Sobre cubanos y españoles y otros cuentos de mi abuela.

Mas de 100 .000 cubanos esperan la nacionalidad española

Mas de 100 .000 cubanos esperan la nacionalidad española

La historia de España (y cuando digo España incluyo a Cuba) ha sido manipulada por conveniencias políticas de uno y otro lado del Atlántico. El tema de la nacionalidad no es una excepción.

Así lo descubren alucinados cada día nuestros compatriotas que acuden esperanzados al consulado español para reclamar los derechos que les corresponden según la ley. ¿Qué encuentran allí, además del desdén y la desidia de los funcionarios consulares? La lista es larga: trabas legales, exigencias no establecidas… En fin, todo lo que puede concebir una administración para retrasar, alargar, complicar y entorpecer los trámites que ella misma inventara hace algunos años.

¿Por qué ocurre todo esto? La respuesta es muy sencilla: España no quiere más españoles que los que ya tiene. Sin embargo, a pesar de ese deseo legítimo de un Estado soberano como es aqueste reyno, los cubanos tienen derecho a reclamar la nacionalidad de sus abuelos, según lo establecen las disposiciones legales creadas por el gobierno del socialista Zapatero en 2007. Más aún, ¡TODOS los cubanos pueden, según la reforma del Registro civil de 2002 todavía vigente, reclamar la nacionalidad española!
En efecto, esa reforma estipula que: “los hijos de padre o madre español de origen y nacido en España” tienen ese derecho.

No es un secreto para nadie que entes de 1898 Cuba era una provincia española, es decir España; en consecuencia, los descendientes de aquellos españoles, incluyendo a los negros, calificarían para este trámite.

No se trata de una broma. Esa posibilidad aunque ignorada, está escrita en el Código Civil español. Lo que se trata ahora es de hacerla la valer. Y aquí es donde las cosas se complican o se aclaran, según se mire. En efecto, el profesor de derecho Viñals Farré explica en uno de sus trabajos que el Tribunal Supremo, Sala de lo Contencioso Administrativo, en la Sentencia de 7 de noviembre de 1999, decidió que Cuba NO era España sino un Territorio español.

En efecto, los naturales de los territorios españoles no eran ciudadanos, sino algo así como protegidos de la Corona. Para ser españoles de verdad tenían que ejercer el derecho de “opción” a su mayoría de edad. El problema es que esta doctrina fue elaborada para regular el acceso a la nacionalidad de saharauis y guineanos, que eran oriundos de posesiones españolas en el siglo XX y no para los cubanos que fueron españoles de pleno derecho desde el 25 de noviembre de 1897, fecha en que se instauró en la isla de Cuba un gobierno autonomista.

El Tribunal supremo lo ignora (o lo pretende) pero aquel gobierno, antes de organizar elecciones libres para elegir a los diputados del parlamento insular, hizo ciudadanos españoles a todos los habitantes de la isla, aplicando las disposiciones escritas el 17 de octubre por el presidente del español de la época, Segismundo Moret .

Todo esto significa que la doctrina del Tribunal supremo no es válida para el caso de los cubanos nacidos antes de 1902 que sí eran “españoles y nacidos en España”, como lo especifica claramente el Código Civil vigente. La consecuencia de esta afirmación es evidente: los descendientes de aquellos españoles, es decir, prácticamente toda Cuba, tienen derecho a la nacionalidad española. No solamente son estas las únicas consideraciones legales que se pueden avanzar en este sentido. En un reciente artículo titulado ¿Por qué siguen siendo españoles los cubanos? dábamos a conocer otros argumentos incuestionables. En consecuencia, invitamos a nuestros compatriotas que así lo deseen, a dirigirse al consulado de España en La Habana para hacer valer sus derechos.

por Ferrán Núñez

—————————————
1-Gobierno de España, « Memoria Histórica. index [Ley] ».
2- « Ley 36/2002, de 8 de octubre, de modificación del Código Civil en materia de nacionalidad. »
3- Farré, « Evolución del derecho de nacionalidad ».
4-Instrucciones del Ministro de Ultramar Segismundo Moret al Capitán General de la Isla de Cuba, 17 de Octubre de 1897, Andrés, « Entre la espada y la pared. El régimen autonómico cubano, 1897-1898 ».

Citas y referencias

– Andrés, Agustín Sánchez. « Entre la espada y la pared. El régimen autonómico cubano, 1897-1898 ». Revista Mexicana del Caribe, 2003. http://www.redalyc.org/resumen.oa?id=12801601.
– DGRN. Resolución DGRN del 5 de octubre de 2010. Vol. 1032, s. d.
– Farré, Ramón Viñas. « Evolución del derecho de nacionalidad en España: Continuidad y cambios más importantes ». Cursos de Derecho Internacional y Relaciones Internacionales de Vitoria-Gasteiz, 2009. http://s548464915.web-inicial.es/app/download/17547611/Derecho+de+Nacionalidad+en+Espa%C3%B1a.pdf.
– Gobierno de España. « Memoria Histórica. index [Ley] ». Oficial. Memoria histórica. Consulté le 7 novembre 2014. http://www.memoriahistorica.gob.es/LaLey/index.htm.
– « Ley 36/2002, de 8 de octubre, de modificación del Código Civil en materia de nacionalidad. » Consulté le 12 février 2015. http://noticias.juridicas.com/base_datos/Privado/l36-2002.html#I3.
– Núñez, Ferrán. « ¿Por qué siguen siendo españoles los cubanos? ». Emilio Ichikawa, 22 septembre 2013. http://eichikawa.com/2013/09/por-que-siguen-siendo-espanoles-los-cubanos.html.

, ,

19 comentarios

Raúl Castro juega a los dos bandos

Maduro afirma que los yanquis no pisarán Venezuela. Mientras, Raúl Castro les tirará la alfombra roja de bienvenida, dándole de baja al Socialismo del Siglo XXI. Ay, Maduro, cuando de capitales se trata, ni los compromisos políticos, ni las ideologías valen nada

Por: Miriam Celaya

LA HABANA, Cuba. — La reciente declaración, por parte del gobierno estadounidense, acerca de que Venezuela constituye una amenaza para la seguridad nacional de EE UU, así como la imposición de sanciones a siete funcionarios del gobierno de ese país suramericano –seis de los cuales son militares–, le han ofrecido al  inquilino del Palacio de Miraflores la ocasión idónea para acudir a la Asamblea Nacional a solicitar una Ley Habilitante que le permitirá “defender a la Patria ante cualquier agresión imperial”. Y, por supuesto, la ha obtenido, pese a que desde el norte no se ha desplegado ninguna maniobra que justifique tanto toque a degüello. La temida embestida imperial se ha limitado por ahora a la congelación de los activos y bienes de los susodichos funcionarios “del pueblo” en territorio y bancos estadounidenses (¡¿?!) y la prohibición de su entrada a ese país.

Obviamente, todo indica que hasta el momento son algunas “botas venezolanas” las que han hollado el territorio “yanqui”, y no a la inversa. Aunque es justo reconocer que los seis militares y el funcionario civil afectados por la supuesta beligerancia del imperio no acudían a EE UU para hacer la guerra, sino para poner a buen resguardo sus beneficios personales –fruto de las prebendas que les otorga el gobierno y váyase a saber de cuántos otros manejos turbios–, mientras sus compatriotas se empobrecen cada día más.

Las trompetas del comisario Nicolás Maduro tocando a rebato han sacudido incluso al espectro agónico de Punto Cero, que gozoso de esta oportunidad –posiblemente la última que tenga– de librar otra guerra de mentiritas contra el enemigo imperialista, ha vuelto a salir de su habitual embotamiento para felicitar al Necio por su “brillante y valiente discurso frente a los brutales planes del Gobierno de Estados Unidos”.

El magno orate insular

Es de imaginar que el Magno Orate insular ya habrá hecho colgar en alguna pared de su encierro un mapa de Venezuela, y lo habrá acribillado de coloridas tachuelas en aquellos puntos donde, a su (nulo) juicio, deberán desembarcar los marines para invadir la “patria de Bolívar”. ¡Y aún sus detractores dicen que el señor F no tiene sentido del humor!

Por su parte, el “gobierno revolucionario” de Cuba publicó una declaración contra este acto injerencista de “las autoridades gubernamentales y del Congreso estadounidense”, que atenta contra Latinoamérica y el Caribe, una “Zona de Paz”. Un mensaje dirigido a marcar una posición latinoamericanista de jure, mientras de facto proseguirán las negociaciones de Castro II y su cohorte con ese Gigante de las Siete Leguas, a fin de cuentas el as más tangible de la baraja verde olivo. La situación se presenta confusa, como siempre que se juega a dos bandos, pero si se mira bien, encierra cierta retorcida lógica: más que “ganar”, se trata de no perder demasiado de la pose latinoamericanista, sin arriesgar mucho las ganancias que se esperan de la reconciliación con Tío Sam.

No obstante, esta nueva escalada de confrontación norte-sur en un momento en que muchos gobiernos latinoamericanos están enfrentando situaciones internas muy complejas, son un adelanto de lo controversial que resultará la ya cercana Cumbre de las Américas, en la que se presentará –además– un escenario inédito al estar invitados tanto el gobierno cubano como la sociedad civil independiente. Por primera vez la disidencia de la Isla estará representada en un cónclave del Hemisferio, un sapo que –mal que le guste– tendrá que tragar la dictadura.

Las mermas del sistema

Todo indica que la histeria guerrerista  mediática busca crear un clima antiimperialista de cara a la Cumbre. No por casualidad las protagonistas de la supuesta invasión estadounidense a Venezuela son estas dos aberraciones conocidas como revoluciones, la cubana y la bolivariana, a las que resultaría incómoda una agenda que –entre otros puntos– pondrá sobre el tapete las constantes violaciones a los derechos humanos al interior de Cuba y Venezuela. Los sátrapas y sus corifeos están cerrando filas y preparando las trincheras para la batalla que se avecina. Nada tan propicio a las dictaduras y a los resabios nacionalistas como los vientos de guerra. La estrategia predecible será “Latinoamérica contra el Imperio y sus aliados mercenarios y traidores”. O, en caso necesario, siempre les quedaría el recurso final de no asistir a la asamblea, so pretexto de hostilidad e injerencia imperialista contra la soberanía de nuestros pueblos.

Ahora bien, si el comisario Nicolás se ha lanzado a esta bravata guerrerista por consejo del régimen cubano, más le valdría pensarlo dos veces. A fin de cuentas, mientras el petróleo en los últimos tiempos ha estado cayendo en picada, el dólar ha estado subiendo… Mientras  Castro II ha estado negociando a escondidas con el adversario común. Antes o después, Maduro quedará solo en esa contienda, porque cuando de capitales se trata, ni los más rancios nacionalismos, ni los compromisos políticos, ni las ideologías se sostienen muy firmes, aunque el catecismo impartido en las aulas de la Escuela Superior del Partido Comunista predique lo contrario.

A estas horas ya la cúpula verde olivo –en su graciosa transmutación a empresariado capitalista– habrá echado sus cuentas sobre quién vale más como aliado a largo plazo, y quizás sus amanuenses hayan archivado alsocialismo del siglo XXI en la larga lista de mermas del sistema. Así, mientras Maduro afirma que los yanquis no pisarán Venezuela, el General-Presidente cubano, con más prisa que pausa, les tirará la alfombra roja y les dará la bienvenida.

45 comentarios

Si me intentas frenar !Me voy a otro lado!

03-Inversión-extranjera-directa-

Luego del bienvenido reinicio de las relaciones entre cuba y USA, se esta pasando gradualmente de la fase inicial de euforia, de expectativas, etc., hacia la fase de la evaluación de los pro y los contra de tal reinicio.

Y esta evaluación las realizan por igual las dos partes.

Por parte del gobierno de la isla se disfruta plenamente de esta bocanada fresca de aire y de un nuevo impulso a la fidelidad del pueblo en la desgastada confianza hacia sus históricos lideres.

Por tal razón el gobierno ya anuncia su próximo congreso del PCC, en donde se analizará el alcance de las medidas tomadas por dicho gobierno, así como la futura estrategia encaminada a seguir con la sartén por el mango.

A decir verdad no tienen prisa, sobre todo luego de su victoreada dosis de oxigeno “Made in USA”. Que la isla se rompa en pedazos no es su prioridad.

Por la parte de USA se realizan pasos para poner a funcionar la embajada, aun en contra de todas las fuerzas que se oponen a ello.

Donde si se ha notado una reculada es en los potenciales inversionistas en cuba. Y en aquellos que pensaron salir corriendo a comprar propiedades, hacer negocios, generar capital y dinero a costa de un mercado virgen.

Y es que no podía ser de otro modo.

La apertura de la isla hacia USA es solo cuestión de marketing, no es honesta , ni se busca en realidad el progreso del pueblo cubano, de ahí que los empresarios yanquis se afilaron sus dientes, pero olvidaron que en cuba solo hay un bando que corta y reparte el bacalao.

Por lo tanto se ha iniciado el predecible frenado a los que pretendían aprovechar esta nueva oportunidad de mercado.

El problema con eso es que a la hora del billete, al que intentes frenar se desviará para otro lado.

 

Gracias

Raudelis

, ,

190 comentarios

Todo sobre la mesa.

Pienso que los disidentes cubanos hacen lo que pueden hacer y no lo que deberían hacer. Pero para no ser mal interpretado lo diré de otra forma, hacen lo que les está permitido por la dictadura, no lo que podría ir al traste de esta. Y como lo permitido es poco, por la propia naturaleza del régimen, justifican su escaso trabajo en esas propias limitaciones oficiales. El pez que se muerde la cola.

Pero aún así, aparecen grandes contradicciones. Anotaré dos secciones diferenciadas, una dedicada al supuesto ambiente en que los disidentes viven y desarrollan su actividad, según sus propias denuncias y de lo que se lee al respecto. Una segunda sección dedicada a exponer las cosas que pueden hacer y que no son directamente reprimidas por la dictadura. Si el lector lo desea puede agregar elementos en cualquiera de las dos secciones para que ayude a profundizar en el debate.

Sección A: De lo relativo a las limitaciones de la oposición para su trabajo:

A1) El gobierno cubano es una dictadura totalitaria, stalinista que no permite la oposición, ni la libertad de expresión, ni la creación de partidos políticos. Sólo es comparable al régimen de Corea del Norte o a lo que se vivía antes en China, Rusia, VietNam y Cambodia.

A2) Los disidentes son fuertemente reprimidos, perseguidos, encarcelados. Sus grupos son infiltrados por la Seguridad del Estado que provoca guerras internas, delaciones y desunión.

A3) Los disidentes no pueden acercarse a las masas ni influir en ellas. Tampoco les está permitido usar los medios de comunicación masiva. El Internet no les sirve porque las masas no disponen de esa herramienta y porque es muy caro.

A4) La dictadura les echa de sus puestos de trabajo y no permite tampoco que sean subsidiados por entidades extranjeras. Les aplican mítines de repudio y distintos métodos de represión social. Son encarcelados por cualquier actividad no autorizada por el gobierno y condenados a largas penas de cárcel.

A5) En la Cuba actual es león contra mono, y el mono amarrao. Los disidentes cubanos son pacíficos y mira la forma en que los reprimen. (comentario del Vice). Y sigue este colaborador: “una férrea dictadura monopartidista que encarceló (con penas de hasta 28 abriles) a 75 opositores en la primavera de 2003, algunos de ellos por tener una máquina de escribir y un pliego de papel, y donde todavía hoy están estigmatizados y satanizados hasta por la prensa oficial y los personeros del régimen.”

A6) Los tienen, son los representantes del PCC, de la UJC, la CTC, la FMC, y hasta los CDR.. todo ello conforma el gobierno de Cuba y el aparato de poder que según ellos representa a todo el pueblo. Los disidentes continuan siendo ilegales.. lo único que les queda es la inmolación. (comentario de Cubiche)

A7) La situación en Cuba es mas comparable con la de la URSS, China, Cambodia, y VietNam, con comunismos generados por la propia población. Es en estos países donde hay que ver que hace , no hace y que puede o no puede hacer la disidencia. (comentario de Abel)

Estos primeros siete puntos (pueden ustedes agregar más) muestran una visión de la situación en que vive y trabaja la disidencia cubana de hoy. Veamos ahora otra visión.

Sección B: De lo relativo a las cosas que realmente hace la disidencia en Cuba.

B1) Forman partidos, grupos políticos, asociaciones civiles y lo dan a conocer de inmediato al mundo. Son cientos en estos momentos. Ninguno tiene carácter clandestino. Cada grupo tiene sus propios líderes o representantes que de forma invariable establecen su carácter de opositor al gobierno.

B2) Muchos de estos disidentes salen al extranjero, ofrecen conferencias, hacen denuncias contra la dictadura, se reúnen con presidentes y funcionarios de otros países (incluso enemigos), cobran premios y regresan a la isla.

B3) Algunas asociaciones hacen manifestaciones periódicas en calles y parques de las ciudades. Se visitan embajadas y se realizan conversaciones con políticos extranjeros que muestren interés en oírlos. Se reciben remesas (a modo de salario) de instituciones extranjeras.

B4) A diario se publican artículos de la oposición en internet y en otros medios de la red. Algunos disponen incluso de blog propios o de portales donde expresar a la opinión pública internacional sus denuncias y sus demandas.

B5) Los principales disidentes y sus grupos se reúnen de forma periódica para debatir sus ideas y establecer sus líneas de trabajo. Como carecen de locales propios estas actividades se realizan en casas o inmuebles de su propiedad.

B6) La principal demanda que todos los grupos exigen al gobierno es el cambio de sistema político. Algo así como que un loco exigiera a los EEUU un cambio del sistema democrático por el comunismo. Y por supuesto se enfadan porque el gobierno no oye sus reclamos, como tampoco oirían al loco en EEUU.

B7) A los disidentes que condenan con hasta 28 abriles, les suspenden la pena a los pocos años y les negocian sus viajes al extranjero, si es que lo desean.

Dos visiones diferentes. Creo que la primera sección se ajustaría más a lo de Cambodia o Corea, aunque de una forma más light. Pero lo que se dice y es igualmente cierto en la segunda sección nada tiene que ver con la realidad de esos países. ¿O será que he exagerado en los acápites de cada sección? ¿En cual?.

Cuando se habla tan libremente de la represión que existe en contra de la disidencia y que es la razón de su mal trabajo, deberían tenerse en cuenta estas dos visiones diferentes de esa realidad. Porque si alguno dice que la primera sección es verdadera, debería demostrar que la segunda no lo es. Muchas gracias.

Sr. González

España

, ,

196 comentarios

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.