¿Quién ganará y quién no?

Por: Roberto Àlvarez Quiñones

Tomado de: http://www.diariodecuba.com

Este proceso empuja a Cuba hacia una versión raulista y modificada del modelo chino.

Con solo la intención de querer normalizar las relaciones con los hermanos Castro,  el presidente Barack Obama  ha puesto a Cuba de moda y todos quieren ir a La Habana para “estar en onda”.

Sin embargo, casi nadie se pregunta  quiénes realmente ganarán y quienes recibirán tan poco que al final  podría decirse que saldrán perdiendo. Al parecer, en este andar hacia el deshielo bilateral La Habana y Washington se basan en la filosofía del poeta español Ramón de Campoamor: “todo es según el color del cristal con que se mira”.

Y me sorprende que no se mencione que falta un tercer prisma, y no color de rosa como el que usan los gobiernos citados. Es el del pueblo de Cuba, que siendo el protagonista principal ha sido ignorado por  los Castro y que en esa “nueva era” que se augura no va a ganar tanto como muchos creen.

Haciendo trizas la dignidad nacional, de la que tanto habla, el régimen está dispuesto a llegar a un arreglo con  una superpotencia extranjera pero no a dialogar y entenderse con los cubanos del patio. Así vende, ahora con más éxito que nunca, la idea de que el problema de Cuba es el “bloqueo” y el diferendo con EEUU, y no la dictadura comunista.

La propia Administración Obama, aunque diga lo contrario, no ha tenido en cuenta que en estas negociaciones tiene que haber tres factores y no dos: 1) los intereses económicos y geopolíticos de EEUU, 2)  los de la dictadura castrista, 3) y los de los cubanos de a pie.

Los objetivos 1 y 2 encajan bastante bien entre sí, pero no mucho con el 3. Y en dependencia de si se benefician o no los cubanos es que la normalización será positiva o no.

Prisma  de Washington

En EEUU los empresarios ven el deshielo como una formidable oportunidad para hacer negocios en un país que, devastado por el sistema comunista, no tienen nada y necesitan de todo. Los estadounidenses en general lo desean, pues les abriría un singular destino turístico que estuvo cerrado mucho tiempo y está a 40 minutos en avión.

Para Obama representa pasar a la historia como el presidente de EEUU que puso fin al   enfrentamiento bilateral, que politólogos y académicos consideran un rezago de la Guerra Fría,  aunque no es cierto, pues comenzó en 1959 con las confiscaciones de las propiedades estadounidenses en suelo cubano.

Como importante efecto colateral el mandatario  y  sus asesores esperan que al “amigarse” con los Castro las relaciones con el resto de América Latina van a mejorar, con lo cual ha de extinguirse, o disminuir al mínimo, la hostilidad de los gobiernos izquierdistas de la región contra EEUU. Craso error.

En cuanto a derechos humanos, la tesis de Obama es que en vez de exigir que estos se respeten  lo mejor es acercarse a Raúl Castro y su equipo, concederles estímulos económicos, y dejar que sea la comunidad internacional la que le exija luego que concedan las libertades ahora inexistentes.

¿Empoderar a quién?

Aún no hay evidencias suficientes de que la elite castrista quiera realmente tener relaciones amistosas con Washington, sino que se levante el embargo, recibir créditos, muchos turistas “yanquis” e inversiones de capital. Si lo logra, comenzará a poner piedras en el camino y a dilatar las conversaciones para  la normalización total de las relaciones.

El dictador ha dicho que no habrá cambios políticos.  Es cierto, para ello haría falta un relevo radicalmente nuevo y desideologizado del actual liderazgo castrista, algo que no se atisba en el horizonte. En todos los países excomunistas los cambios estuvieron a cargo de nuevos dirigentes.

En cuanto al ámbito económico, es una ilusión creer que las compañías y los bancos estadounidenses podrán “empoderar a los emprendedores” y fomentar un pujante sector privado. En Cuba el Estado tiene el monopolio absoluto y enfermizo de toda la actividad industrial, comercial, bancaria y hasta la agrícola, pues los campesinos están obligados a vender a empresas estatales de acopio casi todo lo que producen.

Además, la Ley de Inversión Extranjera impide que los cubanos residentes en el país puedan invertir. Y si reciben financiamiento extranjero  tampoco pueden porque lo prohíbe el Partido Comunista (PCC), que establece: “No se permitirá la concentración de la propiedad en personas jurídicas (negocios privados) o naturales (individuos)”. Es decir, no hay cómo crear capital  privado. Por ejemplo, el dueño de una paladar no puede crecer porque solo le permiten tener 50 sillas como máximo.

Los cuentapropistas no pueden exportar o importar nada, ni negociar directamente con nadie. Solo pueden relacionarse con las empresas del Estado y nunca con una empresa privada o mixta, y menos con extranjeros.

Alguien podría decir que con derogar esas restricciones los cuentapropistas podrían convertirse en capitalistas. Eso no va a suceder. Con los Castro en el poder es impensable la consigna de “enriquecerse es glorioso” con la que Deng Xiaoping inició las reformas luego de la muerte de Mao Tse Tung.

Hacer fortuna será privilegio de la elite militar castrista, que será la que negociará con los estadounidenses directamente. Ella será la ganadora neta y sí se va a “empoderar”.

Un cese del embargo consolidará la nueva burguesía cívico-militar —ya en gestación—, integrada por los familiares de los Castro, el generalato y jerarcas del Partido Comunista. Y acelerará el diseño del neocastrismo, cuya primera versión será presentada en el VII congreso del PCC, en abril de 2016.

Más palos que zanahorias

Otorgando el beneficio de la duda puede pensarse que como el castrismo no está preparado para quedarse sin el “enemigo” que hizo posible su discurso político-ideológico y fue el motivo para movilizar al “pueblo combatiente”, al producirse finalmente la invasión yanqui, pero de turistas y hombres de negocios, la situación podría desbordar al régimen y producirse cambios más profundos. Esa es la esperanza de los más optimistas. Pero parece muy poco probable.

Es cierto que los cubanos sentirán menos miedo. No será delito hablar bien del Gobierno “yanqui”. Y si se levanta el embargo ya el “imperio” no será el culpable de todo lo malo. Ello evidenciaría con más fuerza que nunca, de manera ineludible, que la pesadilla cubana solo puede tener fin con la salida de escena de los Castro y la gerontocracia “histórica”. También hay que contar con el uso creciente de teléfonos móviles y otros medios tecnológicos en la Isla.

Sin embargo, el control de la sociedad cubana que tiene el castrismo es algo nunca antes visto en Occidente. Es asombroso el control absoluto que ha logrado de la vida de cada ciudadano. Y no se vislumbra que eso se vaya a modificar, haya o no relaciones con EEUU.

Por el contrario, el autoritarismo castrista se está fortaleciendo. Sabedora de que es la vedette política del momento y que nadie, ni siquiera Washington, va a censurarla para no hacer ruido en las negociones en curso, la dictadura se siente impune y arrecia la represión contra los disidentes.

El deshielo Cuba-EEUU,  si se levantase el embargo, traerá una ligera mejoría económica para la gente, pero bajo la égida estatal. El Gobierno podrá recibir créditos, más dinero del turismo y de los eventuales negocios que hiciere con compañías extranjeras, y habrá más importaciones de alimentos, maquinarias, medicinas  y artículos de consumo.

Como conclusión, a mi modo de ver este proceso empuja a Cuba hacia una versión raulista y modificada del modelo chino: se mantendrá la represión política igual o peor que en China, pero no se permitirá que surja un millonario sector privado como el que ya genera el 70% del Producto Interno Bruto (PIB) de la segunda mayor economía mundial.

Los cubanos recibirán los mismos palos, pero menos zanahorias que los chinos. Y continuarán sin disfrutar las libertades a las que tienen derecho.

Ojalá me equivoque de plano y todo sea distinto.

61 comentarios

Avalancha de empresarios buscan negocios en Cuba

Iba a opinar sobre los últimos comentarios realizados en el blog relacionados con la inversión extranjera en Cuba, pero al ver que no hay un post a la vista me atrevo a colocarlo aquí.

Sobre este tema ya hemos debatido en multitudes de ocasiones en este foro pero la avalancha de empresarios que en busca de negocios visitan a Cuba nos incitan a retomarlo.

Las “reformitas” hechas en Cuba están a muchas millas de distancia de las realizadas por China donde el sistema económico es capitalista (propiedad privada) y el político es comunista (unipartidismo). En nuestro país el sistema económico sigue siendo, en su gran mayoría, de propiedad pública (o de los Castros como dice su población) por lo tanto y en mi opinión, China no es referencia para compararla con el caso Cuba.

No creo que sea muy atractivo para la inversión extranjera que más del 90 % de las empresas del país sean propiedad estatal, en su gran mayoría ineficientes, que cuentan con un absoluto control del gobierno y del partido comunista, con salarios a sus trabajadores que rozan la inmundicia.

Dentro de las reformas económica que ha realizado Raúl Castro no se concibe, como intención política, la privatización de las empresas estatales ni la cesión del mercado minorista a la inversión extranjera. Excepto la posible mano de obra “barata” y la posibilidad de estar establecido en Cuba para un futuro cambio real no veo atractivo ninguno para invertir.

Estoy en el bando de los escépticos, no creo que las cosas mejoren mucho en Cuba si el régimen no profundiza en las reformas económicas.

ErnestoRM

España

,

73 comentarios

¿Cómo no me voy a reír de esta OEA?

 

20090612164715-oea
Carlos Puebla tenia mucha razón cuando escribió la letra de su canción, y luego de la séptima cumbre de la OEA hay muchas razones para seguir riéndose de ella.

El primer motivo de risa es ver la intensidad con que algunos países latinoamericanos se dan gusto dándole palos al yanqui; al cual culpan de todos sus males mientras se inflan en aires de izquierdas, a pesar de que la historia les ha demostrado que dichas ideas sólo traen hambre, miseria y violencia a sus pueblos.

Veamos por ejemplo el caso de Venezuela, en donde ya el asunto raya en lo absurdo. Comenzando por la abismal crisis económica y social generada por la incompetencia de un pésimo presidente, que se dedica a proselitismo político y a campañas antiyanquis en lugar de dedicarse a estabilizar un país que se hunde en el caos.

Tener el descaro de presentarse ante el mundo a lanzar su verborrea demagógica es más que sobrado motivo para reírse de Maduro y de quienes lo aplauden.

Pero sin duda el sitial de honor en esta comparsa lo tiene la delegación cubana, encabezada por el General presidente.

Debo señalar aquí dos puntos. Uno de ellos a favor y otro en contra.
En primer lugar estoy muy satisfecho con la actitud conciliadora que esta mostrando el gobierno de la isla en su acercamiento con USA. También lo estoy con el lenguaje mesurado del presidente cubano, lo cual achaco más a factores de edad que a factores de liderazgo.

Este acercamiento traerá al pueblo momentos de esperanzas, de expectativas futuras y de una cierta mejoría en su nivel de vida. Algo que , evidentemente, retrasa el momento de su verdadero progreso, el cual se ha dilatado muchísimo luego de este acercamiento con USA por motivo de que en la isla están tocando tambores de victorias en lugar de efectuar los cambios que de verdad se necesitan y que podrían fructificar de modo excelente en la nueva coyuntura.

En lo que estoy en contra es en la manera en que se ha pretendido tergiversar la historia al presentar el discurso ante la OEA. ¿Acaso nos han tomado por tontos?
Empezando por cuestionar la ya gastada manía de hacer el cuento del tabaco en cada presentación internacional, pésimo legado del ex presidente FC, quien tenia que contar la historia desde que colon llego a América, en lugar de concentrarse en la era actual.

Raúl castro ha contado la historia de la buena Pipa como si nadie leyese de historia y mucho menos se tuviesen diversas versiones de lo narrado.
Pero en fin, por politiquería se justificaría tal gasto innecesario de tiempo de no ser porque el Sr. general presidente ha pretendido presentarse como el santo de la zona.

Veamos algunas frases de su intervención:

Cita a Marti cuando dice “fundar una República “con todos y para el bien de todos” que se propuso alcanzar “la dignidad plena del hombre”

Lo burlesco y risible del caso es que se cite una frase de Marti que han pisoteado por décadas. ¿Con que cara Raúl habla de una idea martiana que intenta crear una republica “con todos y para el bien de todos” cuando sabemos de sobra lo que ha pasado en cuba con todo aquel que ha pensado diferente a la idea oficial? ¡Con cuanta facilidad ha olvidado lo de la “Universidad solo para los revolucionarios”!

Y en cuanto a alcanzar la dignidad plena del hombre jejeje ¡General… solo usted ha considerado hombre digno al que ha compartido su propia ideología! ¡Seamos serios, por favor!

Pero prosigamos con otra frase:

“El 1ro. de enero de 1959, 60 años después de la entrada de los soldados norteamericanos en La Habana, triunfó la Revolución Cubana, y el Ejército Rebelde, comandado por el Comandante Fidel Castro Ruz, llegó a la capital, el mismo día, exactamente 60 años después”

¡No sabia que FC había entrado a la Habana el día 1 de enero, yo pensaba que habia sido el dia 6! Jejej Algunos dicen que fhabía 8, pero de 1ro de enero nada. Esta fue una artimaña temprana para restar importancia a la celebración del año nuevo.

Sigamos:

“Pero “la dictadura de los Castro los obligó”, igual que los obligó a votar por el socialismo con el 97,5% de la población.”

Jeje, recuerdo bien aquel día de la votación, tuvimos que asistir en masa y previo pase de lista. Si ir obligados significaba ir con una pistola en la cien, es verdad que nadie nos obligo a afirmar que el socialismo era eterno e intocable, algo que contradecía la dialéctica, la física moderna y el sentido común. ¡Pero igual firmamos! Ah, olvidé mencionar que el que no firmara, en realidad estaba firmando…¡Su anulación como ente social! Pero eso sin duda lo olvidó mencionar el general presidente debido quizás al escaso tiempo de la cumbre, jejeje.

“Los terroristas eran los que ponían los muertos“. ¿De dónde venía el terror entonces? ¿Quiénes lo provocaban?
Aquí hay que reírse ante tamaño olvido del envió de focos guerrilleros por todo el continente, razón por la cual cuba fue expulsada de la OEA. Ahora pretenden reescribir la historia y lo peor del caso es que hay muchos que se quieren creer esta nueva versión.

Veamos esta frase:

“Hasta hoy, el bloqueo económico, comercial y financiero se aplica en toda su intensidad contra la isla, provoca daños y carencias al pueblo y es el obstáculo esencial al desarrollo de nuestra economía.”
Aquí el general presidente olvida que se ha cansado de afirmar que el embargo es inútil, sin efectividad y que no ha logrado ningún objetivo. De paso desmiente al propio Obama cuando ha afirmado que el embargo no ha funcionado.

¡Sr. general presidente el mayor obstáculo al desarrollo de la economía cubana ha sido el modelo que ustedes han escogido y que usted ha ayudado a mantener! Y que aun se empeña en seguir manteniendo. Un modelo que de acuerdo con FC no les ha servido ni a ustedes mismos.

Por último, para no extenderme tanto, deseo analizar otra frase que me ha causado mucha risa, al ver la cara de palo tan dura:

“Creo que puedo ser de los que estamos aquí reunidos uno de los pocos que mejor conoce el proceso de Venezuela, no es porque estemos allí ni estemos influyendo allí y ellos nos cuenten todas las cosas a nosotros, lo sabemos porque están pasando por el mismo camino por el que pasamos nosotros y están sufriendo las mismas agresiones que sufrimos nosotros, o una parte de ellas”

¿Hay alguien que se atreva a tragarse el cuento de que cuba no ha ejercido la más descarada injerencia en los asuntos internos de Venezuela?

¿Hay alguna duda sobre que la miseria, el caos, el desastre económico y social de Venezuela se deba al intento de crear un modelo similar al fracasado modelo cubano?

¡A mi no me quedan dudas sobre eso!

En fin, para finalizar, repito que veo positivo que Cuba regrese al seno de las naciones del área, las cuales dicho sea de paso cumplen con los estatutos de la OEA, esperemos que Cuba los cumpla también a no ser que los quiera cambiar.

Veo también muy positivo el descongelamiento de las relaciones con USA, algo que dicho sea de paso, ya existe con todos los demás miembros de la OEA.

Por lo demás al ver la verborrea de Correa, las palabras de Ortega, las estupideces de Maduro y las tergiversaciones de Raúl, no me queda otro remedio que acordarme de Carlos Puebla y su canción, porque a decir verdad, mirando estos espectáculos ¿Cómo no me voy a reír de esta OEA?

Gracias,

Raudelis

 

, , ,

119 comentarios

Sobre cubanos y españoles y otros cuentos de mi abuela.

Mas de 100 .000 cubanos esperan la nacionalidad española

Mas de 100 .000 cubanos esperan la nacionalidad española

La historia de España (y cuando digo España incluyo a Cuba) ha sido manipulada por conveniencias políticas de uno y otro lado del Atlántico. El tema de la nacionalidad no es una excepción.

Así lo descubren alucinados cada día nuestros compatriotas que acuden esperanzados al consulado español para reclamar los derechos que les corresponden según la ley. ¿Qué encuentran allí, además del desdén y la desidia de los funcionarios consulares? La lista es larga: trabas legales, exigencias no establecidas… En fin, todo lo que puede concebir una administración para retrasar, alargar, complicar y entorpecer los trámites que ella misma inventara hace algunos años.

¿Por qué ocurre todo esto? La respuesta es muy sencilla: España no quiere más españoles que los que ya tiene. Sin embargo, a pesar de ese deseo legítimo de un Estado soberano como es aqueste reyno, los cubanos tienen derecho a reclamar la nacionalidad de sus abuelos, según lo establecen las disposiciones legales creadas por el gobierno del socialista Zapatero en 2007. Más aún, ¡TODOS los cubanos pueden, según la reforma del Registro civil de 2002 todavía vigente, reclamar la nacionalidad española!
En efecto, esa reforma estipula que: “los hijos de padre o madre español de origen y nacido en España” tienen ese derecho.

No es un secreto para nadie que entes de 1898 Cuba era una provincia española, es decir España; en consecuencia, los descendientes de aquellos españoles, incluyendo a los negros, calificarían para este trámite.

No se trata de una broma. Esa posibilidad aunque ignorada, está escrita en el Código Civil español. Lo que se trata ahora es de hacerla la valer. Y aquí es donde las cosas se complican o se aclaran, según se mire. En efecto, el profesor de derecho Viñals Farré explica en uno de sus trabajos que el Tribunal Supremo, Sala de lo Contencioso Administrativo, en la Sentencia de 7 de noviembre de 1999, decidió que Cuba NO era España sino un Territorio español.

En efecto, los naturales de los territorios españoles no eran ciudadanos, sino algo así como protegidos de la Corona. Para ser españoles de verdad tenían que ejercer el derecho de “opción” a su mayoría de edad. El problema es que esta doctrina fue elaborada para regular el acceso a la nacionalidad de saharauis y guineanos, que eran oriundos de posesiones españolas en el siglo XX y no para los cubanos que fueron españoles de pleno derecho desde el 25 de noviembre de 1897, fecha en que se instauró en la isla de Cuba un gobierno autonomista.

El Tribunal supremo lo ignora (o lo pretende) pero aquel gobierno, antes de organizar elecciones libres para elegir a los diputados del parlamento insular, hizo ciudadanos españoles a todos los habitantes de la isla, aplicando las disposiciones escritas el 17 de octubre por el presidente del español de la época, Segismundo Moret .

Todo esto significa que la doctrina del Tribunal supremo no es válida para el caso de los cubanos nacidos antes de 1902 que sí eran “españoles y nacidos en España”, como lo especifica claramente el Código Civil vigente. La consecuencia de esta afirmación es evidente: los descendientes de aquellos españoles, es decir, prácticamente toda Cuba, tienen derecho a la nacionalidad española. No solamente son estas las únicas consideraciones legales que se pueden avanzar en este sentido. En un reciente artículo titulado ¿Por qué siguen siendo españoles los cubanos? dábamos a conocer otros argumentos incuestionables. En consecuencia, invitamos a nuestros compatriotas que así lo deseen, a dirigirse al consulado de España en La Habana para hacer valer sus derechos.

por Ferrán Núñez

—————————————
1-Gobierno de España, « Memoria Histórica. index [Ley] ».
2- « Ley 36/2002, de 8 de octubre, de modificación del Código Civil en materia de nacionalidad. »
3- Farré, « Evolución del derecho de nacionalidad ».
4-Instrucciones del Ministro de Ultramar Segismundo Moret al Capitán General de la Isla de Cuba, 17 de Octubre de 1897, Andrés, « Entre la espada y la pared. El régimen autonómico cubano, 1897-1898 ».

Citas y referencias

– Andrés, Agustín Sánchez. « Entre la espada y la pared. El régimen autonómico cubano, 1897-1898 ». Revista Mexicana del Caribe, 2003. http://www.redalyc.org/resumen.oa?id=12801601.
– DGRN. Resolución DGRN del 5 de octubre de 2010. Vol. 1032, s. d.
– Farré, Ramón Viñas. « Evolución del derecho de nacionalidad en España: Continuidad y cambios más importantes ». Cursos de Derecho Internacional y Relaciones Internacionales de Vitoria-Gasteiz, 2009. http://s548464915.web-inicial.es/app/download/17547611/Derecho+de+Nacionalidad+en+Espa%C3%B1a.pdf.
– Gobierno de España. « Memoria Histórica. index [Ley] ». Oficial. Memoria histórica. Consulté le 7 novembre 2014. http://www.memoriahistorica.gob.es/LaLey/index.htm.
– « Ley 36/2002, de 8 de octubre, de modificación del Código Civil en materia de nacionalidad. » Consulté le 12 février 2015. http://noticias.juridicas.com/base_datos/Privado/l36-2002.html#I3.
– Núñez, Ferrán. « ¿Por qué siguen siendo españoles los cubanos? ». Emilio Ichikawa, 22 septembre 2013. http://eichikawa.com/2013/09/por-que-siguen-siendo-espanoles-los-cubanos.html.

, ,

68 comentarios

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.