? Ni siquiera ha anunciado nada! Todo el mercado ha caido en funcion del panico que ha generado la apreciacion de que los separatas estan al dar el grito de independencia. Esto es tipico de los mercados, van del panico a la euforia. Esto es asi porque los mueven dos fuerzas basicas el miedo a perder y la codicia. 😛

    Asi las cosas podrias comprar algunas acciones de SAB. A los precios que estan yo diria que unas 1000 como minimo. Si no tienes 1,600 eurillos por algun rincon es mejor no meterse en esto porque nadie pero nadie puede decirte con cuantos de ellos vas a quedarte al final de la aventura. Asi que mejor no sean para la leche del nene, ni para la medicina de mama. Mucho menos los de las vacaciones con la mujer.

    Igual la cosa no es taaaan terrible. No es que vayan a desaparecer. En un caso malo SAB cae otro 6% y si tienes que salirte en ese momento… pues perdiste como 100 euros, no es eso? Pero solo si te sales porque en ese momento yo te diria (y creo que el Vice tambien): Kim no vendas, COMPRA mas!! 🙂

    Pero en fin, la idea no es perder. Como yo me plantearia la cosa es como escribia encima: compro al precio de hoy y en cuanto aparezca la primera buena noticia, me largo. Un 2-3% de ganancia facil y nos vamos a casa. Tambien pondria un limite preestablecido de perdida, si baja un 2% mas o me quedo con SAB para largo tiempo, o me salgo ahi mismo que no siempre se puede ganar aunque siempre si se puede aprender.

  3. Vice dijo:

    ¿Y por qué no te parece estimulante el IBEX? ¿Acaso porque solo muestra un +2% de caída?
    __________

    Claro. Se puede trabajar con eso pero ya se hace mas complicado. Se puede hacer con margen (basicamente pedirle prestado al broker) para apostar el dinero que NO tienes y comprar las acciones pero esto no funciona igual, como probablemente sabes.

    Si compras tienes EUR 1,600 y te compras 1000 SAB y el precio sigue cayendo puedes decir: ja, ya regresara en 3 meses! Y esperar. No pierdes hasta que no vendes.

    Pero si tienes EUR 1,600 y compras con margen 5000 SAB para quintuplicar tus ganancias (menos intereses) y SAB se mueve contra ti el broker se pondra nervioso y en algun momento dira: oye, mi dinero. Ahi tienes que vender con perdida sin poder esperar esos 3 meses.

  4. Si compras tienes EUR 1,600 y te compras 1000 SAB y el precio sigue cayendo puedes decir: ja, ya regresara en 3 meses! Y esperar. No pierdes hasta que no vendes.

    Pues eso es lo que yo haría. ¿Para qué trabajar con margen pidiendo dinero al bróker?
    Lo que sucede es que la gente quiere hacerse rica en dos días y es ahí cuando vienen los suicidios. jaja
    Paciencia china y conquistarás el mundo.
    Pero repito: esa no es mi esfera. Mi trabajo nada tiene que ver con eso a pesar de que [como empresa] cotizamos en bolsa.

  5. Tambien podria hacerse algo con opciones pero es aun mas complicado y para empezar tendria que ver si a los precios de SAB la cosa me da negocio.

    Pues, KB, hay algo que esta omitido en la explicacion anterior. Comprar y vender acciones cuesta, tienes que pagarle comision a tu broker. Estas comisiones en mi caso son de $10 cada vez que compras o vendes, eso hasta cierto numero de acciones donde la cosa se incrementa. Ese numerito no se pone en el ejemplo para que quede mas claro pero es importante.

    En el caso de SAB fijate que la accion no vale mucho, solo EUR 1.6. Si comprar y vender las 1000 del ejemplo te va a costar un total de EUR 20 de comision, y si recuerdas que una ganacia de 5% (nada mal) son solo 80 eurillos, pues quizas no vale la pena.

    En el caso de las opciones, con mi broker solo me daria negocio si le meto un burujon de dinero. Un call de SAB vale solo 0.05 y un contrato (100 calls) serian $5 pero con $1 de comision! Asi que tendria que sacarle mas del 20% a la jugada para empezar a ganar alto. Mi broker es una repinga pero en general las opciones contra acciones que valgan menos de $100 cada una no valen la pena.

  6. ¿Usas algunos de los bróker conocidos para tus operaciones, digamos Ameritrade, Fidelity, Merill Edge y similares?

  7. Vice dijo:

    Pues eso es lo que yo haría. ¿Para qué trabajar con margen pidiendo dinero al bróker?
    __________

    Yo tampoco le pediria, en este caso. Al broker se le pide cuando uno tiene algo SEGURO en la mano. Y no es para hacerse rico sino porque las cosas seguras dan poquisimo asi que se necesita de algun tipo de palanca (margen u opciones) para que den algo que valga la pena.

    Vice, hacer 2% en un dia esta genial. Y hacer 6% en 15 tambien. Pero hacer 2% en un anno sucks, y 6%… pues tambien en este momento en particular en que el mercado americano sube y sube y sube establemente. Esta en eso desde el fonde del 2008. Por que dejaria yo de ganar 10%, 20% o mas en el SP500 para apostarle al IBEX?

    Como especulacioncilla a corto plazo, pues muy bien. A mediano y largo plazo hay cosas mejores a la mano de todos.

  8. A ver si entiendo: tú prefieres operar al corto plazo. ¿Es correcto lo que digo? ¿O también te gusta el mediano y largo plazos?

  9. No, no, para nada. Yo a veces arriesgo algun dinerito en algo a corto plazo para entretenerme y aprender. Pero la abrumadora mayoria de los huevos estan debidamente diversificados ni siquiera en acciones de empresas sino en indices: gran parte del dinero esta apostado al SP500 en su conjunto, una fraccion menor a Europa y Asia, otra aun menor a paises emergentes (Rusia, Brasil) y una infima a Canada. 😀

  10. Pues yo siento pavor de esas operaciones. De hecho, las temo como el diablo a la cruz. Sin embargo, y no sé por qué, la jodida gente me pregunta de vez en cuando acerca de meter dinero en especulaciones financieras.

  11. Todas esas cosas estan ahi y cuando se tocan es solo para rebalancear el porfolio. De hecho mientras menos las toco, mas prosperan. Esto es lo que se llama ser un couch potato investor. Armas tu portafolio y te vas a TLP a hablar mierda como si fueras Buffet. Al regreso, eres rico. Ese es la idea. 😛

  12. Yo he hecho algunas exitosas, otras muy exitosas y en otras me he quemado como un imbecil por hacerme el listo. Pero en todos los casos he quedado satisfecho porque no he arriesgado nada importante. Eso no se hace. Nunca sere ricacho pero nunca quedare en la calle tampoco.

    Pero no hay que temer si no arriegas lo indebido y y si recuerdas que SEA la que SEA la pregunta que te hagas sobre el mercado tienes que poder responderla de esta manera:

    – No lo se
    – No me importa

    😉

  13. A mi me gusta ir al seguro, Atravesao. Lo mío no es la especulación. Me gusta la economía real, analizar mercados, etc.
    Sin embargo, casi cada mañana le tiro un ojo a ese mundo. Qué remedio. 😦

  14. Por eso me parece que el trade con SAB estaria bien. Sabemos lo que va a pasar con Sabadell y/o Catalunya mannana? No lo sabemos pero si hacemos las cosas bien tampoco nos importa. Y es un deber sagrado aprovecharse de la estupidez ajena. 😛

  15. Pensar que puedes no invertir es una ilusion. Si no lo haces tu mismo, otros lo hacen por ti. Si quieres hablamos de eso otro dia. Pero debo dejar esta entretenida conversacion que tengo que ir a hacer algunas cosas. Saludos!

  16. No puedo verlo, no entiendo un el Catalan, o el asento… eso no es español, en este blog habemos quienes entendemos ingles, y español, pero salvo tu, Gonzo, nadie entiende catalan.

  17. Disculpas Evelio, es muy reciente y no ha salido aún traducido al español o inglés.

    Mira, este otro es de un periodista español muy destacado. El video es de hace 5 o seis años, pero resulta curioso.

  18. Para eso has emigrado, soquete, para llenarte la panza y repetir discursos ajenos. Da pena que seas tan ignorante.

    ~~~~~~~

    Mira que eres infeliz, no hablas mas tonterias porque no eres mas viejo.

  19. Todavía queda cordura en Cataluña. Por suerte.
    Este artículo es tomado de http://www.elperiodico.cat/ , originalmente escrito en catalán. Usé el traductor de Google y la verdad es que se puede leer perfectamente. El enlace al art. original es este: http://www.elperiodico.cat/ca/politica/20171004/referendum-eleccions-editorial-elperiodico-6332661

    Para Cataluña, elecciones
    El bloque independentista ha comprobado el 1-O los límites de una unilateralidad que le resta cualquier legitimidad

    JUAN IGNACIO MAZZONI
    La estabilidad y la convivencia de Cataluña están hoy seriamente amenazadas. Este conflicto, que tuvo el 1-O su expresión más brutal, parece que vierta irremisiblemente a una declaración unilateral de independencia (DUI), sin amparo legal ni legitimidad democrática, ya la liquidación total o parcial de la autonomía catalana , de efectos imprevisibles. No toca resignarse ante la creciente tensión social y política; urge buscar alternativas respetuosas con la ley y la voluntad de los catalanes. Sólo unas inmediatas elecciones pueden evitar la catástrofe, salvaguardar el autogobierno y verificar el verdadero apoyo social del independentismo.

    No es fácil proponer soluciones ante la grave situación que sufre Cataluña cuando no lo han hecho los que deberían hacerlo, abocándonos entre excesos y omisiones en el callejón sin salida en el que estamos. La irresponsable contraposición independentista entre legalidad y legitimidad apenas deja espacio por donde transitar. Como recordaba ayer el Círculo de Economía, el momento exige liderazgo e iniciativa política. El líder que dice ser Carles Puigdemont no lo es desde el momento que se limita a esconderse tras las movilizaciones ciudadanas, que expresan un deseo respetable pero que deben encontrar vías de expresión que no violenten las reglas compartidas ni generen en la mitad de la sociedad catalana el agravio que ahora alega la otra mitad. La declaración unilateral de independencia (DUI) es simplemente una concesión a la propia afición, dar cuerda a los más convencidos sin reparar en las consecuencias para la convivencia y para el propio autogobierno catalán. El independentismo errará si dilapida el crédito acumulado -sea poco o mucho- gracias a su tenacidad y civismo reincidiendo en el unilateralismo. Este ya ha demostrado sus límites en el conato de referéndum del 1-O y se harían aún más palmarios si el propósito fuera crear un Estado, como ha señalado acertadamente el ex consejero Andreu Mas-Colell.

    PUIGDEMONT DEBE SENTIR las voces de su propio partido, de sectores de Izquierda y de las entidades soberanistas que le piden que supedite cualquier paso en su camino hacia la independencia a una celebración previa de elecciones, convocadas bajo la legalidad española vigente y no bajo la suspendida por el Tribunal Constitucional. Asimismo, el independentismo debe volver al tablero del Estado de derecho y comprometerse a proteger los derechos de los catalanes, de todos, ya respetar los estándares democráticos de España y del resto de la UE. Nadie puede pretender que Puigdemont abdique de sus principios; sólo que los defienda con respecto a la ley y atendiendo a la voluntad popular expresada en unas urnas menos épicas que las del 1-O, pero plenamente legítimas.

    EL GOBIERNO DE RAJOY, lógicamente, no podría detener los procedimientos abiertos en los tribunales debido a que se celebraran elecciones. Pero sí podría, sin poner en peligro el orden constitucional, modular las iniciativas que son de su directa competencia: el desarrollo de la fiscalía en los diversos sumarios abiertos, el extremo control de las finanzas de la Generalidad o el aplazamiento de medidas excepcionales como la aplicación del artículo 155, siempre que el bloque independentista no haga nuevos saltos al vacío. Igualmente, unas elecciones ordinarias permitirían al Gobierno del PP practicar en Cataluña la política que ha resignado en los últimos seis años y que ahora le reclaman, de manera prudente y educada pero también unánime, sus socios de la UE. ¿Por qué no pensar en la posibilidad de una oferta compartida en el programa electoral de los partidos que en el Congreso han colaborado en el freno al desafío catalán? Si, paralelamente, los partidos soberanistas hicieran lo mismo en sus programas, los ciudadanos podrían indicarles a unos y otros el camino a seguir al día siguiente de las elecciones, y ellos podrían negociar una síntesis que no necesitaría ni tan sólo los inciertos intentos de mediación que proliferan en estos días cruciales. Se trataría de reconocerse recíprocamente la legitimidad de cada uno, en el entorno de una legalidad compartida hasta hace un mes. los ciudadanos podrían indicarles a unos y otros el camino a seguir al día siguiente de las elecciones, y ellos podrían negociar una síntesis que no necesitaría ni siquiera los inciertos intentos de mediación que proliferan en estos días cruciales. Se trataría de reconocerse recíprocamente la legitimidad de cada uno, en el entorno de una legalidad compartida hasta hace un mes. los ciudadanos podrían indicarles a unos y otros el camino a seguir al día siguiente de las elecciones, y ellos podrían negociar una síntesis que no necesitaría ni siquiera los inciertos intentos de mediación que proliferan en estos días cruciales. Se trataría de reconocerse recíprocamente la legitimidad de cada uno, en el entorno de una legalidad compartida hasta hace un mes.

    LA CONSTITUCIÓN ha sido un fructífero marco de convivencia desde 1978. No conviene abandonarlo antes de tener un sustituto que disfrute, como mínimo, los mismos apoyos que tenía hasta hace siete años, cuando las formas, no sólo pero sí fundamentalmente, se perdieron a ojos de algunos en la sentencia contra el Estatuto. Aquel trayecto será largo y complejo, no permite unilateralitats ni excesos, pero es el único transitable. Vale la pena recorrerlo si la política asume como valor supremo la convivencia, que debe ser estimulada y promovida desde las instituciones. Las imágenes de los últimos días en el Parlamento, en los colegios electorales, en los balcones de las casas o ante los cuerpos policiales no deben repetirse.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s